La "graciosa" visita de Maduro al Mazo Dando. De una unidad "pegada con saliva é loro"

En Cumaná, no sé si en todas partes de Venezuela, se solía decir, "eso está pegao con saliva e` loro". Supongo que, en El Furrial, a un salto de Cumanacoa, deben decir lo mismo y Diosdado, entonces, bien lo sabe.

Uno, en verdad, pegaba con pegalotodo, baba é, perro, que era el residuo de una pequeña fruta de unos árboles que se daban alrededor del Manzanares, incluso, si mi memoria no me traiciona, había una parecida a la anterior que le decían chica y se usaba para los mismos fines. Pero "saliva e`loro", era otra cosa.

Dos vainas pegadas con "saliva e` loro" no aguantan ni el soplo de la brisa. Sólo hace falta que las saquen a la calle y los vientos se desaten para que se despeguen y una salga disparada para un lado y la otra hacia otro y quien las haya sacado o cargue, se ponga en un corri corri, no sabiendo, o que le conviene agarrar primero.

Claro, por razones relacionadas con los asuntos del clima, en veces los vientos se aguantan, se distraen por allá y algunos sitios no llegan por un tiempo y lo pegado de aquella manera o con esa sustancia, pudiera mantenerse unido.

Cuando hablé de clima, me acordé de uno de los elementos o factores del mismo, como lo es la temperatura, es mayor bajo el sol; entonces con "saliva é loro" se pueden mantener pegadas por más tiempo, pero muy poco, dos vainas, en un espacio donde no lleguen tanto las radiaciones del astro rey. Es decir, la "saliva e` loro" es una pega de la mala, sólo para un momento o un apuro, un mientras tanto, como decía Chávez, ante algo sobrevenido, a la que no hay que tenerle confianza.

La unidad del Psuv, pese el optimismo de alguna gente que no deja de parecer inocente, está pegada justamente con "saliva e` loro", ni siquiera con "baba e` perro". Por eso, allí se producen frecuentes estremecimientos, como esos hundimientos que se dan en un sitio y se traducen en temblores en las áreas cercanas. La "saliva e` loro" se seca prontamente; justo, es su mayor defecto, seca y deja de pegar, no atrae las superficies que están unidas en apariencia y entonces se despegan o separan, pero por balanceo y hasta arrechera, una se entrompa con la otra y alguna fractura se produce.

Bastante he escrito sobre la fragilidad en el Psuv, sólo que si algo es digno de destacar es la habilidad y paciencia que Maduro y Cabello; han sido dos grandes pulseadores que han sabido sobrellevarse hasta ahora y evitado entromparse para llegar al rompimiento. Uno y otro, más el segundo que el primero, intentan en eso "cuidar la herencia de Chávez", quien les dijo que primera era la unidad. Puede que ellos pongan a pelear a los de abajo y hasta algunos "comandantes" satelitales, pero ellos dos, ni de vaina.

Han sido tan cuidadosos que, quienes se meten en el medio, como le pasó a Elías Jaua, quien se creyó con la bandera alta de Maduro para llegar hasta donde le pareciese "imprudente", salió con las tablas en la cabeza y estas pegadas con "saliva e` loro". Cuando los dos máximos dirigentes vieron el peligro que corría la unidad, por la mala calidad de la pega, dejaron a Elías en el aire, guindando, pegado de la baba de un loro que se lo llevó en los cachos o mejor en el pico. Y ese muerto, no tuvo dolientes. Tanto que, al intentar participar en las elecciones primarias para escoger al candidato a gobernador de Miranda, su estado natal, lo volvieron a poner a un lado ante figuras que hasta hace poco parecían insignificantes ante él. Y eso le pasó por no percatarse que, la "saliva e` loro", no es buena pega y hay que parar hasta los vientos para que no la sequen.

Y ha habido muchas escaramuzas y hábiles jugadas de los dos al manejar y administrar los factores del clima para contribuir que esa frágil pega rinda y la unidad se mantenga, aunque sea en un hilito de baba.

En Barcelona, sus seguidores, que parecieran no tener las cosas muy claras, al comenzar el proceso electoral entraron en conflicto, ruidos y estremecimientos. Según cuentan, el Protector, un muchacho que en eso de la política todavía no sabe por dónde le entra el agua al coco, intentando imponer una candidatura, obligó a Diosdado, desde el "Mazo Dando", es decir por televisión, a hacerle una reprimenda y recordarle que hay unos estatutos y principios por respetar. Porque, según Claudio Schiveci y Claudio Domínguez, escritores de Aporrea, el Protector, no sólo es como un funcionario paralelo al gobernador, pero en nómina del Estado Nacional, sino de "la corriente de Maduro". Y este enfrentamiento y proceder se repite en varias partes como que, en Carabobo, donde al gobernador Lacava, ese personaje como sacado del imaginario de Chaplin o de Mario Moreno, de los aliados de Maduro, le salió competidor, un hombre de los de Diosdado, como lo es Vielma Mora.

Y volvamos a recordar como al Frente Francisco de Miranda, del cual Maduro se ufanaba de su crecimiento, manejado entonces por Jaua y Erika Farías, tuvo enfrentamientos con Diosdado y ya nadie le nombra. Y cuando Delcy Rodríguez, intentó crear un partido paralelo, con tarjeta propia, llamado "Somos Venezuela", para la doble militancia, por lo que Diosdado tuvo que "cortarle las patas", que, al parecer, también tenía pegadas con "saliva é loro" desde el nacimiento.

Por esa unidad y la poca confianza en la pega, ya que no se puede comprar una de las buenas por el bloqueo y los precandidatos andan como locos y a esa debilidad no le paran, porque lo de ellos es "dame lo mío aquí y ahorita", sin entender lo que significa ella para la subsistencia del partido, Maduro y Cabello, ante cada choque que ellos arriba evitan a cómo dé lugar, el miércoles 28, justamente el día del cumpleaños del comandante Hugo Chávez, el primero se presentó, de manera evidentemente imprevista y sin ser invitado al programa que conduce el segundo. Si. Hay varias muestras que sirven para sustentar que la visita fue imprevista. Como que Cabello ya tenía su usual cartelera montada, y a los pocos segundos de darle la bienvenida al visitante intentó, más de una vez, proceder a su rutina de los miércoles, este hizo todo lo posible para impedírselo y se cogió buena parte del programa para él.

Por cierto, al saludar, llamó mucho la atención, el como muy particular saludo dirigido a Jesús Farías, quien al ser enfocado por las cámaras se le percibió como quien es agarrado infraganti, mientras el presidente, llamándole "comunista, marxista-leninista", "olvidando" que es militante del Psuv y para eso renunció al Partido Comunista. Como aquí todo el mundo sabe, más por las tripas y el bolsillo que por otra cosa, de la disputa entre Pascualina Curcio y el monetarista, neoliberal que ha resultado el ex militante comunista, se sintió aquello como un gesto irónico del presidente. Como sugiriendo, "Aquí, con Diosdado, está el culpable que los salarios y los precios estén como pegados con "saliva e` loro". Y hasta pudo ser que le sorprendió hallarle allí acompañando a Diosdado, aprovechando que los invitados de este, rara vez salen en cámara. Pareció aquello como un saludo unitario embadurnado con "saliva e` loro" y un "no te escondas que ya te vi".

Y el presidente fue a repetir lo que había hecho y dicho días atrás, devolverle a Diosdado el mensaje de "si los míos del gobierno, ministros, gobernadores y alcaldes, no deben meterse en la campaña, los tuyos tampoco. Entonces vamos a hacer tu discurso unitario y el mío uno solo, aunque vayan pegaditos con "saliva é loro".

Quiso el presidente evitar que esa noche, cumpleaños de Chávez, por su programa muy visto por mucha gente, sobre todo por lo de la cartelera y para enterarse de cosas fundamentales que hacen falta para el análisis, Diosdado volviese a repetir el discurso contra los divisionistas y quienes se aprovechan del poder para impulsar sus candidatos, como si fuese suyo sólo.

Fue Maduro, no a celebrar en el Mazo Dando, un programa donde hasta por delicadeza y fingimiento de equilibrio, no debería ir, el cumpleaños de Chávez, sino a evitar, dada la cercanía de las elecciones internas, que el discurso de Cabello contra "los divisionistas y quienes se intentan aprovechar de las ventajas del poder", no llegase al público como suyo solamente, sino de quienes unidos están "con saliva é loro".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1485 veces.



Eligio Damas

Militante de la izquierda de toda la vida. Nunca ha sido candidato a nada y menos ser llevado a tribunal alguno. Libre para opinar, sin tapaojos ni ataduras. Maestro de escuela de los de abajo.

 damas.eligio@gmail.com

Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: