Auditórium

Primarias: ¿El acertijo de una oposición entrampada?

"Para los que no tenemos creencias, la democracia es nuestra religión".

Paul Auster.

No existe en el espectro político venezolano unos partidos con más cargas psicológicas, ni más rincones de traiciones que los opositores. Se nota a la hora de las decisiones o al encarar sus responsabilidades de oposición al gobierno. Su nicho electoral histórico, en la actualidad luce difuso, poco dice de su trascendencia en la política nacional. Con una docena de precandidatos, unos más importantes, que otros aunque por diversos motivos: minada de corruptos alacranes. Mucho militante emigrando, y la encarnación viva del mal político como parte de sus filas. Todo mezclado en una orgánica difusa y contaminada politiquería, que recibe activistas políticos de diferentes orígenes, en corrientes internas casi imposibles de compatibilizar en unas organizaciones políticas. Es el carácter nacional del vario pinto frente opositor, sostienen algunos analistas políticos.

Hoy la oposición luce entrampada: ¿Negocia, va a elecciones o empieza de cero? Con más dudas que certezas, la oposición venezolana, liderada por María Corina según las encuestas más creíbles, afronta un escenario complicado que genera incertidumbre de cara al proceso electoral de las primarias convocadas para el 22 de octubre, y el reciente torpedo del CNE que las rueda para el 19 de noviembre, y su futuro después de esas fechas luce oscuro. Ya que en la oposición: lo que se percibe es una carencia absoluta de tácticas, y estrategias, y las que tienen no terminan de coordinarse.

Se nota que existe mucha división, mucha fragmentación que no les permite hasta el momento dar una respuesta clara sobre cuál será el camino a seguir: el del 22 de octubre, o en el caso de participar con el CNE, sea el 19 de noviembre que ahorita se nota muy poco probable.

En el seno de la oposición el panorama es: "muy complicado". Hay muchísimos alacranes, son los que concentran más escepticismo en la opinión pública, en si participar o no, pero en realidad ese no debería ser la óptica. La táctica debe ser, por un lado, cuál es el plan del gobierno que ofrecen para superar la actual crisis económica y, por el otro, cuál debería ser la respuesta de un nuevo gobierno.

Cuando se escucha hablar a los precandidatos de la oposición, da la impresión de que el debate sigue sin respuestas claras. Hay que reconocer que estas divisiones no son nuevas, y en parte se deben a las ambiciones personales de los lideres, cada uno calcula el camino a seguir que mayor ventaja le de, y le aporte pingues beneficios económicos.

La crisis política en Venezuela va más allá de fórmulas mágicas y soluciones inmediatistas

Lo que sucede en Venezuela es un problema de largo alcance. Aunque ninguna estrategia es descartable, de darse un cambio repentino en el Ejecutivo. Por ahora no se ve la manera más saludable de resolver este problema.

Considero que la vía más idónea es recuperar las relaciones entre gobierno y oposición. Hay que buscar la manera, por más difícil que sea, de que la oposición resuelva el rollo de sus primarias, porque realmente no hay otra manera.

Para el gobierno seria mejor que se lleven a cabo las elecciones primarias sin interferencia gubernamental. Se está viendo el desarrollo de un plan bien pensado por parte del gobierno, con miras a producir una situación totalmente distinta y quizás a partir de ahí ir a una elecciones presidenciales en el 2024 en condiciones más ventajosas.

El continuo e inflacionario aumento de la tasa de cambio del dólar llegó en mal momento para el gobierno, porque el resultado ha sido una intensa movilización de la oposición y, por lo tanto, le ha restado un tiempo valioso al gobierno.

Entre la escasez de la gasolina y el alto costo de la vida, el país luce paralizado. Es un país que va en caída libre y la destrucción de la riqueza es una cosa catastrófica.

La limpieza del penal de Tocoron le ha servido al gobierno: "para tomar medidas represivas que le han resultado muy efectivas".

La oposición intenta recuperar el capital político que acumuló el 2015, y que a principios de 2019 lo ha perdido. El escenario aun es pesimista, de continuación de una situación como la que tenemos. Después de las primarias urge a la oposición: "hacer una reorganización política completa de los factores de poder. Esa reorganización política tiene que pasar por la creación de un partido nuevo, una lista en conjunto, una reorganización electoral que es lo más importante que debe hacer la oposición, y sobre todo una estrategia de movilización, con un mensaje totalmente distinto".

Cualquier nuevo mensaje que articule a la sociedad pasa por el hecho de que no tenga vehículos para participar o movilizar. La estrategia vuelve a cero, el tacómetro vuelve a cero. Tienen que rehacerlo todo, desde el mensaje, propuestas programáticas, pasando por la organización electoral.

La oposición luce entrampada con un gran acertijo a descifrar, después de las primarias enfrentará un escenario de incertidumbre. ¿Qué irá a pasar, por ejemplo, con el presunto apoyo externo? Es una gran interrogante, y la pregunta de las mil lochas que hay que considerar.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1957 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición