Ojo: Nada más pernicioso que una "dictadura pendeja"

El Presidente Chávez comenzó a gobernar maniatado, con sus brazos amarrados, y además amordazado. Y como se salió muy ligeramente del carril estipulado para nuestros gobiernos desde Washington, se le dio la orden a la SIP de que comenzara la guerra por el mundo para tildarlo de tirano, mentiroso, ladrón, asesino, loco y sádico. La norma que han escogido para acabarlo es propalar que es un DÉSPOTA y un TIRANO, siendo en verdad la suprema víctima de cuantos inventos, falsedades, infundios y tramas se le han armado para derrocarlo. Aún así, sin pausa, se le sigue llamando TIRANO, mientras que a los golpistas y asesinos que atentan contra nuestra democracia se les recibe en los medios de comunicación y en Estados Unidos como héroes, demócratas, defensores de la libertad de expresión y dignos seres cuyos derechos son sofocados por uno de los “supremos dictadores del planeta”.

Pero resulta que al SUPREMO DICTADOR se le escapan los presos que han encabezado masacres y sangrientas marchas y que han robado horriblemente; se le vigila como a nadie en el mundo sus procesos electorales; contiene en sus instituciones los mayores contingentes del planeta de “nenas ultrajadas” y lloronas dentro de las llamadas universidades autónomas, en las federaciones de médicos, abogados y profesorales que viven conspirando para derrocarle; mantiene grandes centrales de holgazanes que se autodenominan sindicalistas, y la red más espantosas, las 24 horas de día, diciendo que el gobierno es una mierda, que nuestro presidente es hampón y coño de madre, y bueno…, así y todo no deja ni jamás dejará de ser, para la SIP, tirano, loco y un aberrado digno de atar.

Por todo eso, precisamente, otra vez vuelve la cantaleta del Departamento de Estado diciendo que Venezuela se mantiene ''aislada de la norma democrática en el hemisferio'', por lo que ha decidido aprobar más de mil millones de dólares para fortalecer los frentes fascistas de Cabeza e´ Motor, Antonio Ledezma, María Corina Machado, las fuerzas paramilitares en la frontera, las perturbaciones callejeras de los guarimberos y toda sarta de grupos lacayos que se han encasquetado el nombre “de sociedad civil y organizaciones no gubernamentales (ONG) que buscan una reforma democrática en ese país”.

Estas acciones del Departamento de Estado buscan ser coordinadas con el Vaticano, Colombia, Brasil y México, y se hacen grandes presiones para que la OEA participe en declaraciones “para que se cumpla la Carta Democrática Interamericana''.

Los meses por delante van a encontrarse cargados de grandes presiones, en las que otra vez veremos involucrados militares, obispos, empresarios, “dirigentes estudiantiles”, y por supuesto la gama bestial de los medios de comunicación dirigidos por los delincuentes de la SIP. Tratará de hacerse llevar a nivel internacional la misma campaña que durante cuarenta años se ha hecho contra Cuba, para que a Chávez se le vea como un monstruo torturador, sádico, loco, perverso, tiránico y ladrón. El Departamento de Estado no puede perder el gran apoyo que tiene en uno de sus mejores portavoces nacionales como RCTV, y por ello el secretario de Estado asistente Barry F. Lowenkron, un asesino que trabaja para la CIA, y que está a cargo de los “asuntos de democracia, derechos humanos y trabajo”, quiere que se accionen pronto nuevas y contundes decisiones desde Washington “para el fortalecimiento de esos derechos en el mundo”, exactamente la misma política de infamias y mentiras que se han estilado contra Cuba.

Porque lo que refiere el informe, señala que: ``El presidente venezolano Hugo Chávez aceleró su tendencia a consolidar el control en la rama ejecutiva y adoptar acciones persistentes para restringir la libertad de expresión y promover leyes para limitar las actividades de las ONG''. Que la OEA ha estado ''haciendo notar estos abusos'' y, según el informe, ha servido a la vez como foro para que los grupos venezolanos ``expresen sus puntos de vista y críticas al gobierno de Chávez''.

El informe, Apoyo a los derechos humanos y democracia, aseguró que en el 2006 ocurrieron en Venezuela ``ejecuciones extrajudiciales; desapariciones que presuntamente involucran a fuerzas de seguridad; tortura y abuso de detenidos''. Añade que se dieron ``precarias condiciones penitenciarias; arrestos arbitrarios; un sistema judicial corrupto y politizado...; se hicieron grabaciones y allanamientos ilegales; hubo corrupción en todos los niveles del gobierno; violencia contra la mujer; trata de personas, y restricciones a los derechos sindicales''.

En una declarada guerra contra nuestro país, contra nuestra soberanía, ya han dado luz verde para una estrategia que promueva “la democracia y los derechos humanos y apoyar los esfuerzos ciudadanos para fortalecer una sociedad civil independiente, particularmente a través de la asistencia a grupos que trabajan en la profundización del respeto por la democracia, la ley y los derechos humanos''.

Se indicó también que Washington está contribuyendo a ''fortalecer los debilitados partidos políticos'' venezolanos y que trabajaba con socios regionales y europeos ``para enfrentar y plantear preocupaciones derivadas de un proyecto de ley del gobierno sobre cooperación internacional''.

''Si es aprobada, esa ley socavará la independencia y autonomía de la sociedad civil, restringirá su capacidad para recibir donaciones extranjeras y dará al gobierno un mayor control sobre las ONG'', recalcó.

Pero lo cierto es que esta “DICTAPENDE” no controla el Poder Judicial como tampoco a la Fiscalía General de la República. La inmensa mayoría de los gobernadores y alcaldes hacen acuerdos y contratos que fortalecen a la derecha, y permiten una desastrosa penetración de sus estamentos más sagrados. Los diputados a la AN no dan pie con bola para convertirse en un frente, a excepción de Carlos Escarrá, y pareciera no caerse en cuenta de que la indulgencia con los fascistas es atroz, que la clemencia con los golpistas, con los medios poderosos es parricida, y que en muchos casos se quiere subordinar la salvación pública meramente a las invenciones de los jurisconsultos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2967 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a32942.htmlCd0NV CAC = Y co = US