El Rincón de los Toros

Varias veces Simón Bolívar fue víctima de atentados de manos de los españoles, entre ellos uno de los más conocidos fue el atentado del Rincón de los Toros que se salva por un pelito. Estuvo el héroe caraqueño muy cercano a la muerte y se salvó como lo hizo en 17 oportunidades en que sufrió atentados.

En el año de 1818 Bolívar sufre una derrota en la batalla de Semen en donde tiene una gran cantidad de bajas, en esa acción son derrotados los patriotas a pesar de ser herido el General Morillo de un lanzazo y como premio de esta batalla le fue otorgado el título de Marqués de La Puerta. La historia cuenta que el futuro Marques de La Puerta desde su lecho de enfermo ordena la captura o muerte de Simón Bolívar

Las tropas de Bolívar llegan a la sabana del hato del Rincón de los Toros se encontraban maltrechas por la derrota sufrida, lo que no sabían era que Morillo estaba planeando un atentado contra El Libertador, esta era la oportunidad de acabar con el líder de la Revolución.

Los españoles logran la traición de unos soldados patriotas y saber el santo y seña para entrar al campamento de los revolucionarios. Morillo escoge a los 36 soldados más valientes del Batallón Navarra para realizar el ataque y de esta manera acabar con el líder de la Revolución comandados por el Capitán español Renovales y el valeroso Coronel barines Rafael López que es muerto en la acción.

Los españoles se acercan confiados es indiscutible su bravura ya que se sabía que la mayoría morirían al ser descubiertos. Los patriotas era un aproximado de 800 hombres de caballería y 600 de infantería.

Bolívar llegó al sitio al atardecer y se sitúa con sus edecanes en una mata en donde cuelga su hamaca. Entrada la noche el Libertador es avisado por un campesino que en un lugar cercano se encuentran un grupo grande de tropas realistas y este decide, ya que se comunica que son más tropas que las suyas, de levantar el campamento y así engañar al enemigo. Ordena levantar las armas y municiones y mientras sus edecanes cumplen sus órdenes El Libertador se acuesta, pero no logra conciliar el sueño y se levanta ordenando a otro de sus edecanes, el General Ibarra; que se apresurara a cumplir sus órdenes.

El General Santander se acerca al caraqueño para informarle sobre el movimiento que hacen los soldados patriotas para cambiar de campamento cuando se oyen unas detonaciones. Bolívar se arroja al suelo y su hamaca es impactada por cuatro disparos que por un milagro no matan al Libertador.

Según el propio Bolívar lo salvó la oscuridad y fue después su mejor aliada, los disparos crean confusión en la tropa patriota y huyen en desbandada, el Libertador huye por la llanura hasta conseguirse al venezolano Leonardo Infante que le cede el caballo que monta que no de otro sino del llanero López, montado en la bestia Bolívar hizo su entrada a Calabozo pero el atentado a pesar de que El Libertador salió ileso hacer merma en el organismo ya enfermo del héroe caraqueño.

Morillo y sus soldados estaban convencidos que la suerte favorecía a Bolívar y el militar español comento:

"El hijo del Diablo tiene la suerte del Diablo". La guerra entraría en una nueva etapa de guerra de guerrillas, pero de su mente nunca se borraría la noche en que estuvo muy cerca su muerte.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 383 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: