Maduro y Milei en sintonía perfecta

Permitir la construcción de una base militar estadounidense en Argentina es lo mismo que permitir que las transnacionales petroleras de China y Estados Unidos ocupen el Esequibo para el saqueo de altas producciones de gas y petróleo.

Miremos esta analogía noticiosa;

El presidente de Argentina, Javier Milei, recibió en Ushuaia, a la Jefa del Comando Sur de EEUU, y concreta la construcción de una base militar en la puerta de la Antártida. Esto, bajo el pretexto de proteger la libertad y los intereses de la nación, debido a que la región se ha visto muy influenciada por la presencia de China.

"El mejor recurso para defender nuestra soberanía es reforzar nuestra alianza estratégica con EE.UU. y con todos los países que abrazan las causas de la libertad". Afirmó Milei

Nuestra alianza con Estados Unidos en estos primeros meses de gestión es una declaración de la Argentina para el mundo. Luego de décadas de pactos espurios, la Argentina ha decidido reinsertarse al concierto de las naciones y tomar el rol protagónico", afirmó Milei,

Para luego sentenciar: "Esta nueva doctrina nos permitirá la prosperidad económica de nuestro pueblo, requisito para garantizar la soberanía. Son dos asuntos que algunos gobiernos tratan como independientes, pero están relacionados. Solo las naciones prósperas pueden defender su soberanía; y solo las naciones con economías libres que cooperan entre sí, se vuelven prósperas".

De cara a la inercia gubernamental, los vecinos de la provincia se han organizado para oponerse a la presencia norteamericana. Así es como nació la 'Multisectorial NO a la base yanqui en Neuquén'.

En cuanto al Esequibo y las transnacionales petroleras:

Sostiene Rafael Ramírez: "La posición genuflexa del gobierno de maduro, su neglgencia en defensa de nuestra soberanía, favoreció la actuación de las transnacionales petroleras en el área, las cuales, sin problema alguno, han ocupado el territorio durante 11 años y realizaron una vasta campaña exploratoria de petróleo, con más de 49 perforaciones costa afuera, en aguas de El Esequibo, hasta descubrir reservas de más de 11 mil millones de barriles de petróleo en el campo Liza, ubicado en el bloque Stabroek. Estas operaciones petroleras tan grandes, no pasan desapercibidas por nadie.

A la fecha de hoy, en el Bloque Stabroek, la Exxon Mobil, la Amerada Hess y la CNOOC de China, producen 620 mil barriles día de petróleo y han proyectado que producirán 1,2 millones de barriles día de petróleo en 2027. EStas proyecciones no son "promesas" como las que hace el gobierno y PDVSA, sino que se basan en una planificación de proyectos que se cumple sin dificultades; ni siquiera la actuación de Venezuela ha sido un problema para las transnacionales

La relación de semejanza entre estos dos presidentes descansa en el entreguismo de la soberanía de ambos países, al imperialismo norteamericano.

La flojedad gubernamental de Maduro, desempeña una función negativa en la defensa del Esequibo; esto favorece a las transnacionales ocupar las regiones y explotar los recursos. Esto es así desde 2013, hasta nuestros días.

No hacer nada por detenerlo, es lo mismo que facilitar su despliegue; esa es la coincidencia perfecta de Milei y Maduro.

Relativo a Venezuela:

¿Qué, va a pasar en la Haya?

Que se puede esperar de organismos internacionales afines a Washington y a los europeos.

Ya no se puede dejar pasar el tiempo; si el pueblo no saca las castañas del fuego o sino se echa el trompo a la uña. Seguirán viendo, como las transnacionales se llevan sus recursos y los condenan a la miseria, teniendo tanto.

Vale la pena, detener el saqueo y renegociar la explotación. Entonces para qué sirvió el referendo. Para qué, sirven las fuerzas armadas, en relación con la soberanía.

Lo de Argentina es problema de ellos; pero se tratará posteriormente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 736 veces.



Memo Fernández


Visite el perfil de Memo Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Memo Fernández

Memo Fernández

Más artículos de este autor