Vladimir Acosta aquí en Venezuela también la "pasan bomba"

El día martes 23 del presente mes aparece un artículo de opinión del historiador Vladimir Acosta con el título: ALGUNOS LO PASAN BOMBA. Es un artículo que replica APORREA tomado de últimas noticias: www.aporrea.org/internacionales/a300094.html. De entrada debo decir que comparto plenamente lo que expone este destacado intelectual, sólo que dejó por fuera lo que ocurre en Venezuela. Ciertamente hay una tendencia del poder para enriquecerse a costilla de la miseria de la inmensa mayoría. Sin embargo, Vladimir, no el de la una, sino Acosta, se refiere en su descripción, acerca de lo bien que le va a los ricos y a los políticos que los defienden y del que son socios. Sólo que se refiere a una parte del pastel. La otra parte del pastel este destacado intelectual no la toca ni por carambola.

Por algún motivo evita referirse a Venezuela. Veamos un extracto de su parcial descripción: "las minorías ricas, dueñas del poder, y los políticos que les sirven dócilmente, suelen pasarlo bomba, gozando de todas las ventajas materiales que su servidumbre a ese poder les proporciona y que termina incluso a menudo por hacerlos también ricos (si es que antes no lo eran)". Y entonces habla de los malvados presidente norteamericanos de Franco, de Juan Carlos I, de Berlusconi, Ferdinand Marcos, Mobuto, Idi Amín Dadá, Bokassa, Somoza, Trujillo, Batista, Pérez Jiménez, Pinochet, Videla, Leoni, Díaz Ordaz, Echeverría, Uribe, Santos, Carlos Menen. Pero sutilmente deja de lado el actual MALGOBIERNO DE NICO.

Destaca como entre estos dictadores y "demócratas" se violaron los derechos humanos, se asesinó, se torturó, todo eso pasó por allá, lo más cercano es Colombia. Pero por supuesto acá en Venezuela eso no ocurre. Aquí no ha habido asesinatos en donde están involucrados cuerpos de seguridad, aquí tampoco se tortura, aquí menos hay violación de los DDHH. Eso no ocurre aquí en la FANTABULOSA VENEZUELA MADURISTA. Como tampoco ocurre que los personeros ligados al poder exhiben un ritmo de vida que nada tiene que ver con sus orígenes humildes. Lo invito distinguido profesor a un recorrido por Barinas para mostrarle dónde y cómo vivían y cómo viven ahora. Eso no puede ocurrir porque desde el enfoque parcial que hace el profesor lo hace desde una visión estrecha: aquellos, aquí no, son ladrones, son corruptos, violan los derechos humanos porque defienden el capitalista ergo son culpables. Esa visión hace ver que entonces en este FRANKENSTEIN de socialismo, esas cosas no ocurren; no importa que la terca realidad, como suele decir mi amigo Edis Vielma, dicte otra cosa.

Voy a citar un largo fragmento del artículo, en el que se refiere al expresidente argentino Carlos Menem porque refleja la visión estrecha de la que parte su descripción, veámoslo: "Menem llega al poder como líder peronista en un cuadro de grave crisis interna en Argentina y de pleno dominio neoliberal en Estados Unidos y en Europa. Es oportunista, se pasa con armas y bagajes al neoliberalismo y se entrega a la gran burguesía asumiendo sus políticas. Sus mentores son conocidos: el político y empresario Martínez de Hoz y el desastroso economista Cavallo. Siguiéndolos, minimiza el papel del Estado, entrega la economía al mercado y abre el país a capitales extranjeros. Funcionen o no, liquida empresas estatales y de capital nacional, privatiza todo, hace aumentar el desempleo y dice aplicarle al país una necesaria cirugía sin anestesia. Consigue créditos de organismos internacionales y reduce la enorme inflación igualando sin base el peso al dólar".

Uno puede sustituir el nombre de Carlos Menem y colocar el de NICO. Y nadie pudiera notar el cambio. ¿Cómo llega Nico?, ¿por méritos propios? La respuesta es obvia, llega por delegación de quien fue el líder absoluto del proceso que mutó a retroceso, como dice Juan Luis Guerra LA GUAGUA VA EN REVERSA. Acaso no es Nico oportunista, no se ha pasado al lado de los que su mentor atacó; es decir, acaso no está entregado y favorece a los sectores que han sacado el mayor provecho de la crisis y hoy son más ricos que nunca. Acaso este gobierno de NICO no emplea las misma recetas del CONSENSO DE WHASHINGTON. ¿Es que acaso papel del Estado no lo ha reducido?, ¿No ha entregado la economía al mercado?, ¿no he venido liquidando las empresas estadales y de capital nacional?, ¿acaso estos BOLIBURGUESES en nombre del legado de Chávez no han venido privatizando todo?, ¿no es cierto que ha abierto el país a los capitales extranjeros? Vladimir, disculpa que te tutee, pero la salsa que es buena para el pavo lo es también para la pava.

Sigamos visualizando las semejanzas que hay entre el gobierno de Menem, sus compinches y la de NICO Y SU PRANES. Nos dice Vladimir: "La corrupción lo rodea y él es parte de ella. Su arrogancia es ilimitada, como la de Berlusconi. Pese a su corta estatura, juega basket". Qué podemos decir de NICO que ya no hayas tú descrito minuciosamente de Menem. La diferencia no es de fondo sino de forma. Nico es un grandulón que en vez de jugar básquet hace el ridículo bailando salsa y tocando tumbadora en cadena nacional, bailando al ritmo del mercado, degusta con CILITA una exquisita cena con carne https://www.youtube.com/watch?v=AjKi0Zes1xM se fuma un habano de no sé cuántos dólares mientras la inmensa mayoría del pueblo venezolano nos comemos un cable y otros acompañan el cable con CHIMÓ. Vladimir como dijo el inmortal Cantinflas: o nos comportamos como los caballeros o nos comportamos como lo que somos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1397 veces.



Isidro Camacho

Isidro Osvalinoc Camacho Manzano Docente Universitario, Profesor a dedicación exclusiva UNELLEZ-VPDS Barinas.

 osvalinoc@gmail.com

Visite el perfil de Isidro Camacho para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: