Hecho en Venezuela por Nicolás Maduro & Cía

 

Leyendo el artículo publicado por el comunicador social Clodovaldo Hernández, (19/08/2023) titulado: Por qué tantos pobres votan por quienes prometen hacerlos más pobres?, en nuestra opinión la respuesta a ésa interesante pregunta está motivada principalmente por una importante carga sociológica, y la misma tiene que ver en buena medida con las resultantes de la insuficiente capacidad para el discernimiento político de fondo de la población votante en su relación con la claridad o ingenuidad electoral de ése significativo y determinante número de electores pertenecientes a un amplio segmento social, caracterizado más por un estado emocional que por el nivel de conciencia política, porque aunque votan no eligen correctamente de acuerdo a sus intereses de clase social proletaria.

Hablamos de un sector mayoritario de la población que por lo general termina siendo víctima de su propio error venido de la desinformación inducida y el pinchamiento estadístico de mercado que propagan la mentira llamada "economía del voto" expresado en la trampa del no perder el voto, conocido en los últimos tiempos con la prefiguración del márketing del producto electoral ofrecido, que simplemente penetra y capta el autoengaño complaciente de quienes le prometieron más "desarrollo" para el empobrecimiento socioeconómico, cultural y de la espiritualidad patriótica, circunstancia ésta que ha venido tomando cuerpo en venezuela con un fuerte arraigo en el mapa de abandono institucional de la última década con la elección del madurismo, brutalmente impuesto con un "liderazgo" nacional, regional y municipal de mentalidad colonizada, egocéntrica y mediocre, imponiendo un récord insuperable en lo improductivo, deficiente y la corrupción, en la nueva modalidad del incumplimiento y la traición, pero con la mayor concentración de poder nunca antes visto en la historia republicana.

Necesario es, recordar la vieja idea de Joseph de Maistre quien sentenció que: Cada pueblo tiene los gobernantes que se merece o que mejor se les parece!, impresión que refleja la falsa identidad de clase entre el gobernante y sus gobernados que le "eligieron democráticamente", sin saber a ciencia cierta quién es el "mequetrefe" que resultó electo al cargo de representación popular, impuesto por la cúpula del partido y aceptado a contrapelo por la militancia, el cuál no es más que un gazapo de cuello blanco sin trayectoria útil, ni compromiso con sus electores porque solo responderá a su jefe partidista, a su entorno familiar y amistoso, y no cumplirá con el mínimo de su promesa electoral porque el fin que justifico su plan personal fué el de asaltar el tesoro público y hacerce rico, ésa es una historia que se repite cada vez bajo la impunidad institucional e inmovilidad casi que complaciente de sus electores que no organizan la lucha frente a eso, lo que actualmente ha fortalecido al viejo estado burgués.

Otro referente político para la humanidad que retrata la cruda realidad venezolana hoy desde una visión crítica, nos obliga a echar un repaso a las consideraciones hechas por el pensador francés, ícono de la cultura universal Victor Hugo, quien afirmó que: Entre un gobierno que lo hace mal y un pueblo que lo consiente, hay una cierta complicidad vergonzosa!, aunque esté pensamiento es perfectamente aplicable a la familia real del palacio miraflores y su entorno ministerial, a la cúpula podrida del psuv y a la dirigencia media de ese hegemónico aparato electoral, por quienes nada hay que hacer, por ser éstos un caso de pérdida total rumbo al basurero de la historia; pues a diferencia de lo anterior, la dirigencia y militancia de base que no está contaminada vaya ésta reflexión autocrítica y sin prejuicio, al saber que pueden insurgir frente a ésa élite del empobrecimiento, porque permanece limitada al estado de sumisión que aunque digan que es disciplina es un vulgar esclavismo utilitario, sin derecho a pensar, a discentir, a criticar la corrupción ni exigir salarios dignos y hasta tienen prohibido aspirar a cargos de representación popular (léase elección interna), una militancia que permanece sometida que no reacciona ante la presión del miedo y guarda un silencio "cómplice" ante las barrasasadas políticas del gobierno madurista y la cúpula partidista acomodada.

A ésta desastrosa situación nacional en la que los culpables involucrados huyen cada vez como ratas para no asumir su responsabilidad de los platos rotos, ubicamos necesariamente a los intocables factores de la derecha opositora liberal, criminal y corrupta de la falsa polarización colaboracionista, cómplice y ladrona, porque son los mismos que pidieron sanciones para el pueblo venezolano y la intervención militar imperial que son actos de traición a la patria y delitos graves de lesa patria, sin embargo el gobierno de Nicolás Maduro los proteje con la complicidad de los poderes públicos de competencia jurisdiccional, sumando a éso el gran negocio especulativo de los sectores económicos agrupados en fedecámaras que dirigen las políticas económicas del gobierno para el empobrecimiento del pueblo venezolano, mientras los trabajadores son perseguidos, judicializados y condenados a la miseria salarial vergonzosa y traidora.

Ahora bien, asumiendo la autocrítica como principio guía sobre nuestra responsabilidad compartida literalmente implícita en los deberes como venezolanos afectados por la crisis sistémica del capital, evidentemente existe una enorme situación frustrante de la masa crítica creciente en la población, habida cuenta del registro histórico de otras crisis anteriores que con menores niveles de gravedad que la actual, ocurrieron expresiones de rechazo por parte de la conciencia colectiva movilizada contra aquellos gobiernos empobrecedores del pueblo, porque fueron más contundentes que la actual pasividad silenciosa observada frente a las atrocidades de la tiranía antiobrera de este gobierno.

Es prácticamente indescriptible el terrible daño catastrófico "Hecho en Venezuela por Nicolás Maduro & Cía", un gobierno encerrado en el círculo vicioso de su propio engaño por la usurpación ideológica discursiva, mientras su práctica neoliberal lo conducen a los peores resultados de empobrecimiento de los últimos cien años de historia republicana y en la cuál nunca los venezolanos tuvieron por ejemplo, un salario tan miserable a penas en cuatro dólares y con tendencia a cero, ése botón de muestra es sencillamente patético y profundo que si revisamos los rasgos de la cualidad interpretativa al talante democrático de la jungla política madurista liderada por Maduro y Cabello, podemos fácilmente encontrar en ambos la ausencia absoluta de compromiso patriótico con la clase, con el nacionalismo y con el proyecto histórico, están en un nivel muy cuestionable por debajo de cero, principalmente porque no reconocen y niegan su propio déficit de civilidad política para administrar el buen manejo del poder político en términos de la presente crisis que los envolvió completamente y de la cuál no podrán salir ilesos tomando cuenta que ellos son parte integral y promotores de la misma.

La desvalorización y el desconocimiento de facto de los principios democraticos y libertades ciudadanas aplicada por el antichavismo gobernante (madurismo) expresado en el concecuencialismo negacionista y autoritario hoy superan groseramente todos los casos de violación y abuso de poder del histórico contemporáneo en venezuela, américa y el mundo.-



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2140 veces.



Aguedo Alcalá Machiz


Visite el perfil de Aguedo Alcalá Machiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: