Columna de Martorano (102)

200 años de la doctrina Monroe, 21 años del paro petrolero y el Referendo Consultivo de ayer

El pasado sábado 2 de diciembre, tenía pensado escribir esta edición de esta columna, para tratar el tema de los 200 años de la doctrina Monroe. También el sábado coincidió con el aniversario, 21 para ser más precisos, del sabotaje y paro petrolero que buscaba propiciar un Golpe de Estado en contra del Comandante-Presidente Hugo Chávez.

Y evidentemente, ayer como lo señalé a lo largo de estos días y semanas, los venezolanos y venezolanas acudimos a una cita histórica en el referendo consultivo sobre el tema de la reclamación histórica del territorio de la Guayana Esequiba.

Haré un esfuerzo inusitado por sintetizar muchas cosas sobre estos tres temas, pero seguramente esta edición de esta columna no será tan breve como quisiera, porque me siento obligado a referirme sobre estos temas tan importantes.

Sobre la doctrina Monroe, ya expresé que el pasado sábado se cumplieron 200 años. James Monroe fue el quinto presidente de EEUU luego de que logró su independencia. Bueno es de acotar que la doctrina que lleva su nombre realmente fue pensada por su Secretario de Estado (canciller) John Quincy Adams, pero el 2 de diciembre de 1823, éste como presidente la enarboló por primera vez dentro de su mensaje anual al Congreso de su país, basándose en que el continente americano no era susceptible de colonización y que las potencias europeas no podrían extender sus dominios en él so pena de que tales hechos sean observados como una afrenta directa a los derechos e intereses de Estados Unidos. En particular reputó "como un principio que afecta a los intereses y derechos de los Estados Unidos, que los continentes americanos, por la condición de libres e independientes que han adquirido y mantienen, no deben en lo adelante ser considerados como objeto de una colonización futura por ninguna potencia europea".

La doctrina Monroe, como se denomina a este principio de la política exterior estadounidense formulada por James Monroe, fue invocada por el presidente Grover Cleveland, el 17 de diciembre de 1895 en su mensaje anual al Congreso de EEUU refiriéndose a la disputa territorial por la Guayana Esequiba entre Venezuela y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.

Por eso es que es imposible escribir hoy de esta doctrina sin hacer una concatenación histórica entre estos hechos.

La doctrina Monroe fue muy bien explicada por Simón Bolívar, cuando expresó: "Los Estados Unidos de Norteamérica parecen destinados por la providencia a plagar a la América de hambre y miseria a nombre de la libertad".

Y evidentemente, la República Bolivariana de Venezuela no escapó a la aplicación de esta doctrina. En nuestra historia, tanto en la pasada como la de tiempos más recientes así lo demuestra.

Una de esas demostraciones fue el paro sabotaje petrolero del año 2002 iniciado también un 2 de diciembre pero de ese año. El Gobierno Bolivariano venía de diálogos, incluso el 29 de mayo se habían firmado primeros acuerdos. Pero el imperialismo soberbio, no asimiló la derrota del Golpe contra el Comandante Chávez del 11 de abril de 2002 y pensó que con la denominada "Huelga General o Paro Nacional" lograrían su derrocamiento.

Cabe destacar que este "paro" fue convocado en aquél entonces por la CTV y Fedécamaras. Si nos vamos a los procedimientos establecidos en nuestra legislación laboral para un "paro" o huelga, primero debe introducirse un pliego laboral en las instancias administrativas laborales correspondientes. Por otra parte, sus convocantes no eran trabajadores, sino que sus principales convocantes fueron personas pertenecientes al gremio de Fedecámaras, empleados de la nómina mayor de PDVSA y la entonces denominada Coordinadora Democrática.

Esa historia fue harta conocida por nuestro pueblo y no pueden olvidarse las penurias vividas durante esa época, todo para derrocar al Comandante Chávez. Pero, cabe recordar que a principios de febrero de 2003, luego de dos meses de duración, este "paro" fue levantado, pese a que la industria petrolera se encontraba operativa parcialmente desde el mes de enero.

Este paro se derivó también de la aplicación de la doctrina Monroe en contra de un gobierno que no se plegaba a los intereses hegemónicos de un pueblo. Y justamente fue ese pueblo, de la mano y de la sabia conducción de su líder, de Hugo Chávez, quien logra derrotar esa conspiración que tratando de poner a nuestro país de rodillas, buscaban deponer al gobierno legal y legítimo que se había dado. Lograron exactamente el efecto contrario, no sólo fue derrotada esta conspiración sino que consolidaron el mandato y el liderazgo de Hugo Chávez, hasta el punto que este fue el epicentro de la llegada de líderes de izquierda y progresistas en el continente, e iniciar la década dorada de esta corriente en nuestro continente.

Con ese espíritu y a través de estos comentarios es que quiero también referirme al hecho histórico ocurrido ayer en mi país, con la celebración del referendo consultivo, donde se nos preguntó por primera vez en 200 años de vida republicana, lo que debemos hacer con respecto a la controversia territorial que tenemos con el gobierno gasolinero de Guyana, ExxonMobil, Gran Bretaña, Canadá y la UE con respecto al territorio de la Guayana Esequiba.

Seguramente tendré que hacer algunas entregas adicionales para relatar desde mi modesta óptica, lo vivido ayer. Esto porque más allá de haber sido un miembro de mesa en ese proceso, lo que allí observé fue algo épico, extraordinario, digno de la gesta del pueblo de libertadores, de guerreros y guerreras que acompañó a Bolívar a la gloria inmarcesible; el mismo pueblo que acompañó y escribió páginas doradas y múltiples victorias de la mano de Hugo Chávez.

Pero podemos hacer un análisis o unas primeras aproximaciones de los resultados, y evidentemente profundizarlos en los próximos días.

Por ejemplo, vayamos primero a los resultados de las preguntas. En la pregunta número uno referida a la nulidad del Laudo Arbitral del 3 de octubre de 1899, el 97,83% contestó Si y el No 2,17%; En cuanto a la segunda pregunta referida al acuerdo de ginebra de 1966 como único documento válido para dirimir la controversia territorial del Esequibo entre las partes (Venezuela, Guyana y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte) el Si obtuvo 98,11% y el No 1,08%; la pregunta 3 referida a la posición histórica de Venezuela de no reconocer la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia, el Si obtuvo 95,40% y el No 4,10%; la Cuarta Pregunta en cuanto a rechazar el otorgamiento de concesiones petrolera en un mar aun por delimitar, 95,94% contestó que SI, 4,06% contestó que No; y la Quinta y Última Pregunta referida a la conformación del Estado Guayana Esequiba y otorgar cédulas venezolanas a los esequibanos y esequibanas que allí lo habitan, además del desarrollo de planes integrales en la zona, 95,96% contestó que Si y el 4,07% que No.

Recuerdo que un buen colaborador me expresó que el detalle de este asunto no era tanto que los 5 Si se impusieran, y ya vemos que su aserto se cumplió cabalmente. Sino que los porcentajes de participación debían ser aceptables, puesto que si bien es cierto que la consulta no requería un quórum para su validez, pero políticamente y desde lo geopolítico, este dato le otorgaría legitimidad y sobre todo un mayor apoyo a las decisiones que debe el Gobierno Bolivariano y el Estado Venezolano adoptar en lo sucesivo.

Pues de acuerdo a los primeros resultados emitidos por parte del Consejo Nacional Electoral, de 20,5 millones habilitados para votar en la consulta, 10.554. 320 sufragaron en la misma, es decir, el 51,48% del padrón electoral se manifestó en esta consulta, con posibilidad de aumentar en las próximas horas con la consolidación de las cifras.

Ahí hay que ver lo siguiente. Lo primero, que 96.65% de los que participaron en esta consulta en promedio, es decir unos 10.200.750 votantes apoyaron la iniciativa del Estado y le otorgaron un mandato. Sólo el 3,10% , es decir un poco más de 327.184 votaron por el No, pero independientemente de estos datos cuantitativos, el gran ganador de la consulta fue el pueblo venezolano.

Gran ganador y sobre todo porque el espíritu de unidad nacional quedó en evidencia con ese casi 52% de participación del padrón electoral, lo cual además de ser parte de la meta de los promotores de la consulta, le otorga una amplia legitimidad a la misma.

Pero a su vez, también nos indica que aún queda mucho trabajo por hacer, y que nos obliga a ir por ese otro 48%, casi la otra mitad del país que no quiso participar de la misma.

Ciertamente podíamos tener la sensación de una participación menor debido a que al estar habilitados cerca de 15.000 centros electorales, la aglomeración y largas concentraciones de personas en centros de votación no se iba a notar, por lo fluido del proceso; pero tomando en cuenta la compleja situación económica del país producto de las medidas extorsivas y agresivas que desde EEUU se han promovido contra Venezuela, y además, tratándose de una materia compleja, esto hay que tomarlo como un logro pero que también envía varios mensajes.

Ahora vendrá lo más interesante, porque como ya lo expresaba en la entrega precedente, en primer lugar el tema de la Guayana Esequiba no se agotó con el referendo de ayer domingo 3 de diciembre de 2023, sino que además de abrir el 6to momento histórico que ha propuesto el Presidente Nicolás Maduro, ahora habrá que ver las medidas y políticas a implementar por parte de éste de acuerdo al mandato dado por nuestro pueblo en este referendo. Además de las respuestas de Guyana, las cuales una de ellas es sobre la proposición de que el Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz Canel Bermúdez sea un facilitador entre nuestros países para resolver el asunto de esta controversia territorial, lo cual me parece una propuesta interesante y digna de evaluación por parte de las más altas instancias del Estado Venezolano.

Creo que de momento lo dejamos hasta aquí, mientras esperamos más datos e informaciones que contribuyan a clarificarnos el panorama y nos permita realizar análisis lo más apegados de la realidad sobre este tema.

Pero también, y ha sido un compromiso que asumí, seguramente la próxima entrega se la dedicaré a una lucha que viene librando una gran compañera llamada Claritza Ron referido a ser ella Víctima de Violencia Basada en el Género (VBG) y que haya un tribunal anulado la decisión que la favorecía en contra de los maltratos de su hoy ex esposo que no vale la pena mencionar su nombre, y se haya reordenado volver al inicio de este juicio. Ya oportunamente estaremos opinando sobre este importante asunto que requiere el acompañamiento y la solidaridad no solo de los movimientos feministas sino del apoyo de los que en el marco de las nuevas masculinidades, no dejaremos a Claritza sola en su lucha y que estamos dispuestos a acompañarla hasta el final. Pendientes.

¡Bolívar y Chávez viven y sus luchas y la Patria que nos legaron sigue!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1008 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: