Fuera que fuera ¡ fuera !

Fuera que fuera ¡Fuera! Tengo ese ritornelo pegado que exclamo a cada rato para ahuyentar pensamientos, nostalgias, anhelos que duelen por lo imposible. Por supuesto que conocerán que es la consigna favorita en el programa El Mazo Dando, desde que alguna chavista, seguramente originaria de Barlovento y de sus tambores, gritó en uno de los programas el ritornelo preferido para estas elecciones primarias, que precisamente serán mañana domingo.

Apreciados lectores, no creo imposible descartar a la maricori del panorama electoral en Venezuela. Aquella que un día, no muy lejano, Elliott Abrams tildara de estar en un realismo mágico como los libros de Gabriel García Márquez. (1)

Si, la misma maricori que apareció sentada muy orgullosa al lado del genocida de George W. Bush quien es responsable del asesinato de un millón de personas y la destrucción de Irak manipulando la información e inventando la presencia de armas nucleares en ese territorio (2).

Regreso de estar unos pocos días en el estado Bolívar, pasando también por Puerto Ordaz y debiendo recorrer varias intercomunales.

Precisamente en esta temporada de cosecha del maíz, donde la región es de las más generosas con este rubro, las carreteras están en pésimas condiciones, diría hasta horrorosas, sobre todo el tramo que va desde Ciudad Piar hasta los silos de La Quina, vía La Paragua (troncal 16). Y recordé las críticas, ojalá constructivas (¿Antonia Muñoz es una chavista disidente?), de la que otrora fue gobernadora de portuguesa y hasta vicepresidente del PSUV por la región de los Llanos, la cual escribió recientemente tres sendos artículos sobre el tema de la agricultura en Venezuela, por estas mismas páginas (3,4,5).

Por mis hijos pude asegurarme que algunas de sus críticas gozan de la pura verdad. Recuerdo particularmente la de los financistas usureros, que le quitan un ojo de la cara al pequeño productor para financiar en parte la siembra de sus cultivos. De hecho, lamentablemente mis hijos cayeron en ese triste juego, por necesidad, por no encontrar ayuda honesta, expedita, oportuna para su siembra de invierno.

Y aquí me permito dispersarme un poquito, como acostumbro. Mi querido esposo, también él productor de campo en Bolívar, le aseguraba a una amiga psicóloga que la razón de que padeciera en 2006 de un agresivo cáncer de estómago (con apenas cincuenta y cinco años), se debía a la enorme frustración, por no decir arrecher……que le causaron los largos y muy frustrantes trámites con Agro Venezuela, programa de financiamiento adscrito al Ministerio de Tierras, solicitando apoyo para la siembra de invierno en el 2004 y 2005. No recuerdo si la ayuda llegó finalmente, creo que no pues tuvo que acceder a la banca privada, pues cuando ya el maíz tenía un metro de altura en el campo, estuvo lista la respuesta de Agro Venezuela. Tengo como demostrarlo. Y lo peor es que fui yo misma, leal y fiel creyente del gobierno bolivariano y de la labor de Hugo Chávez, quien lo convenció de optar a esa fuente de financiamiento especial para la producción del maíz.

No es del todo increíble esta aseveración que hiciera mi esposo, ya fallecido, cuando por Psiconeuroinmunología sabemos a ciencia cierta que, al deprimirse, angustiarse o estresarse, las defensas del cuerpo bajan por alteración de los neurotransmisores que nos mantienen en condiciones normales cuando el cuerpo, la mente y el espíritu, se encuentran en situación ideal de paz y amor. Acompañé a mi esposo a varios talleres que dictaba en esa época la Dra. Marianela Castés, compañera de la facultad de medicina de la UCV.

Apreciados lectores, comprenderán sin lugar a dudas, que no quiero eso para mis jóvenes y emprendedores hijos que heredaron, más que la fortuna, la tarea gigantesca de hacer agricultura en Venezuela sobre todo en estos años de guerra económica y sanciones.

Baste decirles de las largas colas de gasolina en la vía desde Caracas hacia Bolívar, las inmensas colas en Ciudad Bolívar y en Puerto Ordaz, y las enormes distancias por esas intercomunales tapizadas de huecos tal cual un tejido de lunares y cráteres de nuestro bello satélite. ¿Cuánto tiempo de vida pueden tener los vehículos en esas condiciones? ¿Cuántas horas adicionales al recorrido se producen para intentar evitar eso? ¿Cuántas tragedias esquivando huecos en una carretera angosta, sin luz, pueden ocurrir? Se trata además de caminos forzados pues los insumos deben buscarse en Puerto Ordaz, Maturín o Ciudad Bolívar, a una distancia mínima de doscientos cincuenta kilómetros.

Por cierto, en el recorrido pudimos constatar, pasando por El Tigre, que siguen siendo sus calles de las más limpias de Venezuela. A pesar de no encontrarse el alcalde elegido por la gente, Ernesto Paraqueima, retirado por la Asamblea Nacional de su cargo en otro arranque de Fuera que fuera ¡Fuera! (6).

Pero no observamos igual panorama en Puerto Ordaz ni en Ciudad Bolívar, tierras exuberantes de naturaleza, donde el gobernador del estado pareciera brillar por su ausencia. Uno de los taxistas me comentó fehacientemente que Puerto Ordaz era una tacita de oro ¡cuando gobernaba Andrés Velásquez!

Apreciados lectores, quedé en encontrarme mañana domingo con una conocida de la zona donde vivo, pero me dice "Primero recuérdate de ir a votar, ¡importante!"

Estoy tan, pero tan obstinada del tema de las primarias y de la tanta parafernalia que se le ha dado a maricori, que ni siquiera le pregunté, por mera curiosidad malsana, el lugar de la votación. Para saber si era en una casa de amigos, o en la Iglesia de Prados del Este, o en el kiosco de la esquina.

Fuera que fuera ¡Fuera! ¡No volverán! Como también espero lo mismo, para mis ansias imposibles, mis sueños hermosos pero irrealizables, la enorme decepción de una mujer madura, prácticamente al término de su vida, anhelando la paz y el amor que este mundo ya parece desconocer cuando asesinan sin alguna misericordia a niños inocentes, mujeres civiles, jóvenes con toda una vida adelante, solo luchando por su justo lugar en el mundo. ¡Viva Palestina Libre!

Fuera que fuera ¡Fuera! El estado sionista de Israel y el imperialismo hegemónico que quiere someter a la humanidad. ¡FUERA!

  1. https://youtu.be/6XeXBZ3jRlU?si=cJcR9aPjuViIJiQ9
  2. https://georgewbush-whitehouse.archives.gov/news/releases/2005/05/images/20050531_p44959-105jasjpg-2-515h.html
  3. https://www.aporrea.org/desalambrar/a324997.html
  4. https://www.aporrea.org/actualidad/a325103.html
  5. https://www.aporrea.org/desalambrar/a325322.html
  6. https://www.asambleanacional.gob.ve/noticias/an-solicita-acciones-penales-contra-alcalde-ernesto-paraqueima


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1294 veces.



Flavia Riggione

Profesora e investigadora (J) Titular de la UCV.

 flaviariggione@hotmail.com

Visite el perfil de Flavia Riggione para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: