Contradicciones de AMLO con su T-MEC, en una AL destrozada por la injerencia gringa y la vileza de sus políticos…

  1. Hace poco, dijo AMLO, que ahora México no tiene porqué utilizar esa frase tan tétrica del dictador Porfirio Díaz: "Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos", y que él, ahora, la está tratando de revertir en esta otra sentencia, menos dura, menos condenatoria, quizá: "Bendito México, tan cerca de Dios y no tan lejos de Estados Unidos". Qué pensarán de esto, Gerardo Fernández Noroña o el propio filósofo Enrique Dussel, por ejemplo. ¿Qué querrá decir AMLO con que ahora los suyos están más cerca de EE UU, cuando casi todos los poderosos políticos norteamericanos, piensan que México sin los gringos se encontraría hoy comiendo comida para gatos y viviendo en carpas?

  2. Esto, lo anterior, nos refiere a los pensadores más notables de nuestro continente. Pienso en uno de los historiadores, político e investigador, más importante del siglo XX, el argentino Jorge Abelardo Ramos. Por el carácter de sus estudios y su originalidad, está al nivel del filósofo Enrique Dussel, y ambos se complementan en sus análisis. El libro "Historia de la Nación Latinoamericana", de Jorge Abelardo, debe ser de lectura obligada para todos los estudiantes de la Patria Grande. Jorge Abelardo Ramos fue uno de los que acuñó esta expresión en nuestro continente, o si acaso fue él su verdadero creador.

  3. Los precursores del Pensamiento Crítico y Liberador en América Latina, con ideas propias y argumentos originales, auténticos, han sido entre otros, Bolívar, José Martí, Simón Rodríguez, Hugo Chávez, Enrique Dussel, Juan José Bautista Segales, Juan Carlos Mariátegui, Indalecio Liévano Aguirre, José Luis Busaniche, Manuel Ugarte, Julio Antonio Mella, Francisco Pividal, Inca Yupanqui, Rufino Blanco Fombona, Gilberto Freyre, Ricardo J. Montalvo, Fernando González, Antonio José de Irisarri, Juan Bautista Pérez y Soto, Ramón Díaz Sánchez, El Deán Funes, … Son, en realidad, muy pocos.

  4. En cuanto al pueblo de Estados Unidos, debemos decir a estas alturas del siglo veintiuno, que es un pueblo canalla. Para ello me apoyo en un pensamiento de Inca Yupanqui, quien le decía a España, en 1811, en las Cortes de Cádiz: "Un pueblo que oprime a otro no puede ser libre". Así, que hoy nosotros, parodiando a Yupanqui, le podemos decir a los yanquis, que un pueblo que permita que su gobierno subyugue y asesine a otros pueblos, NO PUEDE SER LIBRE. Es decir, el pueblo menos libre del mundo, es el pueblo de Estados Unidos.

  5. En el mismo sentido del párrafo anterior, podemos decir que ningún pueblo de la Unión Europea es libre, como tampoco lo es el Reino Unido. Y el conflicto Rusia-Ucrania, lo está poniendo al descubierto, sobre todo en África. Los pueblos africanos, hoy como nunca se están tratando de liberar de Estados Unidos y de la Unión Europea y están exponiendo ante el mundo, con carácter y determinación, los grandes genocidios que los imperios de Occidente han provocado en ese continente.

  6. Jorge Abelardo Ramos en su libro arriba mencionado, toma para sí la premisa de su colega Arturo Jauretche, que la mayoría de los libros de historia sobre la política vienen a ser, sobre todo, una política de la historia. Es así cómo han envenenado de mentiras los que se han dedicado a reescribir a gusto de Occidente cuanto ha sucedido en América Latina desde que se inició nuestra revolución de independencia. Todas esas mentiras se las ha metido a nuestros estudiantes, y entonces se ha creado una sociedad de profesionales estupidizados, ferozmente idiotizados por lo que le han metido en los textos de estudio impuestos a nuestros liceos y universidades.

  7. Es así, como hemos llegado a una Latinoamérica fragmentada por "nacionalismos" entre risibles y mezquinos: mejicanos, colombianos, chilenos, peruanos, bolivianos, argentinos, ecuatorianos,… ¿Quién podría sustentar que su país es el más soberano, el más justo, el más poderoso, bello, rico y genial, sin tomar en cuenta que nunca podría serlo en tanto que no se vea como parte esencial de las demás naciones que nacimos de una misma espada libertadora? No puede creer AMLO, que México podrá algún día soberana, encontrándose tan cerca de Estados Unidos, como lo acaba de decir.

  8. En esto debe estar muy claro AMLO: México nunca podrá ser soberano, una Nación independiente, en tanto no lo sea Centroamérica y Sudamérica toda. La identidad de Latinoamérica se sustenta sobre el valor y la identidad autónoma, frente al codicioso y criminal imperio norteamericano. Nunca México podrá ser libre, mientras mantenga ese Tratado de Libre Comercio de Norteamérica con Estados Unidos y Canadá (T-MEC).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1919 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: