En el contexto crítico del primero de mayo

Eliminación de las prestaciones sociales será el punto de quiebre para la derrota electoral de Nicolás Maduro el 2024

Martes 25/04/2023

No fue gratuita la puesta en escena del principal vocero de la inconstitucional comisión tripartita, en la que el empresario Jorge Roig, expresidente de Fedecámaras y ahora "socorrista" de la OIT en Venezuela, con licencia diplomática para liquidar las prestaciones sociales de los trabajadores venezolanos, quien en su reciente anuncio táctico dejó deslizar la eliminación de ésa reivindicación histórica la cuál ha constituido hasta ahora el único fondo económico patrimonial con que cuenta la familia del trabajador, de ser así, tal como lo expresó Jorge Roig, el gobierno de Nicolás Maduro y Fedecámaras le darían un violento manotazo a la lámpara de la paz en Venezuela, lo que sería un hecho muy grave para la estabilidad política y social en el país.

Es inexplicable y vergonzosa la nueva estratagema para beneficiar a la burguesía explotadora y ladrona que sigue acumulando riqueza a la sombra del estado burgués mientras al pueblo trabajador se le empobrece aún más, no es difícil suponer que el misterioso "aumento salarial" a duras penas anunciado por el presidente para el primero de mayo será otro engaño indignante más, porque no cubrirá la canasta básica como lo dicta la constitución Bolivariana en su artículo 91, con ésa confabulación extremista del gobierno y fedecámaras se inicia un holocausto económico contra los trabajadores venezolanos.

Roig, en su condición ambivalente de representación (OIT - Fedecámaras) aventajó en el avance de ésa inusual operación criminal de ladronismo institucional, en la que contó con la aprobación del gobierno madurista y la desclasada complicidad de la burocracia sindicalera atrincherada en la inútil "central bolivariana socialista de trabajadores", pues éste funesto operador de vocación fouchista y altamente nocivo para la clase trabajadora fue capaz de meter en cintura al presidente Nicolás Maduro y convencerlo de eliminar las prestaciones sociales y de seguir violando la constitución y la ley de la república.

No podía ser de otra manera la conchupancia conspirativa entre la burguesía y su aliado el gobierno madurista, para negarle a los trabajadores sus derechos fundamentales establecidos en la constitución y la ley; indudablemente que una decisión como ésta, terriblemente dañina despoja a los trabajadores y a su familia del único activo patrimonial que les quedaba como recurso socioeconómico a futuro, pero también por ésa decisión tendrá un alto costo de impopularidad que pagar con entierro político incluido el presidente Nicolás Maduro, quien a partir la ejecución de ésa decisión condenable comienza a trabajar su preaviso presidencial ante la incontenible derrota electoral del 2024.

Ésta situación de descalabro político, descomposición ideológica y moral en la que está envuelto el gobierno madurista no tiene límites, por lo que sigue en su indetenible proceso de autodestrucción, pues no les fué suficiente con la reciente trama de corrupción milmillonaria de PDVSA sino que vinieron por más, a meterle mano al bolsillo de los trabajadores venezolanos para robarles el diferencial del salario digno y justo establecido en el 91constitucional igual a la canasta básica, también se cogerán el complemento de robo con la desaparición forzada de las presentaciones sociales en complacencia de la burguesía explotadora y corrupta.

Hoy, para colmo de males y vergüenza nacional desafortunadamente se repite nuevamente la historia contra la clase obrera venezolana, por el indolente empeño del gobierno madurista de continuar empobreciendo a los trabajadores copiando las malas experiencias, como la del segundo mandato presidencial de Rafael Caldera, un gobierno de la derecha puntofijista que le robó a los trabajadores las prestaciones sociales para entregárselas a la burguesía, aquel también fue un despojo criminal instrumentado por un súper ministro de estado jefe de Cordiplan Teodoro Petkoff, otrora "izquierdista defensor de la clase obrera" y quien entregó a la derecha capitalista además de su aparente dignidad personal, la integralidad salarial de la familia trabajadora venezolana; esos son los héroes y antivalores que emulan súper bigote y su podrido entorno oportunista de inmorales inútiles.

Sin embargo luego, afortunadamente con la llegada de Chávez a la presidencia las cosas cambiaron para mejoramiento de la clase trabajadora, se cumplió con la constitución bolivariana y fueron restituidas las prestaciones sociales a formar parte nuevamente del salario, hasta hoy cuando el mal llamado y supuesto "constructor de Victorias" cuál mejor categoría es: "destructor del salario con victoria para la burguesía", abusando de su poder prestado despoja y derrota a la clase obrera venezolana para entregarle a la burguesía el trofeo de las prestaciones sociales haciendo todo lo contrario a lo que hizo Chávez; allí está el detalle en las diferencias ideológicas, Maduro y el madurismo en absoluto nada tienen que ver con Chávez y el chavismo revolucionario, estamos claro con éso coño!

El desastroso fracaso de la política laboral del gobierno madurista a lo largo de su gestión ha sido catastrófica sin discusión alguna y la eliminación del régimen legal de prestaciones sociales es, la evidencia más contundente de ésa afirmación anterior, por lo que vemos éste contradictorio "constructor de Victorias" ahora es víctima de su propio engaño al construir su propia derrota electoral 2024; no es posible cometer tantos desaciertos, errores y fracasos seguidos sin detenerse un instante a rectificar por el bien del país, y que además pueda pasar liso sin que le ocurra nada, tomando en cuenta que en política los errores no solo pagan, sino que se pagan el doble y mucho más.

El estilo y "la metodología", utilizada por el gobierno madurista basado en el malandreo, el oportunismo, el tráfico de influencia grupal y amiguismo, el negocio lucrativo de las elites ministeriales y la corrupción generalizada son el lugar común, con algunas excepciones, en la administración pública nacional, son el principal rasgo de caracterización a este gobierno que ya luce agotado y perdido sin horizonte ni propósito político, que ya no da para más y por tanto está impedido de poder cambiar la realidad presente, porque jamás podrían obtener resultados positivos para el país y la clase trabajadora quienes son parte intrínseca del problema.

Necesario es en ésta hora menguada de la república, en la que el pueblo trabajador no puede seguir atrapado en el engaño y la mentira por siete años más, esperando el rescate del mismo súper bigote y/o el oscurantismo de Dracula que en definitiva son la misma basura ideológica capitalista, hay que deslastrarse de ellos ahora, no puede dársele a éste gobierno otro cheque en blanco o darle crédito (fiao), la clase trabajadora no puede seguir prestando el poder legítimo de su fuerza material a factores de poder para que lo sustituyan, porque nada tienen que ver con sus intereses de clase, y porque históricamente por su naturaleza productiva de riquezas está legitimada para tomar el poder político de manera autónoma.

Asumiendo la conducción de su propio destino a partir de sus propias decisiones sin intermediarios de liderazgos falsos con pies de barro, infiltrados en nombre de la clase obrera. Razón tuvo nuestro gran maestro Alfredo Maneiro, quien siempre enfatizó la necesidad de ser una clase obrera ilustrada, preparada para asumir directamente el poder y hacer la revolución verdadera con una visión de clase social productiva, emancipada y culturalmente sólida más allá las boberías gritonas simplistas, ridículas y traidoras.

De allí que la clase trabajadora venezolana y principalmente su vanguardia tienen que dejarse de pendejera y prestar atención al verdadero centro de la política (el poder) y sin abandonar las luchas por lo reivindicativo, asumir su condición emancipadora de cambio social y proponerse disputarle o arrebatarle frontalmente el poder político nacional a la burguesía explotadora y sangana, propinarle de una vez por todas la derrota electoral el 2024, éso es posible y están dadas las condiciones objetivas para que a partir del liderazgo colectivo, unitario y programático (la candidatura en su momento) sin "mesías" surgidos de la nada, megalomanos sin formación política ni solidez ideológica, sin compromiso programático,NO!

Que luego se transforman en mercaderes del mercado capitalista y se venden a la burguesía quienes finalmente terminan siendo sus amos y éstos los esclavos; de lo que se trata es de impulsar y consolidar la unidad programática de factores revolucionarios de centro-izquierda e "independientes" y confluir en una causa común movimiental, basada en el histórico nacionalismo patriótico por el rescate y profundización de la revolución bolivariana, socialista, democrática y popular iniciada por Chávez donde el centro de atención y participación protagónica sea en términos prácticos y concretos el ser humano, el pueblo y especialmente las trabajadoras y los trabajadores venezolanos; coño camaradas, dejemos de seguir viéndonos el ombligo, carajo la historia lo está reclamando, construyamos entre todos la utopía posible con el esfuerzo colectivo, unitario y concreto.

Chávez y el chavismo revolucionario son el verdadero camino!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2611 veces.



Aguedo Alcalá Machiz


Visite el perfil de Aguedo Alcalá Machiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: