Este es un perfecto ejemplo de la monumental inhumanidad programada que existe hoy aquí en Venezuela

Este artículo es para darles un ejemplo concreto y muy real del extremo nivel de inhumanidad programada que existe hoy aquí en Venezuela bajo el mando del actual jefe de Estado venezolano.

Para demostrarlo, utilizaré simultáneamente el ejemplo mío, y el de una muchacha venezolana quien no conozco pero que se hizo conocer en un video muy bueno que ella publicó en Youtube.

Yo sufro de una enfermedad genética metabólica rara que de manera intermitente me envenena la sangre y por ende, los órganos, los músculos, y el cerebro, enfermándome gravemente con repentinos ataques de dolores muy fuertes, neuropatía, convulsiones, vómitos, alucinaciones, y parálisis. En mi caso, estos ataques son activados por el estrés, la luz del sol, el alcohol, el trauma, ciertos medicamentos y químicos, e infecciones, o, por una combinación de estos.

La enfermedad se llama Porfiria Aguda Intermitente.

Muy poca gente carga el gene defectuoso que causa esta enfermedad y nadie sabe cuanta gente lo carga, pero se estima que serían posiblemente alrededor de 1 persona por cada 10.000, sin embargo, menos del 10% de quienes cargan este gene defectuoso desarrollan la enfermedad, y aun menos todavía la desarrollan de manera crónica y grave como yo la tengo … y como la tiene esa joven y muy simpática muchacha venezolana que hizo el video, quien tiene exactamente lo que yo tengo, igualito, exactamente la misma grave condición, quien les presentaré más abajo en su video donde ella detalla su caso (que es igual al mío) de manera muy interesante, clara, y concisa, y donde al mismo tiempo ella comparte un mensaje muy positivo de apoyo para cualquier persona que sufra de cualquier cosa usando su propia experiencia con la Porfiria Aguda Intermitente como evidencia de que, sí, se puede vencer, aun cuando pareciera que no hay luz al final del túnel.

Ella, como yo, casi murió de esta enfermedad, así como murió Paula, la hija de la escritora chilena, Isabel Allende, antes de los 30 años de edad debido a complicaciones de su Porfiria Aguda Intermitente.

Los casos graves como el mío y como el de la muchacha venezolana del video (y Paula Allende), ocurren tal vez (nadie sabe de verdad) en menos en 1 persona de cada 1.000.000, o sea, en todo el planeta, seríamos solamente unas 8000 personas muy "especiales" que sufrirían de un caso tan grave de esta enfermedad, la cual a veces se llama "la enfermedad del vampiro," ya que en ciertos casos, como el mío por ejemplo, la exposición a la luz del sol me puede matar (así como mata a los vampiros), y una de las cosas que necesito hacer para disminuir la probabilidad de tener un ataque, es de comer mucha carne roja, y si puedo, mejor todavía, sangre (como un vampiro), pero la sangre de res, por supuesto, no la sangre de humanos, aunque me imagino que la sangre humana sería aun mejor para aliviar mi Porfiria Aguda Intermitente.

¡Qué bonito cuello tienes!

Bueno …

Sufro de ataques por lo menos tres veces al año desde hace más de 50 años, lo cual debería haberme matado, pero sigo vivo aquí en mi estación de control (mi cama), como Frida Kahlo, donde me la paso casi todo el tiempo desde finales del 2019 con un aparato que construí para poder escribir desde allí (no pinto desde la cama porque necesito estar en posición vertical para pintar y dibujar correctamente). De todas maneras, tengo mucha suerte de estar vivo.

La Porfiria Aguda Intermitente es una enfermedad que se desarrolla espontáneamente mientras uno crece, normalmente durante la adolescencia o después de un parto debido a los cambios hormonales.

Ahora …

Eso dicho …

Me gustaría mucho que vean el video que les presentaré más abajo de la muchacha venezolana que sufre de exactamente lo que yo tengo, igual de grave, con exactamente los mismos síntomas, pero, con la diferencia de que ella es una joven muy rica y muy bien cuidada y tratada, con acceso a básicamente todo, mientras yo soy un viejo insignificante aplastado, estropeado, y crónicamente torturado por la desnutrición y la falta de medicamentos (una condición impuesta por el actual jefe de Estado venezolano, ver más abajo), nacido de una familia muy pobre de mineros de carbón, hoy con una pensión de menos de $15 al mes (el precio de un almuerzo aquí en Venezuela).

Soy un viejo esclavo cualquiera, sin medicamentos o tratamientos, y sin la capacidad de aun pagarme un taxi a un hospital … aunque yo no iría a ningún hospital aquí en Venezuela, los cuales considero ser casas de muerte y de exterminación del los indeseables, así como ocurría en la Alemania Nazi. Tendría que hacer como ella hizo (la muchacha del video), de irme de Venezuela, pero no puedo todavía ya que debo mejorar mi condición para poder viajar y no tengo el dinero para pagarme un traslado aéreo médico (ella hizo eso, porque pudo, yo no puedo).

Pero …

Ambos somos seres humanos.

Ambos somos venezolanos.

Ambos sufrimos de manera idéntica.

No hay cura para esta enfermedad, pero sí existen tratamientos (que yo no puedo pagarme, pero ella sí) que pueden disminuir o a aliviar los síntomas durante los ataques y durante la recuperación, la cual, como verán en el video, puede durar días, semanas, o meses seguidos, aun años.

En mi caso, los ataques más fuertes, me pusieron en cama, paralizado durante 11 meses, 28 meses, y ahora después de mi más reciente grave ataque en noviembre del 2019, 3 años (36 meses) en cama parcialmente paralizado como en el video de la muchacha más abajo.

Ahora …

Quiero que sepan que yo no estoy escribiendo este artículo porque yo mismo sentiría lástima por mí mismo, ya, ay, ay, pobrecito de mí, no, sino, lo escribo:

1- Para demostrar la enorme diferencia entre las clases sociales de Venezuela hoy bajo el mando del actual jefe de Estado venezolano, donde el 20% (como la muchacha del video), tiene acceso básicamente a todo, mientras el 80% (como yo), no tenemos acceso a básicamente nada, donde una persona rica como la ella, para no morir anticipadamente, puede pagarse 5 enfermeras, 3 terapeutas, todos los medicamentos que necesitaría, traslados médicos aéreos, y todas las estadías en hospitales y clínicas que una persona que sufre de esta enfermedad necesitaría, pero yo no.

Yo debo enfrentar mi enfermedad solo, sin tratamiento, sin nada, porque no tengo otra opción, porque soy pobre, porque formo parte del 80% y no del 20% como ella.

2- Para darles una idea del atroz sufrimiento que vivimos todos los días aquí en Venezuela quienes no tenemos dinero suficiente (el 80%) simplemente porque nacimos en familias pobres (y no ricas como la muchacha del video), y que por ende, solo por ser pobres, somos deliberadamente y extremadamente maltratados por el actual Estado venezolano, peores que animales, en este Estado que se ha convertido en un monstruo contra la humanidad bajo el mando del actual jefe de Estado venezolano y su gente, quienes, estoy 100% seguro, recibirían, así como la muchacha del video, toda la atención médica de alta calidad para curarse de cualquier estupidez como una uña torcida, o tal vez gonorrea, sífilis, sida, y cosas así que los ricos pueden fácilmente atrapar por ser los depravados sexuales que a menudo son, o tal vez para curarse de los sangrados constantes de la nariz debido al uso excesivo de cocaína, y cosas así, ustedes saben cómo son esa gente son, ¿verdad?, hablo de los ricos, no todos, pero muchos, mientras el 80% de la población, todos impotentes y deliberadamente esclavizados por el actual Estado venezolano (eso lo puedo comprobar jurídicamente), somos poco a poco masacrados y asesinados por el mismo Estado venezolano que ellos dirigen.

NOTA: Digo asesinados en vez de matados ya que el acto de matarnos lentamente debido a las complicaciones de la crónica desnutrición impuesta sobre nosotros por el actual jefe de Estado venezolano, es 100% deliberado, fue hecho a través de decretos presidenciales y a través de leyes aprobadas por la asamblea nacional, todo aprobado oficialmente y de manera totalmente consciente, como por ejemplo, la aprobación de la continuada baja de las salarios y de las pensiones entre el 2013 y hoy, desde alrededor de $500 al mes en el 2013 hasta hoy ser menos de $15 al mes, o sea, nada de eso ocurrió por casualidad, y ellos lo saben.

3- Para enfatizar que existen posiblemente más de 2 o 3 millones de venezolanos y venezolanas (del 80%) que sufren de enfermedades crónicas y graves quienes como yo no son capaces de pagarse los tratamientos necesarios para extender sus vidas o para mejorar la calidad de sus vidas (¡lo cual merecen!), como por ejemplo la gente que sufre de insuficiencia cardiaca, diabetes, insuficiencia renal, epilepsia, y asma.

Somos probablemente millones.

Bueno, aquí está el video de 55 minutos de la muchacha venezolana rica que sufre de la misma enfermedad que yo, ella bien tratada, y yo no, simplemente porque ella es rica, y yo no:

https://www.youtube.com/watch?v=q6ZvKQpMciI

Les pido de ver el video por completo para que entiendan realmente la gravedad de la injusticia que reina aquí en Venezuela, la maldad humana, la crueldad programada desde Miraflores, específicamente bajo el mando del actual jefe de Estado venezolano.

El video es muy fácil de ver porque la muchacha, aun siendo una sifrina (momio), es muy simpática, muy clara, y muy expresiva, lo cual hace que el video sea muy interesante y también muy entretenido (creo que ella debería estar en las películas), o sea, vale la pena verlo todo, digo yo.

Yo lo vi dos veces por completo.

¡Disfruten del video!

Bueno …

Este ha sido un perfecto ejemplo de la monumental inhumanidad programada que existe hoy aquí en Venezuela bajo el mando del actual jefe de Estado venezolano.

oscar@oscarheck.com

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1018 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: