Rebelión contra el dólar está en marcha

¿Cuál moneda desplazará al dólar?

  • El yuan, el euro y el bitcoin son candidatos para desplazar a la moneda estadounidense.

El gobierno de Arabia Saudita anunció hoy que tomó la decisión de unirse al bloque de países que ha creado una alianza comercial, liderada por China, cuyo principal objetivo es reducir la dependencia internacional del dólar estadounidense.

Ahora, Arabia Saudita se integra como socio de diálogo en la Organización de Cooperación de Shanghai (SCO).

Se trata de una alianza política, de seguridad y comercial en la que además de China figuran como miembros de pleno derecho Rusia, India, Pakistán y otras cuatro naciones de Asia central.

La organización cuenta además con cuatro estados observadores, entre ellos Irán. También están nueve socios de diálogo, contando a Arabia Saudita, Qatar y Turquía entre ellos, de acuerdo con lo publicado por el medio CNBC.

La integración de Arabia Saudita al bloque comercial es un elemento clave a favor de los intereses de China, ya que el país del Medio Oriente es uno de sus más importantes proveedores de hidrocarburos.

El fortalecimiento de los lazos comerciales entre ambas naciones, en yuanes y no en dólares, representa una nueva oportunidad en los esfuerzos de China por romper el monopolio de la moneda estadounidense.

De hecho, recientemente China ha concretado varios acuerdos comerciales en yuanes, dejando claro su interés por la desdolarización de las relaciones internacionales.

Como fue informado por CriptoNoticias hace minutos, la empresa petrolera estatal de China, CNOOC, y la compañía francesa TotalEnergies, completaron la primera compra internacional de un rubro petrolero en yuanes y no dólares.

Aparte, hace una semana, los presidentes de Rusia y China, Xi Jinping y Vladimir Putin, anunciaron un nuevo acuerdo comercial que se desmarca del dólar estadounidense y se centra en el yuan como la principal moneda para el comercio de distintos rubros.

Está claro que una rebelión contra el dólar está en marcha y que el yuan chino quiere desplazarlo como activo de reserva mundial.

Sin embargo, otras monedas, como el euro, la rupia india y bitcoin también entran en la competencia a ver cuál se queda con la corona.

Pronto los Emiratos Árabes Unidos pueden unirse a otros 18 países que acordaron comerciar con rupias indias con la idea de renunciar al dólar como modo de transacción transfronteriza.

Mientras tanto, la adopción de Bitcoin continúa repuntando, si se toma en cuenta el aumento de la cantidad de direcciones de esta criptomoneda.

Aunque la cantidad de direcciones de bitcoin no se traduce en cantidad de usuarios, la cifra puede actuar como un indicador del crecimiento en general.

Las direcciones únicas que poseen bitcoin han venido aumentando a medida que los nuevos usuarios adquieren la criptomoneda.

En ese sentido, se observa el hecho de que en el año 2012 existían poco menos de 1 millón y recientemente la cifra ha escalado a casi 42 millones de direcciones únicas, de lo cual se puede extraer que bitcoin ha venido conquistando usuarios a lo largo de los años.

En medio de todo, el yuan o China no son los únicos rivales que tiene el dólar estadounidense, más bien la política monetaria de la Reserva Federal es su propio enemigo.

Se debe a la saturación de dinero inorgánico que está inundando la economía de esa nación y que a los ojos de los analistas está decretando el juego final del dólar.

Así que frente a este escenario en el que todo el dinero tiende a perder valor con el tiempo, bitcoin sale fortalecido por ser uno de los activos que más valor ha ganado con el pasar del tiempo, tal como lo muestra el gráfico de su historial de precio

image.png image.png

 

"La gran historia nos dice que el declive de la hegemonía a menudo comienza con su moneda", dice el Global Times en "La desdolarización es inevitable", citado por Prensa Alternativa.com, pero no es el único medio que alerta sobre lo conflictivo y poco estable del dólar como moneda mundial.

Y es que se deterioran dos ejes de la hegemonía de Estados Unidos. Uno, la ausencia del monopolio sobre el armamento nuclear, y el segundo, la caída acelerada en la posición del dólar como moneda de curso. Con respecto a la dimensión geopolítica, la coalición euroasiática Putin-Jinping implica una transformación sin precedentes de la dinámica geopolítica y geoeconómica del mundo.

Para Ben Norton (geopoliticaleconomy.com) es claro que Rusia se está alejando de Europa e integrando con Asia, y como le recuerda un lector, ya el estratega Zbigniew Brzezinski advirtió que "el más peligroso escenario (para el estatus de Estados Unidos como poder global) sería una gran coalición de China, Rusia y quizás Irán (…) una coalición antihegemónica". Esto existe hoy, a lo que añado que es también enfática la advertencia de Kissinger.

Más aún, según Thierry Meyssan (redvoltaire.net, 14/3/23), la reconciliación entre Arabia Saudita e Irán gracias a los oficios de Rusia y China "abre por fin la puerta a una era de paz en el Medio Oriente, cerrando 11 años de guerras y de constante influencia occidental en la región".

La dimensión monetaria también está en la base de esta transformación. Putin fue claro: "Es importante que nuestras monedas nacionales se utilicen cada vez más en el comercio bilateral (…) Apoyamos el uso del yuan chino en las transacciones entre la Federación Rusa y sus socios en Asia, África y América Latina", afirmó. (Ben Norton, geopoliticaleconomy.com, 3/4/23).

El conflicto entre Washington y Pekín, nos informa también el importante medio peruano Prensa Alternativa.com, impulsa la lucha entre el dólar y el yuan por la supremacía como divisa de cambio mundial. Según Carlos Aquino, director del Centro de Estudios Asiáticos de la Universidad Mayor de San Marcos de Perú, el yuan viene ganando terreno a gran velocidad en América Latina; su presencia representa un gran desafío para la hegemonía del dólar en la región.

Recordó que "hace 10 años, 80 por ciento del comercio entre China y Rusia se realizaba en dólares, y hoy 90 por ciento es en yuanes, y esto puede suceder con Latinoamérica y el Caribe, mientras avanza el proyecto más ambicioso de China, la Nueva Ruta de la Seda, que ya ha incorporado a 20 naciones de la región, llegando a tener un peso económico similar al de todo el continente africano".

El grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) está avanzando hacia la creación de una nueva moneda que pueda sustituir al dólar estadunidense, empezando por el uso de sus monedas locales, mientras José Vizner (Negocios.tv, 30/3/23) señala cómo China y Brasil trasladan el comercio mutuo al yuan y dejan el dólar, y anuncian que van a ampliar la oferta de alimentos, minerales y bienes de alto valor agregado. "Vamos a ver el impacto de depreciación que puede tener el dólar como moneda hegemónica", lo que es significativo en términos de la economía global, porque el año pasado, el comercio entre China y Brasil alcanzó el récord de 150 mil millones de dólares que dejan de comercializarse en dólares, pasando a la moneda china.

Una reflexión final: "Dolor a corto plazo para ganancia a largo plazo", define "la peligrosa intensificación bélica de Estados Unidos y sus aliados occidentales contra Rusia y China. Lo que llama la atención de la posición de Estados Unidos es que trata de impedir un proceso histórico que parece inevitable, que es el proceso de la integración de Eurasia… (que) amenaza la primacía de Estados Unidos y de las élites atlánticas". (Introducción. Vijay Prashad en Bellamy Foster et. al. Estados Unidos esta librando una nueva guerra fría: Una perspectiva socialista, Tricontinental, MRPress, NoColdWar, Estudios sobre Dilemas Contemporáneos, septiembre de 2022.)

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3003 veces.



Antonio J. Rodríguez L.


Visite el perfil de Antonio J. Rodríguez L. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: