Bicho pa malo ese COVID

El covid es un azote de solo 19 no respeta a los abuelitos ni a los pequeños a cualquier le roba la salud y hasta la vida, es preferible no salir porque está rondando, no se ve el se esconde entre grupos de gente, tu protección la máscara bien puesta y tu pistola de gel antibacterial. Actualmente fuerzas especiales rusas chinas y estadounidenses están puyando para darle un parao y eliminarlo, pero el sigue haciendo de las suyas cada vez peor y por todo el mundo causa dolor y pelazón dígame aquí en Venezuela hay Dios.

La ultima gracia del delincuente en plena celebración de su 1er año de pandemia el muy becerro mató al que le presento una bella y conocida melodía un señor muy amable de 85 años Emilio Arvelo que le canto Hay que noche tan preciosa es la noche de tu día, todos llenos de alegría… al parecer el antisocial sin conmoverse le arrebató la vida.

La gente con conciencia le teme y se reguarda lo más tranquilos andan sin protección, calle arriba calle abajo, les cuesta cuidarse y en su flojera creen que el covid por ser de baja calaña como ellos no los va tocar pero ese no tiene amigos.

Que yo sepa no es la cepa.

El malandrín se ha reforzado en Brasil y viene con todo acelerando tiene a todos en pánico solo los más avispado le han dicho mira chico haz hecho tanto daño matando un montón de gente y ahora por tu culpa los niños no regresan a las escuelas y este dice: "las escuelas están peladas, sin agua, sin comida, sin condiciones de infraestructura y sin dinero para pagarle bien a los maestros pero ese atraco no me lo achaquen a mí, eso fue antes de que yo apareciera. Claro no descarto que también he querido pescar en rio revuelto y aprovechar el bululu de gente e imprudencia pa anotarme en alguna jugada". Pero esa culebra no es solo mía".

Llamemos a Pepe.

El patrón de la iglesia padre ejemplar San José celebrado este 19 de marzo conocido cariñosamente como Pepe ha propuesto aplicarle la psicología y rehabilitación al dañado covid, en la terapia que podrá salvar vidas hay que repetir con fe estas palabras: Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu Reino; hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos al que nos ofende no nos deje caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén y Chuito (Jesús nuestro Rey )también deberá tomar cartas en el asunto. Eso si no seamos malos hijos y no lo busquemos solo para pedirle el fin de este mal, ofrezcamos buenas acciones.

QUE DIOS NOS PROTEJA Y SAPEGATO CON ESE BICHO.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 540 veces.



Fátima Piñero

Comunicadora Social, Licenciada en Educación Preescolar, Magister Cum laude en Orientación de la conducta. Modelo.

 asdrudypi@gmail.com

Visite el perfil de Fátima Piñero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Fátima Piñero

Fátima Piñero

Más artículos de este autor


Notas relacionadas