En absoluto

Reactivemos el turismo

 

Los años de Chávez fueron interesantes y atractivos, era parte del proyecto; una Venezuela prospera, pujante, un país con una revolución para la bonanza social y para el equilibrio económico. En esos tiempos, muchos viajaron, el consumismo era compulsivo, la gente cargaban 2 y 3 teléfonos, tablets, los cuperos de cadivi estaban activos, iban y venían a diario a cualquier país así comieran pan dulce con agua, buenos carros, la gente vivía muy bien, hasta que la oposición se empeñó en manchar nuestro camino al ascenso social definitivo planteado por la revolución.

El turismo en tiempos del comandante Chávez era planificado y consecuente. Rutas de Europa a Canaima, de usa a Mérida, de Asia a Falcón y hasta de Australia venían a Bobures a bailar a San Benito.

Había dinamización económica por la vía del turismo, se manejaban y se actualizaban a diarios las plaza camas, la cantidad de restaurantes por región, reuniones permanentes con las cámaras de turismo, incluso, el comandante planteo el turismo para la tercera edad con todos los peroles y cuando estábamos encaminados generando recursos, empleo y mostrando las bondades del país, llego nuevamente la oposición y genero las condiciones para un raro turismo de guerra.

5.000 turistas que entraran al callao en carnaval, eran 5000 empanadas y domplines, 5000 jugos, hospedaje, artesanía, cafés, etc, igual los que van a Tucacas, a Puerto la Cruz, a Ciudad Bolivar, a Carúpano, a la Puerta en Trujillo, a Margarita, en fin, era planificar para recibir y atender al turista en Venezuela.

Luego de la desaparición física del comandante, nos cayeron dos termitas, que acabaron todo; la oposición y su caos extendido en el tiempo y por supuesto, la terrible Pandemia que nos azoto a todas y todos.

Sin embargo, nos ha tocado levantarnos cuales Lazaros junto a Nicolás Maduro, el estoicismo, la nobleza y el compromiso de este pueblo que decidió quedarse en la Patria para derrotar las pretensiones del caos opositor debe ser recompensada en atención y en amor, por supuesto, será ese mismo pueblo, quien levantara banderas de dignidad y reconstrucción social para que retornen quienes migraron y que vuelvan a vivir en su país, a continuar su rutina.

Como revolución estamos condenados a seguir adelante, dar respuestas a nuestra gente, a reconocer lo que debamos y criticar con argumentos, para corregir. Vamos a elecciones y resolver los servicios públicos, recoger la basura de la calle, atender problemas de agua y transporte deben ser una prioridad permanente, pero, también debemos ir planificando el turismo, debemos decirle al mundo que Venezuela sigue siendo el mejor país del mundo y que seguimos dispuestos a recibir a quienes quieran hacer turismo en la patria de Bolivar.

Que debemos invertir en infraestructura y estar pendientes del covid? Es correcto. Por eso debe planificarse la reactivación del turismo y para eso, nosotros tenemos que ganar y mantener gobernaciones y las alcaldías, porque juntos hacemos más.

A LO INTERNO: Voy y vengo!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 307 veces.



Horacio Alarcón Basabe

Dirigente del PSUV

 alarconbasabe@gmail.com

Visite el perfil de Horacio Alarcón Basabe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Horacio Alarcón Basabe

Horacio Alarcón Basabe

Más artículos de este autor