Cuento o razón

¿Usted cree que el poder cambia a las personas?

El periodista Juancho Marcano salió rumbo a Juangriego a comprar un medicamento para su propio consumo, es decir para esas enfermedades que son propias de cierta edad de los hombres. Su perro Pipo lo despidió y se quedó mirando como el reportero se alejaba en su viejo malibú.

Antes de llegar a la ciudad crepuscular de Margarita, Juancho pasó por la Villa de Santa Ana y se dijo: "A esta ciudad no le han dado la importancia que tiene en la historia y en la independencia de Venezuela. Aquí nació la Tercera República comandada por el libertador Simón Bolívar y otros notables, un 6 de mayo de 1816, y desde ahí fue una batalla frontal contra el enemigo, que conllevó a triunfar en la contienda de Carabobo que sella la independencia de Venezuela. Aquí también nació el general Francisco Esteban Gómez, el héroe de la batalla de Matasiete que le da la independencia a la provincia de Margarita. Con todo y eso, la ciudad yace ahí tranquila, bajo la sombra de sus guayacanes, sin recibir el reconocimiento que se merece".

El periodista siguió su ruta y llegó hasta Juangriego, ubicó la farmacia, compró las pastillas y se devolvió rápidamente a su pueblo de la Tacarigua de Margarita, donde lo esperaba su perro en el portón moviendo la cola. Una vez que ya había estacionado el carro, acarició a Pipo y se sentó en la silla del garaje, y ahí el perro, después que le había preguntado cómo le había ido y recibir la respectiva respuesta, lo interrogó:

- ¿Juancho usted cree que el poder enferma a las personas?

- El periodista, observó a su perro y luego de salir del asombro por tal pregunta, manifestó: "Por lo que he visto y leído, Pipo, yo creo que sí, pues he conocido personajes que por el sólo hecho de tener un pequeño cargo de Jefe, cambian su forma de ser y hasta se ponen soberbios, e incluso, atropellan a sus subordinados, sin importarle que antes éstos fueron sus compañeros comunes. Por eso creo que el poder enferma a la gente".

Pipo, observó al reportero, mostró como una sonrisa y dijo: "Pues se equivoca, periodista ilustrado, pues yo escuché un programa de radio, donde un señor dijo que el poder no enferma, sino que lo que hace es revelar, quién es realmente la persona".

Juancho estuvo de acuerdo con su perro, se levantó y pasó para la casa.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1524 veces.



Emigdio Malaver

Margariteño. Economista y Comunicación Social. Ha colaborado con diferentes publicaciones venezolanas.

 emalaverg@gmail.com      @Malavermillo

Visite el perfil de Emigdio Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: