La columna de Dante

Lealtad y honestidad

Para quienes transitamos en el camino de la política, y en especial, para quienes formamos parte de la Revolución Bolivariana fundada por el comandante Hugo Chávez, la lealtad es mucho más que un valor humano. Es una de las virtudes más sinceras y honorables, un principio irrenunciable, uno de los pilares en los que se fundamentan nuestras acciones, causas y proyectos. Es honor, confianza, compromiso con uno mismo, con la verdad, con nuestros valores y principios, con quienes respetamos y amamos, con nuestra Patria y nuestro pueblo.

La lealtad lo es todo y no debe confundirse jamás, tal como lo indican los textos bibliográficos, con la sumisión, adoración o adulación. La lealtad debe ir acompañada siempre por la honestidad, que a su vez nos habla de decencia, pudor, dignidad, de la sinceridad, la justicia, rectitud y la honradez en la forma de ser y de actuar, aun y especialmente, cuando las circunstancias son adversas.

Estas son cualidades que sin lugar a dudas debe tener un revolucionario. Son premisas que debemos cumplir y también exigir a nuestros compatriotas, a nuestros líderes y gobernantes. Son bienes tan preciados que debemos además defender entre quienes nos rodean, pues siempre habrá quien trate de opacar al que destaca por estas y otras virtudes.

Recientemente me han llamado la atención los ataques que han desatado en contra de nuestro hermano Rafael Lacava, gobernador de Carabobo, conocido y reconocido no solo por su gestión, su trabajo y logros alcanzados, sino por su autenticidad y espontaneidad, por su forma de ser, decir y hacer las cosas.

Lo están atacando por esa particularidad, por su popularidad y la jocosidad que lo caracteriza. Hay quienes están haciendo lo imposible por enemistarlo con nuestro Presidente, por ponerlos a pelear sin darse cuenta de lo que ha dicho sin pelos en la lengua, a su manera: su candidato es y será siempre Nicolás Maduro. Lacava es un hombre honesto e incondicional, leal al legado de Chávez, a la Revolución y a su pueblo, que demuestra su lealtad apoyando a quienes lo necesitan, sumando éxitos trabajando de forma articulada con el Gobierno nacional, con el Poder Popular, con los emprendedores y empresarios que están apostando por Carabobo.

Y eso, aunque a muchos les molesta, a otros les motiva. Su aceptación deja en evidencia lo que la gente quiere ver: autenticidad. La gente quiere políticos de verdad, siendo como son, trabajando, no gente inventada o maquillada, que son una cosa en persona y en los medios otra. Si queremos prevalecer en el tiempo tenemos que mostrarnos como somos, con claridad y sencillez, siempre honrando la lealtad y la honestidad. Solo así tendremos éxito. Un abrazo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 491 veces.



Dante Rivas


Visite el perfil de Dante Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Dante Rivas

Dante Rivas

Más artículos de este autor