Columna de Juan Martorano (134)

Instrumentalización del tema de Derechos Humanos para justificar nuevas agresiones a Venezuela (II)

En la entrega anterior debimos referirnos a un hecho luctuoso ocurrido en la mina Bulla Loca en el medio Paragua en el estado Bolívar, donde oficialmente se ha registrado el fallecimiento de 16 personas. Fue tal la manipulación sobre la ocurrencia de este hecho que hasta el propio Presidente Nicolás Maduro encontrándose en el estado Apure el día miércoles debió referirse a este hecho y hacer aclaratorias.

Prácticamente y de manera inmediata, Radio Fe y Alegría y el portal aporrea.org difundieron la información de que habitantes de La Paragua, municipio Angostura del estado Bolívar, rechazaron las cifras ofrecidas por las autoridades de la Gobernación del estado Bolívar, asegurando que no han fallecido 16 personas sino muchas más.

De hecho ayer jueves ocurrieron toda una serie de protestas en la localidad a fin de exigir a las autoridades se avoquen a las actividades de rescate y respuesta a los que aun tienen familiares fallecidos.

A través de diferentes plataformas tecnológicas y redes sociales digitales se muestra que pese a toda la logística aportada por las autoridades de la gobernación del estado Bolívar, sin embargo siguen publicándose imágenes de mineros rescatando de manera precaria cadáveres de los que sufrieron este lamentable accidente. No obstante, cabría la pregunta: ¿Con qué intención se publican esas imágenes? ¿A quién beneficia o cual es el objetivo de la publicación de dichas imágenes?

Cabe destacar que uno de los primeros declarantes para CNN en español de lo supuestamente ocurrido en Bulla Loca fue el alcalde de dicha localidad, Yorgi Arciniegas, quien milita en las filas de Voluntad Popular, estuvo implicado en el fraude de las primarias del 22 de octubre de 2023 en su municipio, el cual tiene, entre otras cosas, la presa "Raúl Leoni" o Guri, que surte de no menos del 70% de la energía hidroeléctrica que se consume en el país. Datos que no se pueden desdeñar a la hora de los análisis.

Concatenado con este hecho, se difundió también la especie de que un supuesto comando de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) secuestró a un " ex militar" venezolano de nombre Ronald Ojeda, en Chile.

Dicha información fue difundida nada más y nada menos que por el prófugo de la justicia venezolana Iván Simonovis, quien señaló que un comando del DGCIM fue a la ciudad de Santiago, secuestrando a este efectivo militar, trayéndolo a Venezuela.

Evidentemente se busca con esta información acusar al gobierno de Venezuela y a sus cuerpos de inteligencia y seguridad ciudadana de una incursión ilegal en Chile, y escalar en las narrativas de agresión contra el país.

Además de la expulsión y suspensión del Convenio de Asistencia Técnica con la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y de sus 13 funcionarios (tanto que la ex Alta Comisionada y ex presidenta chilena Michelle Bachelet salió a espepitarse en desacertadas declaraciones junto a 18 ex cancilleres y otras personalidades que en total sumarían 65 personas, donde señalaron que esperan que en Venezuela no se "consolide una tendencia dictatorial"). Se emparejan con las informaciones de que Héctor Guerrero Flores alias "El Niño Guerrero" y su estructura criminal "Tren de Aragua" estarían operando también, además de países suramericanos, en los propios Estados Unidos de Norteamérica.

El objetivo de estos señalamientos sería, tal y como lo expresó a través de la Plataforma X el Ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información y Vicepresidente Sectorial de Cultura, Turismo y Comunicación, Freddy Ñañez, de la reedición de una campaña mediática e inocular una peligrosa matriz de opinión de vincular falazmente a venezolanos con bandas armadas que operarían en el país norteño, con la finalidad de de impulsar una nueva ola de xenofobia contra la migración venezolana con posts pagados por "La Voz de América" (vocero de la Casa Blanca) y un enjambre de bots e influencers de derecha. La nueva ola de xenofobia viene acompañada de una amenaza implícita del imperio que desde el decreto de Obama busca estigmatizar a Venezuela.

Estos eventos buscan actuar como argumento legitimador de la decisión que debe adoptar el próximo viernes 01 de marzo la Corte Penal Internacional sobre la apelación interpuesta por el Estado Venezolano acerca del proceso de investigación que esta instancia tiene sobre la supuesta comisión de crímenes de lesa humanidad por parte de las autoridades venezolanas. Lo que en otros escritos nos hemos referido a la reedición del expediente Milosevic, en la persona del presidente Nicolás Maduro.

Pero además de ello, el sábado 9 de marzo, se conmemoran 9 años de la Orden Ejecutiva 13.692 mejor conocida como "El Decreto Obama" y Biden podría ser también si tomamos en cuenta que éste último era el vicepresidente de EEUU cuando el primero firmó esa infeliz medida en donde declara a nuestro país "amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional de EEUU" para justificar toda la escalada de agresiones que hemos vivido, con la posibilidad de una invasión militar de tipo humanitaria a Venezuela. Y evidentemente un tema tan sensible como el de los Derechos Humanos es el pretexto perfecto para justificar una intervención como la que pretende EEUU.

La posibilidad de que esa orden ejecutiva se renueve está a la orden del día, sin descartar su escalamiento, el cual también podría darse a partir de la semana que viene, una vez que se conozca la eventual fecha de las presidenciales en Venezuela y proceda el Consejo Nacional Electoral a convocar dichos comicios, de acuerdo a sus atribuciones constitucionales y legales.

Evidentemente las Ong que comparten la visión hegemónica de los Derechos Humanos están muy activas en esta oleada de desestabilización. Y ya lo advertíamos y señalábamos en el escrito anterior. Urge la aprobación definitiva en segunda discusión de la Ley de Regularización, Registro y Financiamiento de las Organizaciones No Gubernamentales en Venezuela, para detener esta nueva modalidad de injerencia que han adoptado algunas individualidades y organizaciones bajo la fachada de Ong y defensa de los Derechos Humanos.

¡Alerta pueblo! ¡Mosca!

¡Bolívar y Chávez viven y sus luchas y la Patria que nos legaron sigue!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 881 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: