Todos contra el comunismo en el Aula Magna de la U.C.V

Ni más ni menos. En la Universidad Central de Venezuela, debajo de las nubes de Calder, o lo que el arquitecto Carlos Raúl Villanueva llamó "los platillos voladores", exclamando "¡fantástico!" cuando entró a la inmensa sala y los "platillos" habían sido pintados (1).

Y en ese mismo estupendo libro que Luis Fuenmayor Toro me obsequió cuando yo trabajaba bajo su dirección en la OPSU (Oficina de Planificación Universitaria), se indica cómo "el tiempo de reverberación" en la sala fue optimizado para el Congreso Panamericano, éste mismo del cual les voy a escribir. Para ello le colocaron 257 metros cuadrados de frazadas de fibra de vidrio sobre las nubes, disminuyendo la reverberación a 1.35 segundos (con ocupación total) mientras que, sin esas frazadas, el valor sube a 1.7 segundos, ideal según describen, para conciertos sinfónicos.

Tan es así que, en 1957, Leonard Berstein, director de la Filarmónica de New York, calificó la sala como la mejor de Suramérica soñando poder llevársela al Carnegie Hall, en New York. Me resulta grato saber que nos envidian el Aula Magna, con una de las mejores acústicas del mundo. Aunque mi amigo secreto, Diogenes, con toda razón, me dice que éste (mío) es un pensamiento colonial.

El artista Alexander Calder, autor de las famosas "nubes de Calder", y famoso por ser el precursor del arte cinético, también se impresionó enormemente, pero con el coraje y el arrojo de los venezolanos, señalando, en 1962, "debe haber tomado una gran dosis de valentía el construir, instalar e imponer, "los platillos voladores" en el Aula Magna". No deja de complacerme que un personaje culto, un artista del primer mundo, reconozca el valor y la capacidad de los venezolanos, a quienes no creía capaz de realizar esta hazaña. ¿Sigo con mi mente colonizada?

También creo que hubo mucha temeridad, esta vez inconveniente y, sobretodo, dirigida desde el norte, en esa notoria congregación, X Conferencia Panamericana, que fue también llamada Conferencia de Caracas, celebrada en esta ciudad, el veintiocho de marzo de 1954, apenas un año luego de finalizar las obras en el Aula Magna (2).

A dicha importante reunión asistieron todos los países miembros de la OEA (creada en 1948), a excepción de Costa Rica, la cual no aceptó la invitación pues no reconocía como legítimo el gobierno de Marcos Pérez Jiménez en Venezuela. El presidente de Costa Rica era, en aquel entonces, José María Figueres Ferrer, padre del actual candidato presidencial a la próxima segunda vuelta en Costa Rica, José María Figueres Olsen.

¡Qué contraste en este recinto espectacular, audaz, de hermosa belleza! Dentro de este mismo espacio se concluyó, en 1954, un episodio nefasto que, finalmente entendimos, impidió a los países de América Latina seguir por su natural vía del desarrollo, de la autodeterminación y de su plena soberanía, como refiere la profesora Judith Valencia en sus importantes trabajos sobre economía (3).

Esto puede afirmarse porque, a través de esta Doctrina Anticomunista, se estaba en realidad impulsando paralelamente, la política del imperialismo en nuestra región. En ese hemisferio centro-sur que ellos (Estados Unidos) consideraban, aun hasta el día de hoy, su patio trasero.

En pocas palabras: la Doctrina Anticomunista obligaba a todos los países vecinos a luchar contra cualquier influencia y/o injerencia del comunismo internacional soviético, ganador de la Segunda Guerra Mundial habiendo derrotado al fascismo de Hitler.

Hubo antecedentes significativos a este hecho, como la IX Conferencia Panamericana realizada en Bogotá en 1951, donde se discutió ampliamente el tema del Comunismo Internacional. El gobierno de los Estados Unidos, casi que inmediatamente, convocó a todos los Ministros de Relaciones Exteriores, con la finalidad de "implementar una acción expedita de las Repúblicas del hemisferio occidental para la defensa común contra las actividades agresivas del comunismo internacional. Todo esto muy condimentado por lo que estaba acaeciendo en la Guerra de Corea.

De tal manera que se planificó la próxima reunión, para concretar esas ideas que debían transformarse en acciones, justamente en la capital de Venezuela, donde gobernaba Pérez Jiménez, todo menos comunista.

Los puntos tratados en dicha conferencia fueron, esencialmente, los siguientes:

  1. Cooperación política y militar para la defensa del continente americano y para prevenir ataques y agresiones;
  2. Fortalecimiento de la seguridad interna da las naciones, lo cual pasaba por fortalecer la defensa de la democracia representativa; (alejando el comunismo);
  3. No podía faltar el tema de la cooperación económica;
  4. Y la resolución sobre el caso de Guatemala, que merece un punto especial.

Apreciados lectores: ¿qué teníamos que ver los países latinoamericanos en ese entonces, con el "fantasma" del comunismo en Europa, muy temido por Estados Unidos, o con la Guerra de Corea (1950-1953)?

En ese panorama inmediato, claro que sí: ¡agredir a un país como Guatemala! Su Presidente era Jacobo Árbenz, democráticamente electo. Pero, para los funcionarios estadounidenses, vigilantes de mantener el imperialismo, Árbenz cometió un grave error al promulgar la reforma agraria que perjudicaba a la multinacional estadounidense United Fruit Company y a los intereses de la oligarquía guatemalteca (4).

El presidente de Estados Unidos de ese entonces era Dwight Eisenhower, responsable de poner en práctica lo que ya Theodore Roosevelt, en 1901, pretendió, al endurecer la Doctrina Monroe: "si un país de las Américas amenazaba o atacaba la propiedad de los ciudadanos o empresarios estadounidenses, o cercenaba sus derechos, Washington se vería obligado a intervenir en sus asuntos internos (del país) para restablecer el orden y el imperio de la ley. Lo que se conoció como la Política del Gran Garrote (5).

Que por supuesto, ustedes conocen se sigue aplicando exactamente en pleno siglo XXI. Como el reciente golpe de estado en Bolivia, 2019 donde la OEA estuvo metida hasta los tequeteques (6).

De esta forma, el gobierno de Eisenhower utilizó el Congreso Panamericano en Caracas, para desestabilizar al gobierno nacionalista y reformista de Árbenz.

La CIA, en base a la información que obtenía del espionaje estadounidense, consideró que en el gobierno de Guatemala existía una fuerte influencia soviética. Esa serie de reformas implementadas por el presidente Árbenz se entendieron afines al comunismo.

Se realizó así la operación que condujo al golpe de estado en Guatemala, pocos meses después, en el mismo año de la celebración de la Conferencia de Caracas, en 1954.

Muy interesante luce que, en aquellos tiempos y lugares, Argentina (junto a México), no se sumó a esta arremetida y se negó a firmar la declaración contra Guatemala, impulsada por los Estados Unidos. Muy diferente a las acciones del llamado "operativo Puma" del 2019, donde actuó Mauricio Macri en Argentina y que conocimos solo recientemente (7,8).

Si bien la declaración de Caracas con su Doctrina Anticomunista está muy bien descrita en la literatura (9), permítanme destacar estos dos puntos, dentro del extenso texto:

Considerando:

"Que el carácter agresivo del movimiento comunista internacional sigue constituyendo, dentro del complejo de las circunstancias mundiales, una amenaza especial e inmediata para las instituciones nacionales, para la paz y seguridad de los Estados americanos y para el derecho de cada uno de ellos a desenvolver libre y espontáneamente su vida cultural, política y económica, sin la intervención de otros estados en sus asuntos internos o externos…"

Y, finalmente declara:

" Que el dominio o control de las instituciones políticas de cualquier estado americano por parte del movimiento internacional comunista, que tenga por resultado la extensión hasta el Continente americano del sistema político de una potencia extra continental, constituiría una amenaza a la sabiduría e independencia política de los Estados americanos que pondría en peligro la paz de América y exigiría una reunión de consulta para considerar la adopción de las medidas procedentes de acuerdo con los tratados existentes…"

Apreciados lectores: hagamos un ejercicio de pensamiento y búsqueda, cuando leemos la palabra ¿"paz de América"? o cuando ¿"desenvolver libre y espontáneamente su vida cultural, política y económica, sin la intervención de otros estados en sus asuntos internos o externos"?

Hagamos la reflexión revisando, en los últimos más de cincuenta años, todos aquellos golpes de estado clásicos, blandos, de colores u otros, que ha venido aplicando el imperio de los Estados Unidos en América Latina empezando, tal vez, por el de Jacobo Árbenz en Guatemala, aunque mi amigo secreto Diogenes, siempre muy bien informado, me asegura que empezó antes, en Costa Rica, con lo que se llamó "la revolución de 1948" (10).

Interesante y poco conocido acontecimiento que valdrá la pena tratar en otro artículo. Por ahora, adelanto que el mismo José Figueres Ferrer, antes de ser presidente de Costa Rica, colaboró activamente, haciendo la "revolución" para destronar al gobierno progresista del presidente Teodoro Picado Michalski.

Picado estaba aliado, entre otros, con el partido Vanguardia Popular, integrado por comunistas. Su gobierno intentaba mejorar las condiciones de la clase obrera en Costa Rica. Como ya imaginan, Estados Unidos, en su ataque de paranoia, buscando evitar la expansión del comunismo soviético en el mundo, sobre todo en sus vecinos, financió la empresa a José Figueras Ferrer. Lograron el objetivo: desde 1948, el partido comunista fue ilegalizado durante veinticinco años en Costa Rica.

Sigamos con el ejercicio, esta vez reflexionando sobre la frase "consulta para considerar la adopción de las medidas procedentes de acuerdo a los tratados internacionales…"

¿Qué tratados internacionales han respetado los Estados Unidos? ¿Con quienes han consultado alguna vez?

En un contexto actual, encaja muy bien lo que acabo de leer en la entrevista que le realizaron a Noan Chomsky: "es cierto que EE UU y sus aliados violan la legalidad internacional sin pestañear" (11).

Apreciados lectores, la paranoia contra el comunismo llegó a todos los rincones. En la época de los sesenta y setenta, con las guerrillas en plena acción por las montañas del país, recuerdo que, al salir del bachillerato, cursado en un colegio de monjas, la despedida por la Madre Superiora a las alumnas que salíamos muy entusiasmadas a las universidades, decía: "cuídense mucho de los comunistas que andan por ahí, en esos recintos de estudios".

El Aula Magna no ha visto solo ese deshonor de ser el recinto donde se declaró la doctrina anticomunista e indudablemente, la plena confirmación del imperialismo manifiesto de los Estados Unidos, sino que también fue honrada con importantes visitas, de líderes como Fidel Castro que reivindicaban su soberanía, y trataban de establecer un régimen comunista en Cuba.

Fidel Castro, estuvo en el Aula Magna ofreciendo sendos discursos memorables, por bien dos veces: el veinticuatro de enero de 1959, al celebrase un año del derrocamiento de Marco Pérez Jiménez (12). Y también el comandante Fidel fue invitado por el recién electo presidente Hugo Chávez, el tres de febrero de 1999. Por dicha, como acostumbra a decir mi amigo secreto, yo estuve ahí, extasiada (13).

En la historia reciente, nuestra Aula Magna fue mancillada por Juanito Alimaña con el permiso de unas autoridades rectorales completamente ilegítimas, como lo señaló claramente mi compañero Miguel Alfonzo (14, 15).

A la vez, un par de años después, las mismas ilegítimas autoridades ucevistas, niegan el derecho de acoger, debajo de sus nubes soñadoras, a las autoridades del gobierno bolivariano que se preocuparon por su embellecimiento y recuperación (16,17).

Una inversión importante hecha por el gobierno bolivariano de Nicolás Maduro, muy significativa dentro de una época de bloqueo económico, de dificultades de todo tipo, ganadas por defender la soberanía de la Patria y nuestra independencia y, como país libre donde nació Simón Bolívar, negándonos a someternos al imperio (18,19).

Lamentando como ustedes, el actual conflicto en Ucrania-Rusia, hoy en pleno siglo XXI, el mundo todo estará aterrorizado con el surgimiento del nazismo en el planeta. ¿No habrá por ahí alguien que intente una Doctrina Anti Nazismo? ¿De iguales proporciones? Una pregunta inocente.

Posdata: un agradecimiento especial a mi amigo secreto Diogenes, siempre muy calificado en su aporte de bibliografía y su transferencia de conocimientos a esta aprendiz.

  1. El Aula Magna y la síntesis de las artes. 50 años. Dirección de cultura de la Universidad Central de Venezuela, 2003
  2. https://www.dipublico.org/117868/declaracion-de-solidaridad-para-la-preservacion-de-la-integridad-politica-de-los-estados-americanos-contra-la-intervencion-del-comunismo-internacional-decima-conferencia-interamericana-caracas-195/
  3. Guerra entre fuerzas. El pulso de un proceso en marcha. Judith Valencia, FACES, escuela de Economía. UCV.
  4. https://www.telesurtv.net/news/Guatemala-conmemora-60-anos-del-derrocamiento-de-Jacobo-Arbenz-20140627-0155.html
  5. https://es.wikipedia.org/wiki/Gran_Garrote#:~:text=Bajo%20la%20pol%C3%ADtica%20del%20Gran,militares%20en%20todo%20el%20continente.
  6. https://www.pagina12.com.ar/230374-que-paso-en-bolivia-cronologia-del-golpe-de-estado
  7. Morgenfeld, L. A. (2021). El inicio de la Guerra Fría y el sistema interamericano: Argentina frente a Estados Unidos en la Conferencia de Caracas (1954).
  8. https://www.elcohetealaluna.com/un-general-paleolitico-barbecho/
  9. https://es.wikipedia.org/wiki/D%C3%A9cima_Conferencia_Panamericana
  10. https://elespiritudel48.org/costa-rica-and-the-1948-revolution/
  11. https://www.aporrea.org/internacionales/n372036.html
  12. https://www.resolver.se/2019/01/se-cumplen-60-anos-de-la-primera-e-historica-visita-de-fidel-castro-a-venezuela-en-1959/
  13. http://www.fidelcastro.cu/es/discursos/discurso-pronunciado-en-el-aula-magna-de-la-universidad-central-de-venezuela
  14. https://www.descifrado.com/2019/02/08/inicia-encuentro-de-juan-guaido-con-jovenes-en-aula-magna-de-la-ucv/
  15. https://otrasvoceseneducacion.org/archivos/202614
  16. http://vicepresidencia.gob.ve/recursos-para-restauracion-de-la-ucv-estan-garantizados/
  17. http://www.corpoelec.gob.ve/noticias/comisi%C3%B3n-presidencial-supervisa-avances-de-los-trabajos-de-recuperaci%C3%B3n-de-la-ucv
  18. http://mppre.gob.ve/opinion/sanciones-bloqueo-venezuela/
  19. https://www.youtube.com/watch?v=3s-lW5WHN2Q

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1406 veces.



Flavia Riggione

Profesora e investigadora (J) Titular de la UCV.

 flaviariggione@hotmail.com

Visite el perfil de Flavia Riggione para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: