Elecciones Regionales y Municipales + Referendo Revocatorio: Vía Constitucional para la Reconstrucción de Venezuela

Las Elecciones Regionales y Municipales, y el Referendo Revocatorio, son el Mecanismo Constitucional para la Reconstrucción de Venezuela

1.  Nuevo hito en la relación entre las fuerzas políticas

La designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral ha cristalizado una nueva relación de fuerzas y constituye un nuevo hito que abre la posibilidad de pensar en el restablecimiento de la confianza en el voto y la restitución de la Constitución, única perspectiva posible para avanzar en la reconstrucción del país.

Esta decisión acompaña otras que, en el contexto de una economía colapsada y una institucionalidad abolida, implica el reconocimiento por parte del gobierno de la grave situación de la alimentación de la población y nuevas vías para conseguir la vacuna para hacer frente a la pandemia del COVID 19, que viene haciendo estragos. Por otra parte, como lo han señalado varios voceros tanto de la oposición, como de los gobiernos europeos e incluso el norteamericano, constituye un “primer paso” en el camino de la reactivación de los mecanismos democráticos y constitucionales de cambio político.

Estas decisiones son efecto también del colapso de un Estado que ni siquiera es capaz de defender la integridad de la soberanía sobre nuestro territorio, como muestra el jaque militar a las FANB en la frontera de Apure y la acción de bandas criminales en la propia Caracas. Las sanciones, que han agregado un factor de agobio a la población, se encuentran ahora en la mesa de discusión.

2.  Negociaciones en movimiento

Es evidente que hay en marcha  negociaciones “a muy alto nivel” como informara uno de los nuevos miembros del CNE, miembro de FEDECÁMARAS,  activista opositor y hasta ex preso político. Como se deja entrever en esas declaraciones, Venezuela es hoy objeto de regateo entre las fuerzas políticas y, seguramente, el propio gobierno de los Estados Unidos. Aquí se está jugando la suerte del país, como botín de las grandes potencias y las fracciones de la burguesía que hoy se hallan en el gobierno y en la  oposición que está respaldada por el gobierno norteamericano.

Mientras tanto, el pueblo venezolano se halla en el afán de sobrevivir, improvisando trabajos ocasionales, en medio de la más dramática miseria que justifica la aplicación del Plan de Alimentación de la ONU. El agobio por conseguir alimentos, medicinas, abrigo y las interrupciones de todos los servicios, se agudiza con la  pandemia, ante la cual lo que queda de sistema de salud, ha colapsado también.

Hoy en día no hay confianza alguna en los partidos políticos ni en sus dirigentes, como se evidencia en los estudios de opinión. Esto es grave porque tiende a sostener la arbitrariedad de un permanente estado de excepción basado en el ejercicio de la simple fuerza, sin leyes ni normas.

El pueblo venezolano es el único que puede lograr su propia liberación, restablecer sus derechos (salud, educación, trabajo, una vida digna, pero también la participación política y la capacidad de decidir su destino), más allá de las negociaciones en las alturas, de políticos que han burlado las expectativas populares y potencias mundiales que lo que les interesa es explotar las riquezas del país. Una vía para ello, es abrir nuevos caminos para el ejercicio democrático.

3.  La estrategia democrática: restitución de la Constitución y el voto

Hemos insistido en una estrategia democrática cuya esencia es precisamente la participación y autodeterminación del propio pueblo venezolano, a través de su movilización y, por supuesto, el mecanismo del voto.

Esto sólo es posible si existen garantías mínimas, que son las consagradas por la Constitución: libertad de movilización y organización, respeto al voto, actualización del Registro Electoral Permanente, prohibición del ventajismo oficial, libertad de expresión y derecho a la información. Cualquier avance en este sentido, debe ser estimulado a través de una mayor organización y acción popular.

4.  Referendo revocatorio: mecanismo constitucional válido para pasar a otra etapa

Ya están previstas unas elecciones regionales y municipales el próximo 21 de noviembre, para cuya organización se ha designado este nuevo CNE.

Estas autoridades regionales y locales son fundamentales en la vida cívica y la realización de unas elecciones limpias y transparentes, con todas las garantías, y sin ventajismo oficial, constituye un paso importante en nuestro camino de la restitución constitucional de la democracia.

Existe un acuerdo fundamental, incluso entre grupos y organizaciones de ideologías contrarias, acerca de la necesidad de la remoción del gobierno de Nicolás Maduro para avanzar en una nueva etapa en la vida de la República. La condición necesaria para avanzar en el proceso de la reconstrucción nacional, es la remoción del actual presidente. El mecanismo para realizar esto se encuentra en la Constitución y es una de sus principales innovaciones en la conquista de una democracia participativa: el referéndum revocatorio.

A partir del 10 de enero de 2022, está posibilitada constitucionalmente la opción del Referendo Revocatorio Presidencial. Para quienes hemos defendido al voto como herramienta para acceder al panorama de la reconstrucción nacional, no es posible eludir las implicaciones de ello. En un plazo de ocho meses está constitucionalmente  sustentada la posibilidad de incoar un Referendo Revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro Moros. Asumir al voto como herramienta válida y a la vía electoral como la ruta a seguir para salir pacífica, democrática y electoralmente de este gobierno, exige el impulso  del referendo revocatorio.

La decidida participación que proponemos en las elecciones regionales y municipales debe ser vista, además de la oportunidad para ejercer el poder democrático y la designación de adecuadas autoridades locales y regionales, como un ejercicio de medición y acumulación de fuerzas previo al Referendo Revocatorio.

El compromiso de quienes salgan a disputar el voto para gobernadores y alcaldes, aparte de su disposición de rechazar e impedir cualquier maniobra de nombramiento de “protectores” que mediaticen la norma constitucional en relación a las gobernaciones y alcaldías, debe reflejarse también en su apoyo al Referendo Revocatorio, al mismo tiempo que el compromiso absoluto de defensa de la Constitución y el trabajo constante por recuperar las condiciones de vida de los venezolanos.

5. Avanzar hacia un acuerdo nacional por la reconstrucción de la nación

El avance responsable en la activación del referendo revocatorio debe ir acompañado con la voluntad de lograr un gran acuerdo nacional para la reconstrucción de la Patria, que pasa por la reactivación de la Constitución.

Se trata de revocar soberanamente al gobierno de Maduro, y tener cómo, con qué y con quiénes asumir el inmenso reto de gobernar este país tras la destrucción producida. Elaborar un programa mínimo de gobierno que rescatará las conquistas sociales, económicas y políticas, alcanzadas a lo largo de la historia, que atenderá la emergencia social compleja existente y recuperará la vigencia plena de la Constitución Nacional de 1999.

UNIDAD Y LUCHA POR LA RECONSTRUCCIÓN DE VENEZUELA

¡¡QUE LAS ELECCIONES SEAN UN PASO HACIA LA RESTITUCIÓN DE LA INSTITUCIONALIDAD DEMOCRÁTICA!!

AVANCEMOS DESDE YA EN LA PREPARACIÓN DE UNA NUEVA ETAPA REPUBLICANA: CON EL REFERENDUM REVOCATORIO Y UN PROGRAMA UNITARIO DE RECONSTRUCCIÓN NACIONAL

Grupo Pensamiento Crítico

José León Uzcategui, Jesús Puerta, Carmen Irene Rivero, Oscar Feo, Guillermo Pereira, Rafael Durán, Jesús Urbina, Janis Lasdins, Mariano Crespo, Deyanira Núñez

Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución

Héctor Navarro, Santiago Arconada, Juan García, Edgardo Lander, Oly Millán, Ana Elisa Osorio, Esteban Emilio Mosonyi, Roberto López, Gustavo Márquez

Caracas 17 de mayo 2021



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1080 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter