Alex Saab y la cátedra de dignidad (II)

Pues este caso de Alex Saab, sin duda que ha conmovido la opinión nacional, sobre todo con la carta que éste le envía a la mesa de diálogo y directamente A Jorge Rodríguez, nuestro representante en esa mesa de México, y quien ha demostrado el temple de los valientes; orgulloso estará Jorge el viejo, en el plano en que esté, de lo que sembró y hoy construyen la patria buena y bonita, sus hijos, que desde niños han soportado la violencia imperial y sus cipayos... Allí en esa carta, Saab expresa con toda claridad su posición irreductible, a pesar de los múltiples peligros que afronta siendo rehén de un imperio poderoso. El papel de Cabo Verde no es otro sino el papel del peón que obedece sin chistar, violando su propia constitución. Pero volvamos al enfoque del caso Alex Saab: el imperio en decadencia, el que pretende erigirse como "policía del mundo", no ha podido buscar un justificativo medianamente creíble que les encaje en su narrativa. Es un ritornello que es idéntico al discurso colombiano de los falsos positivos, claro, son los fake new hoy de moda, donde el demonio se disfraza de angelito para conquistar las mentes de los incautos pueblos, empezando por el estadounidense que se considera uno de los más alienados por el discurso imperialista... ¿Cual es el verdadero delito de este personaje, Alex Saab? ¿En medio de una persecución atroz, como la que está sufriendo Venezuela, que un empresario busque alimentos y medicinas donde sea y como sea, puede considerarse como un delito? Para la humanidad no lo puede ser, moralmente no lo es, legalmente tampoco; es un país en guerra, guerra de nuevo tipo, en donde la economía es vulnerable, porque al derrotar el proyecto independentista de Bolívar, la oligarquía nacional entregó el país a cambio de las migajas que se derramaban del banquete imperialista con nuestras riquezas, es decir, hay un antecedente histórico que no se puede soslayar; en el momento en que el imperio estadounidense comenzó a tener control de la economía del país a través del petróleo nos implantó un modelo monoexportador y multi importador, nos convirtió en eunucos en lo referente a la creación de riqueza nacional. En pocas palabras, nos convirtió en un país dependiente de lo que afuera se produce y lo único que exportaba Venezuela en su casi totalidad todos estos años hasta la llegada de la revolución fue petróleo.

¿Qué puede hacer un país en estas circunstancias? Bloqueado comercial y financieramente... Confiesa Saab en su carta que los voceros imperiales le llegaron a proponer a través de sus abogados que "parara por 120 días" el ingreso de alimentos y medicinas para que la hambruna desatada generara otro "caracazo". Por eso la narrativa de los políticos de la derecha en el país esos días fue sobre la reedición de "un nuevo caracazo". No es casual lo que ocurría con los planes de "la salida" y "cambio de régimen" luego, es el mismo diseño imperial. Hablando en cristiano, pretendieron dejar al país sin alimentos y medicinas sin importarles que murieran miles y de paso pretendían que nos matemos entre nosotros mismos. Guarimba dixit.

Pues ese personaje que está secuestrado en ese país de África es uno de los soldados y seguramente soldadas, dónde no están las mujeres; y si son venezolanas o amigas de esta patria más, que dieron la batalla y la siguen dando para romper el cerco económico, comercial y financiero que el imperio nos impone. Todo el mundo reconoce que las medidas coercitivas impuestas por el imperio son ilegales, menos los comprometidos con la estrategia imperial de someter y colonizar a Venezuela. Si esto es así, si no hay razón alguna, razón jurídica, ¿Por qué nos tenemos que calar tranquilos que nos apliquen una medida extraterritorial sin ninguna justificación? Pues a nosotros nos toca pelear, luchar, batallar, no hay otra forma. En todos los escenarios. La incorporación de Saab a la mesa de diálogo es una posición valiente del gobierno, se eleva la apuesta, porque hay que hacerla, el hombre es un rehén de las fuerzas más oscuras del planeta. Además a la derecha le llega a sus manos esa papa caliente; lo que le está ocurriendo a Saab le podría ocurrir a Mendoza o a Cisneros, no creo que se atrevan, pero supongamos que estos burgueses deciden crear un polo económico venezolano, o latinoamericano y que agrupen a los más ricos de la región, no estamos hablando de que se metan a socialistas, ¡no!, sería pedir demasiado... pero que intenten ser independientes, que pretendan hacer negocios sin estar haciendo lobby y cosas de esas a políticos estadounidenses. Pues en ese supuesto, estos empresarios a los que me refiero, serían atacados y seguramente acusados de "lavadores de dinero", incluso serían hasta sancionados...

Este no es el caso de Saab que ha demostrado ser un patriota a carta cabal, un bolivariano, un chavista... Quizás por eso haya un poco más de saña, pero el imperio no respeta a quien se le sale del riel. Se dice que Sadam Husein fue miembro de la CIA, pues lo colgaron. Noriega en Panamá y lo tienen sometido a cadena perpetua. Así que, amigos de la derecha, si algún día ustedes aspiran a ser jefes de este país, como todo político tiene aspiraciones, entiendan que deben liberarse de las cadenas imperiales también. Esa es la lógica de análisis sobre el caso de este empresario secuestrado en Cabo Verde, lo demás es manipulación interesada, del lado que sea. Será bueno saber qué opina la derecha sobre este caso, los dirigentes sentados en la mesa de México, veremos si son capaces de dar un paso adelante y respaldar la propuesta del gobierno con el nombramiento de Saab como integrante de la delegación del éste.

Pero es importante también sensibilizar al pueblo, y sobretodo en esta campaña, en torno a lo que ocurre con el secuestro de Saab, sería bueno que las distintas expresiones culturales fijaran opinión al respecto, artistas, intelectuales, artesanos, campesinos, los clap, las ubchs, somos Vzla, estudiantes, etc. Es un camarada secuestrado por el imperio en territorio extranjero, pues no nos queda otra que usar todas las herramientas al alcance por algo que expresa lo criminal de un imperio, promover una condena moral contra esa canallada que cometen ante la mirada complaciente de organismos cómo la ONU, los DDHH y su más alta representante que dice ser demócrata y defensora de la ley, cabe preguntarnos ¿Por qué tanta hipocresía de los llamados organismos de DDHH sobre este tema de Alex Saab?. La mediática dominante invisibiliza cualquiera de estas acciones, pero nosotros somos las y los mujeres y hombres de las dificultades, somos las hijas y los hijos de Bolívar y por nuestras redes de distintos movimientos sociales en el mundo como: Foro de Sao Paulo, Alba y las buenas relaciones con países como China y Rusia, el deber de nosotros como soldados de Bolívar y de Chávez es batallar y denunciar el atropello contra este patriota que con valentía y dignidad desafía al imperio con todo su poder.

Aunque no soy poeta ni pretendo serlo, en momentos de la vida como estos, no se puede contener la alegría que generan las acciones como las que vemos en nuestros batalladores por el mundo, me atrevo "a lanzarles unos versitos", para usar la frase que solía usar Che Guevara y me salió esto:

Cuando la mente vuela no bastan los barrotes/ tendrán que buscar otra cosa/ como quien te ataca, te aprisiona, te ata, no tiene razón, no tiene valor, ni tiene moral/ no encontrará con qué detenerte... por que tu mente vuela Alex; permítase que te llame por tu nombre de pila, aún sin conocerte, pero tu lucha y valentía me hermana.

Detendrán el cuerpo de alguien, sonreirán, se creerán victoriosos; error/ jamás obtendrán la victoria sobre la dignidad. La peor derrota de este grosero imperio es la dignidad de un pueblo y de eso nos sobra/

Es el pueblo de Bolívar que se levanta... El culpable fue Chávez; el nos conectó a lo extraviado, a lo perdido y nos los trajo cuan tesoro que hoy conservamos hasta con los dientes/ Hoy tenemos a Guaicaipuro, José Leonardo Chirinos, Andresote, Negro Primero, Sucre y por supuesto el padre... El que despierta cada cien años y que lo dijo el poeta en su crónica ¡Bolívar, el gran Bolívar, nuestro Bolívar!/ Y es nuestro sin compartirlo, por que quienes actúan cobardemente como uds no obtendrán jamás lo que nosotros si tenemos y de sobra.../ No es petróleo, no es oro, no es coltán, es algo mucho más grande que eso... ¡Tenemos dignidad carajo!

Todo eso nos hace gigantes; los prepotentes chillarán, serán barridos por la razón, por la belleza, por la ternura... en fin, por el amor. ¡Nosotros venceremos Alex Saab!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7069 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor