Lluvia con nieve

Los que laboran en la Casa Blanca, en los Estados Unidos, se vieron sorprendido por un fenómeno que allí no tenía precedente, una inmensa nube de polvo blanco inundaba todos los rincones de este recinto de poder. Muchos pensaron en la Canción de salsa de Mon Rivera, "Lluvia con Nieve". Se hacía realidad la única estrofa de esta salsa otrora muy de moda.

Otros pensaron, que era Arena del Sahara, que en algunas épocas del año debido a las tormentas, se esparce y llega a los más apartados rincones del planeta. Pero los más capciosos se imaginaron que era un atentado, lo que no tendría nada de extraño, porque ellos causan tantos males al mundo, que pueden imaginarse, que como un boomerang, se les devuelva el daño que causan.

Todo estaba empolvado, el mobiliario, los archivos, los papeles que se encontraban sobre los escritorios, del techo se desprendían como copos de nieve fragmentos blancos, los funcionarios se sacudían la ropa, algunos acudieron a los lentes de sol para proteger los ojos de las nubes de polvo y hasta el ropero de utilería que el Presidente Biden, utiliza para sus ruedas de prensa y para recibir a sus invitados, estaba cubierto por una nube de polvo blanco.

El personal de Seguridad, que fue tomado también por sorpresa, llamó a los bomberos y se decretó un estado de alarma de inmediato, al punto de mandar a desalojar la Casa Blanca, por si se trataba de un acto terrorista, que a ellos les causa pesadillas, desde lo sucedido en las Torres Gemelas de Nueva York.

Los expertos apresurados, recogieron muestras para ser llevadas a los laboratorios, con mascarillas, todos los investigadores que fueron llamados, pensaban en lo peor, atentado con Ántrax o alguna alma nueva, poderosa y desconocida, por lo que alertaron también a los alrededores de la Casa Blanca. Cundió el Púnico, como decía el Chavo. Menos mal, que no está el Presidente, decían algunos de seguridad.

Biden fue llamado de inmediato, supuestamente se encontraba fuera de la Casa Blanca, mediando con los jueces que investigan el caso de su hijo Hunter, que para no mezclarlo a él en sus asuntos, recientemente, se había declarado culpable de cargos menores.

A Biden le pasó por la mente como una ráfaga, la toma del Capitolio por parte de los partidarios de Dolnad Trump y dijo, para sí, serán cosas de este loco, como lo calificó el cineasta Oliver Stone. Pero como una película, le pasó, también por su cerebro, las amenazas del Pentágono contra Irán, las atrocidades que realizaron contra Irak, Libia y otros pueblos del mundo, pensando que el polvero era una represalia por esas actuaciones. Pensó en lo peor.

En este grado de incertidumbre y desespero, puso en Alerta Máxima al Alto Mando Militar, todo era posible y cualquier medida en Defensa de la Seguridad del Estado, justificaba el Estado de Emergencia, ya decretado.

Mientras continuaba ese estado de suspenso, que ya se filtraba a la población, vinieron los resultados de los laboratorios que trabajaron contra reloj.

El Polvero, no era del Sahara, ni Ántrax, ni actos terroristas, sencillamente era Cocaína. La nube de polvo que por momentos oscurecieron a la Casa Blanca, no era otra cosa que Cocaína. Es decir Lluvia con Nieve.

La Nieve, como llaman también a la Cocaína en los Estados Unidos, fue la causa de la polvareda.

¿Y de dónde salió tanta Cocaína?, porque para inundar a la Casa Blanca de Nieve, tendría que ser toneladas de esa droga que estaban en algún lugar de ese recinto.

Si no se empieza a censurar esta información, que incluso fue dada a conocer por el País de España, y otros medios, menos por los internos en los EEUU, las interrogantes que se plantean, pasaran a ser misterios, como "El Triangulo de las Bermudas"; El Área 51; Las Construcciones de Stonger; Los Platillos Voladores, etc. etc.

Lo cierto es que luego de esta digresión, uno puede preguntarse, con toda razón:

¿Cómo llegó esa Cocaína a la Casa Blanca? ¿Será que allí hay un depósito?; ¿De cuantos kilos estamos hablando? ¿Tenía conocimiento los de Seguridad de la Casa Blanca de la existencia de tal cantidad de coca, en las propias narices del Presidente? ¿La existencia de Cocaína en la Casa blanca era más secreta que el propio Servicio Secreto?

Según informan algunos medios, el polvero tuvo su origen en la Residencia Interna del Presidente Biden, dentro de la Casa Blanca y agregan que el Presidente no estaba en ese momento, no sabemos, si, esta afirmación es para que no esté vinculado al polvero, pero las dudas que crea esta información al mundo, son de grandes proporciones.

Esperaremos los resultados definitivos de las investigaciones, ojala que no le echen polvo a los hechos, como lo hicieron en Nuevo México (Roswel), con las Naves extraterrestres que se estrellaron o digan que se trata de Polvo Cósmico o que a una Secretaria de la Casa Blanca, se le cayó la polvera, cuando se maquillaba y causó la confusión o tendríamos que esperar 50 años más, para que desclasifiquen los papeles de esa investigación. Allí todo es posible, todos los hechos que ponen en entredicho la conducta de los altos personajes de la Casa Blanca, generalmente son silenciados o archivados par que nadie se entere de la verdad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1183 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: