María Corina no importa, pero si la gestión de gobierno. ¡Eficiencia o nada!

"La burguesía tiene su candidatura. Tratan de enmascarar a qué sector pertenece, ¡La burguesía! Quienes le apoyan políticamente, AD, COPEI y sus derivados, la derecha y la extrema derecha". Hugo Chávez. (*)

Desde el gobierno se ha hecho una enorme alharaca contra la lideresa opositora venezolana María Corina Machado quien se ha caracterizado por tener una posición coherente contra el socialismo y el chavismo en general. Y es normal que así sea pues ella representa los intereses de la burguesía venezolana, del fascismo nacional e internacional y del imperialismo estadounidense. Es decir, tiene Conciencia de la clase a la que pertenece y a la que servirá, así intente camuflarse con los ropajes de lo popular.

Pues bien, la oposición o gran parte de ella realizó el acto de escogencia de su candidatura en el cual participaron varios candidatos y candidatas, habiendo ganado por amplia mayoría la señora Machado. Bien por ella pues hay que reconocerle que se quedó en Venezuela, luchó por su candidatura, se enfrentó directamente al gobierno y logró sus objetivos: ser la referencia fundamental de la oposición, así haya en este sector voces disidentes a la conducta y al liderazgo de ella.

Ahora bien, eso no debe ser motivo de preocupación del gobierno como no lo fue para Chávez cuando se enfrentaba a los diversos procesos electorales en los que siempre participó contra diferentes candidaturas y lo que siempre se llamó el "TOCOCHA" (TODOS CONTRA CHÁVEZ). Salas Römer, Arias Cárdenas, Manuel Rosales, Capriles Radonski, FEDECÁMARAS, CTV, medios de comunicación, burocracia gubernamental "sociedad civil", jerarquía eclesiástica, militares derechistas, el imperialismo estadounidense y su enorme poderío. Todos ellos constituyeron la comparsa antichavista y fueron vencidos con las armas de la Política, del liderazgo y luego de la propia GESTIÓN DE GOBIERNO del Comandante caracterizada por la creatividad, las políticas vanguardistas en todos los órdenes como lo militar, lo político, lo económico, lo jurídico, lo cultural, lo tecnológico, lo social en general (educación, salud, seguridad social), trasformaciones institucionales, formación popular permanente, inclusión social, equidad, políticas laborales y la evolución de su discurso y de sus políticas desde el nacionalismo y el patriotismo hasta la Revolución Bolivariana y el socialismo del siglo XXI en lo que centró su vida y el accionar de los últimos diez años de su vida.

Ciertamente con Chávez se cometieron múltiples errores, los cuales eran admitidos, criticados por él mismo en procesos de reflexión y autocrítica y rectificados rápidamente, tanto en público como en privado. Hay que admitir que con Chávez hubo corrupción, nepotismo, tráfico de influencias y desviaciones propias del proceso de transición de esa etapa liminar en la que se encontraba Venezuela. Ver al respecto entrevista a García Linera en Rebelión: https://rebelion.org/siempre-hay-una-salida/.

La diferencia es que Chávez con el hiperliderazgo que tenía y un equipo altamente eficiente, los enfrentaba rápidamente y se lograba salir de las crisis en lapsos cortos que no afectaban tanto al pueblo. De allí su planteamiento de «Eficiencia política y calidad revolucionaria o la noche». http://www.psuv.org.ve/portada/chavez-eficiencia-politica-y-calidad-revolucionaria-o-noche/.

En tal sentido, el gran reto del gobierno para mantenerse y evitar que la derecha llegue a ganar las elecciones, (con María Corina, o con quien designe el imperio) es hacer frente con decisión y políticas realmente revolucionarias, siguiendo el ejemplo y el legado de Chávez temas que afectan directamente la vida cotidiana del pueblo venezolano y que erosionan o socavan el apoyo popular e inflan las aspiraciones oposicionistas. Esto no implica, como siempre decimos, ignorar los efectos que las sanciones o el bloqueo ha tenido sobre la Patria, pero que en la mayor parte, también tiene que ver con la gestión de gobierno, esto también ha sido reconocido por el propio presidente Maduro: https://twitter.com/NicolasMaduro/status/1687108238028976129/photo/1. Y también con ocasión de su juramentación ante la Asamblea Nacional Constituyente (en el 2018, ¡¡hace ya cinco años y seis meses!!), el presidente Nicolás Maduro dijo reflexivamente y con sentido de autocrítica lo siguiente: "No estamos haciendo lo suficiente ni lo estamos haciendo bien, hace falta una gran rectificación profunda, hace falta hacer las cosas de nuevo y mejor" instando a todas las autoridades del país a trabajar para mostrar mejores resultados y encontrar soluciones a los problemas."Hay que buscar los resultados esperados en cada tarea que se le entrega al ministro, a la ministra (…) a buscar la calidad, el resultado, la atención y solución de los problemas, NO HAY EXCUSAS, TENEMOS TODO EL PODER POLÍTICO DE ESTE PAÍS" y aseguró que impondrá una serie de cambios para hacer frente a la crisis, porque "hace falta una rectificación profunda". http://mppre.gob.ve/discurso/discurso-del-presidente-maduro-ante-la-anc/.

Por eso decimos que el gobierno debe, DEBE, ¡¡DEBE!! Afrontar la solución de los problemas que acogotan al pueblo venezolano, al pueblo oprimido, tales como:

SERVICIOS PÚBLICOS DEFICIENTES: (energía eléctrica, apagones en el interior del país, escasez de agua potable, problemas en la distribución del gas doméstico, déficit terrible en los combustibles y por ende, largas colas para poder surtir Gasolina, gasoil, diesel, deterioro y maltrato generalizado en el transporte público, carreteras y autopistas en pésimo estado a pesar de la creación de nuevo de peajes que encarecen cada vez más el traslado de los ciudadanos de ciudad en ciudad, o del campo a la ciudad y viceversa, o de estado en estado).

LA DEBILIDAD INSTITUCIONAL: Otro grave problema es el que hemos categorizado como DEBILIDAD INSTITUCIONAL, es decir, tenemos un marco jurídico protector y que amplió los derechos ciudadanos, adicionalmente se creó una nueva institucionalidad que desarrolla la CRBV y las leyes orgánicas y ordinarias, pero esas instituciones son débiles, carecen de la fuerza o el poder, o los funcionarios que las hagan cumplir, lo que genera una enorme impunidad en detrimento de la ciudadanía venezolana. Ejemplos: a pesar del noble esfuerzo de muchos directivos y trabajadores(as) organismos como la SUNDDE, la Defensoría del Pueblo, las inspectorías del trabajo, el INPSASEL, el propio SENIAT, y tantos otros hacen que cada inacción, o ineficiencia de esas instituciones a las que acude nuestro pueblo en búsqueda de la solución a sus problemas generen mayores frustraciones y malestar popular. Ni siquiera el invento del llamado "1x10 del buen gobierno" con la herramienta VEN-APP ha servido para solventar los problemas comunitarios o individuales, a pesar que al presidente le rinden informes de la atención a millones de denuncias. A todo esto se le agrega el maltrato en las oficinas públicas a los usuarios de las mismas en ministerios, empresas públicas, gobernaciones, alcaldías y órganos legislativos municipales, regionales y la AN.

INCREMENTO DE LA DESIGUALDAD SOCIAL. Si algo crea malestar en el pueblo es la enorme desigualdad social que se ha venido incrementando en los últimos años del gobierno y que desacredita el discurso, o el relato de equidad, de solidaridad, igualdad e inclusión social. Ya hemos advertido que el pueblo mira con estupor, con pasmo, con desprecio la brecha que cada día se ensancha entre una burguesía parasitaria tradicional y una emergente, los "altos funcionarios públicos" que nadan en el derroche, la pompa y el lujo ante un pueblo al que pretende ensalzársele con la perorata de que éste ha "resistido" las sanciones imperiales. Ciertamente, el pueblo ha resistido y sufrido, pero los otros al parecer las han disfrutado en sus oficinas con aire acondicionado, en sus vehículos de alta gama, en sus viviendas con todos los servicios disponibles y en no hacer colas para nada, porque ellos son especiales y eso enerva a la gente, al pueblo "de a pie", al pueblo oprimido". Habría que colocarle a estos funcionarios los videos del Che Guevara realizando trabajo voluntario en Cuba durante el periodo inicial de la Revolución para dar ejemplo.

EL TEMA SALARIAL, LABORAL. Este es otro "temazo" que no puede obviarse en el análisis estructural y el de coyuntura socio-política venezolana. Venezuela cuenta aproximadamente con una Población Económicamente Activa de más de 11 millones de personas, de las cuales más de 10 millones se encuentran efectivamente ocupadas (en empleos fijos, públicos y privados, empleos a tiempo parcial o eventual y lo que llaman trabajadores informales). Pues bien, esos millones de trabajadores y trabajadoras se encuentran la mayoría en la intemperie laboral, desguarnecidos, desprotegidos, superexplotados en el sector privado (a pesar de que les pagan sus remuneraciones en dólares) sobre todo los casi 5 millones de personas que laboran en la administración pública nacional, regional y municipal. Obtiene pagos, sueldos o salarios de miseria, llegando a situaciones de depauperación cruel en un gobierno que se dice "obrerista", socialista y chavista. Eso es una total contradicción y también genera un sentimiento de disgusto, de molestia cada vez que reciben los pagos por el trabajo ejecutado. No es con bonos que cada vez se parecen más a las dádivas de gobiernos populistas y que en nada contribuyen con satisfacer sus necesidades básicas, menos las otras que están en las escalas superior de la pirámide de Maslow que se puede solventar la base material de trabajadores y trabajadoras. Políticas diferentes de atención social, salarial y de mejoramiento de la calidad de vida hacen falta y esto es urgente.

LA DOLARIZACIÓN DE LOS PRECIOS. Mientras en el mundo se habla de la desdolarización en Venezuela contradictoriamente el proceso de dolarización de los precios, de los servicios públicos y privados, pero no de los salarios es cada vez mayor. Esa es otra paradoja del gobierno actual que prácticamente oblifga a los venezolanos y venezolanas a usar la moneda del enemigo, lo cual por supuesto es completamente contraproducente y genera mayor vulnerabilidad a nuestro gobierno. .

EN SÍNTESIS. No importa quién sea el candidato o candidata de la oposición, de la derecha, del imperio. Lo que importa realmente es la gestión de gobierno que por ineficiente, ineficaz y contraria a los intereses del pueblo está poniendo en riesgo la Revolución Bolivariana.

(*) Hugo Chávez. Entrevista en televisora de Oriente.. Anzoátegui. 13 de julio de 2012.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1549 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: