Izquierdas: confusión, desconcierto y fatalismo (I de II)

siemprelibertario@gmail.com

Hace días converse con un amigo en torno a la crisis generalizada que vive el país, la conversa inició con la carta dirigida por el economista Rodrigo Cabezas a "las izquierdas del mundo". Cuando le indiqué que no compartía la carta en su totalidad y empecé a darle a conocer mi opinión, de una me disparó esta ráfaga: "¡¡¡QUITATE ESE CHIP CHAVISTA!!!".

En esta oportunidad no voy a analizar ni a emitir mi opinión en torno a la carta del profesor y exministro Rodrigo Cabezas, sólo quiero compartir con los amigos escribidores y lectores de este nuestro portal aporrea.org, mi reflexión sobre eso de "¡quítate ese chip chavista!" Reflexión que me llevó a pensar sobre la confusión, el desconcierto y hasta el fatalismo que arropa y reina en una parte importante de organizaciones e individualidades de las izquierdas venezolana. Tanto en las izquierdas que apoyaron a Chávez, a las que jamás lo apoyoron electoralmente así como a las izquierdas abstencionistas.

El amigo que me manda -casi me ordena- a quitarme el chip chavista, al igual que mi persona, fue militante de unas de las organizaciones de izquierda que conformo el Gran Polo Patriótico -GPP- para apoyar a Hugo Chávez. Hoy esa organización se ha desdibujado en el plano político y una parte minoritaria de esa organización, gracias al TSJ, apoya al gobierno presidido por Nicolás Maduro.

Como mi amigo hay mucha gente que al sentir el atajo autoritario y neoliberal que tomó Nicolás Maduro dejó de apoyar al gobierno que dirige el partido corpomilitarista. Cuando hablo de la confusión es porque he venido observando en muchos amigos y en algunos articulistas, que se expresan por este portal, un corrimiento a repitir o validar el discurso de las derechas. Da la impresión que no analizan el discurso profundamente clasista, racista, excluyente y antisocialista de las derechas. Validan sus falsas noticias (fake new), reproduciendo/compartiendo por las redes sociales sus videos y discursos. Repetir, reproducir el discurso de la derecha es de hecho negar no solo el socialismo, sino la posibilidad real de edificar un mundo anticapitalista.

En cuanto al desconcierto, me refiero a la negación a priori de entender, que si es cierto, existen diferencias - a veces sutiles otras veces bien sustentadas – se dedican más a criticar a sectores y partidos de las izquierdas que desde una perspectiva diferente critican al régimen corpomilitarista en el que derivó el chavismo. No entienden que si no se construyen espacios de discusión donde se puedan visualizar y concretar acuerdos para la lucha y construir una fuerza con capacidad de confrontar y derrotar a las derechas agrupadas en las oposiciones y a la derecha gobernante, no se avanzará en el sueño de conquistar una sociedad anticapitalista.

El fatalismo se expresa en hechos como "bueno lo importante es salir de Maduro, después veremos cómo enfrentar lo que venga", es decir, carecen de mentalidad de poder. Si una de las cosas que tuvo Chávez, no el chavismo, fue precisamente mentalidad de poder, quizás se deba entre otras cosas, a las conversas que sostuvo muchísimo antes del 4F-1992 con experimentados dirigentes de las izquierdas, quienes vivieron la experiencia del 23E-1958, donde entre otras cosas, precisamente se autocritican por carecer de mentalidad de poder, por eso Rómulo Betancourt, entre otras razones asume la conducción del país, una vez que Pérez Jiménez huye en "la sagrada".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 860 veces.



Freiman Páez García

Apure-Venezuela. Revolucionario socialista, marxista, sociólogo: solidario con los pueblos en lucha por su soberanía y la construcción del socialismo

 gabansabanero@yahoo.es      @freimanpaez

Visite el perfil de Freiman Páez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: