Diario de una Cuarentena

Sobre el cómo el ejército y el paramilitarismo colombiano vienen actuando y el despliegue de operaciones psicológicas en contra de Venezuela

Quiero aprovechar en primer lugar, para agradecer las observaciones de dos lectores, quienes me hicieron la observación con respecto a mi alerta de la edición anterior de esta columna, que de manera involuntaria coloqué que la intervención del presidente Nicolás Maduro ante el Consejo de Derechos Humanos ONU sería el 22 de diciembre de 2021. En realidad, lo que quise escribir es que dicha intervención no será en esa fecha sino el próximo lunes 22 de febrero del presente año. Esto demuestra que hasta los que escribimos podemos equivocarnos.

Por otra parte, quiero agradecer a mi equipo de trabajo, quienes me han dado nuevos elementos para continuar formulando alertas a este respecto, porque ante la posibilidad de que se recuperen ciertas cosas en nuestro país, algunos sectores de la extrema derecha no sólo siguen conspirando en contra de nuestra Patria, sino que pretenden darle una patada a la mesa a algunos posibles acuerdos que permitan la restitución de cierto estado de bienestar que viene demandando desde hace rato la población en general, y que no se puede permitir.

Por mucho tiempo se ha hablado del conflicto colombiano como una guerra sin fin al que el gran pueblo de ese país vecino al nuestro ha sido sometido durante los últimos 50 años. Una generación al menos ha crecido y vivido esta gran desgracia que ha azotado a su país y con al menos 5 millones de desplazados interna y externamente como en el caso de los millones que llegaron a Venezuela buscando una oportunidad para sus familias y su bienestar. Políticamente este conflicto no ha podido ser solucionado por las partes y en particular por los muchos gobiernos colombianos que han sido incompetentes en sus políticas y estrategias, muchas de estas hasta el día de hoy importadas de los gringos.

¿ Quiénes componen el paramilitarismo colombiano ?

La respuesta es simple, las FAN colombianas están compuestas de 145 mil efectivos activos y otros 100 mil como personal de soporte, desde el 2017 se ha ido implementando la famosa nueva doctrina militar conocida como "La doctrina Damasco". Definir quienes componen los paramilitares en Colombia es complejo pero lo que si está claro es que:

· Fueron al inicio creadas como una respuesta a la guerrilla (FARC, ELN) por sectores de la oligarquía colombiana para proteger sus bienes y haciendas (Tierras)

· Contaron y cuentan con apoyo activo, logístico y provisión de armamento por parte del ejército colombiano y sus contratistas

· Son hoy en día financiadas por el narco trafico el cual les permite entrenarse y trabajar en conjunto con las fuerzas armadas colombianas

· Israel, los gringos y ahora NATO (por sus siglas en inglés, OTAN en castellano) son los principales inversores en la guerra colombiana. Equipo militar israelí es fabricado en Colombia y los gringos tienen 7 bases militares en el país.

Queda entonces por definir de donde vienen el personal paramilitar, la fuente principal es el ejército colombiano, oficiales retirados y dados de baja pasan a trabajar al mal llamado "sector privado", se emplea a nivel nacional como a nivel internacional todo tipo de contratistas, policías, delincuentes, desertores de la guerrilla forman una parte pequeña de esta fuerza fuera de la ley que es hoy en día parte integral de la política exterior Colombiana y está siendo usada contra Venezuela.

Dentro de la estrategia de guerras de 4ª generación esta mezcla de elementos anónimos permite a un gobierno tal como el colombiano negar participación directa en actividades o conflictos y así lograr sus objetivos sin ser condenado o identificado como el autor principal, actividad que está prohibida bajo las reglas de la ONU. Los gringos y la CIA lo definen como (Plausible deniability en inglés) además del uso de los contratistas por estos en todos los países donde hay conflictos (Iraq, Yemen, Colombia, Ucrania). Esto les permite activar la mejor arma de este tipo de conflictos (Los medios) para así negar acusaciones de estar involucrado en este tipo de acciones. Este tipo de eventos lo vemos día a día en las declaraciones de los diplomáticos, jefes de los cuerpos de seguridad, gentes de las ONG (que trabajan para los servicios secretos) y los personeros del gobierno.

Este tipo de acciones no pueden sin embargo ser llevadas a cabo sin la participación de un segmento de la población local, en el caso de Venezuela vemos las actividades de saboteo de los últimos 20 años y entendemos que todas estas acciones al menos en la parte de ejecución han sido implementadas por grupos como PJ, UNT que su liderazgo (López, Borges, MCM…) han aupado, ayudado y descaradamente se vanaglorian de participar en acciones terroristas contra su propia patria. El mapa presentado del trabajo de Negret P. en el 2019 ilustra las áreas de la República de Colombia donde la guerrilla y los paramilitares tienen presencia, notaremos que las áreas verdes son selva con poca densidad de población.

La más interesante para nosotros los venezolanos es esta de las Bacrim que están situadas principalmente en la media luna (Zulia, Táchira y Apure) que son todos estados limítrofes y muy poblados en la frontera (Maicao, San Antonio, San Fernando). Las Bacrim (Bandas criminales) son en teoría delincuentes comunes que al menos en Venezuela han estado evolucionando en bandas de sicarios por encargo o casi contratistas. En Colombia las Bacrim son sin embargo la cobertura ideal para agregar otra capa al paramilitarismo del gobierno, son bandas bien entrenadas, con armamento de guerra, logística y soporte de alto nivel que les permite su movilización a través del país y la frontera. La extensión de la presencia de estas bandas hacia los estados Amazonas y Bolívar al inicio de este 2021 ha comenzado y llegará esta de nuestra frontera con Guyana la cual bajo las condiciones actuales será activada por los gringos.

Según datos de la ONU en Colombia el 80% de los asesinatos son cometidos por los paramilitares, 12% por la guerrilla y el 8% por el ejército colombiano.

¿Quién arma, le da soporte logístico y protege a las Bacrim olombianas ?

Delincuentes comunes necesitan de entrenamiento, armamento y logística para proveer los servicios requeridos, solo el gobierno colombiano está en capacidad de proveer el nivel de soporte y sofisticación requerido en estos casos. Así pues, inteligencia es proveída directamente por las FAN colombianas mientras entrenamiento y armamento son proveídos por subcontratistas y terceros que le permiten al gobierno negar toda participación tales como las empresas gringas e israelíes basadas en Colombia. Pa’muestra un botón, vemos como la ONU la semana del 11/02/2021 le continua a reclamar al gobierno de Duque la solución de los asesinatos selectivos y matanzas que se dan casi semanalmente de ex guerrilleros y dirigentes sociales en toda Colombia. Por más de 2 años no ha habido una respuesta seria y convincente de parte del gobierno colombiano, estas matanzas continúan sin que aparentemente el gobierno haya encontrado culpables. Esto es físicamente imposible que suceda sin el conocimiento del gobierno de Duque, es más si revisamos la doctrina militar colombiana (Doctrina Damasco) podemos identificar los cambios que se han llevado a cabo que incluyen la estructuración de sus fuerzas en núcleos más pequeños e independientes capaz de operar en aislamiento y por lo tanto al lado de las bandas criminales y así operar sin supervisión.

La plata por supuesto viene del narcotráfico y la delincuencia aupados por el gobierno colombiano y así no tener que ser el financista de sus asociados, los paramilitares. En Venezuela el dinero lo ponen las ONG y en particular estas extranjeras a través del gobierno británico (MI5), alemán y gringo (USAID, CIA), así lo revelo el portal Misión Verdad en Enero de este año.

El futuro inmediato de los paramilitares en territorio venezolano

A medida que este conflicto de 4ª generación contra nuestro país se acrecienta aupado por los gringos y la EU bajo el concepto de máxima presión aplicada al pueblo venezolano, empezamos a tener más actividades de tipo paramilitar (Cota 905), mas sabotaje (SEN, Metro), mas encuentros armados en la frontera, mas decomiso de drogas por parte de las FANB. Se supone que la zozobra, la incertidumbre y la hiperinflación serán presión suficiente para quebrar la determinación del ciudadano venezolano y ceder el poder político bajo el esquema de cambio de régimen tan deseado por los gringos y los zamuros de la UE.

Esto no se ha dado ya que las FANB se alinearon con la constitución y en defensa de las instituciones patrias, sin embargo las nuevas condiciones de lucha requieren de la activación inmediata de la milicia y la población venezolana, cada uno en su área de responsabilidad y pericia. Es decir, conciencia ciudadana, inteligencia social, respeto por las instituciones y sobre todo la denuncia por los caminos adecuados de las amenazas contra el Estado venezolano, su población y nuestras entidades, empresas y ciudadanos. Esto nos dice que solamente con Sukhoi y misiles S 300 no se ganara esta guerra que nos imponen, esos elementos tienen un rol que cumplir y el gobierno colombiano sabe que no tiene chance contra nuestras FANB en un conflicto convencional. Pero la pelea más importante es aquí y ahora y los ciudadanos debemos ser más activos en la defensa de nuestro país, el desenmascaro de los ataques mediáticos, la identificación de las matrices de opinión y en el caso adecuado de acciones de calle que pretendan acentuar el efecto de esta guerra de 4ª generación deben estar en nuestro plan de accionar diario.

Por ello, al igual que Chávez, hay que confiar en el tino del pueblo que en el consejo de los sabios y de los "sesudos" analistas. Y esta última parte del artículo se la quiero dedicar a nuestro amado pueblo.

Esa aseveración de Chávez es tan cierta, que para poder explicar sobre el cómo operan las operaciones psicológicas en nuestro país, lo haré en términos sencillos y coloquiales como lo hizo una humilde mujer de nuestro pueblo y ama de casa. Me refiero a la señora Carmen Mota.

Carmen tuvo la gentileza de enviar a mi correo electrónico un mensaje, que lo leí con atención y detenimiento. De hecho, fue uno de los principales motivos que me motivo a escribir estas líneas, junto con los datos de mi "patriota cooperante".

El mensaje de Carmen es tan extraordinario y lleno de sabiduría, que por su importancia y sencillez para la explicación que quiero transmitir, merece ser transcrito en su integridad.

"Estimado Juan

Buen día

Excelente artículo en Aporrea sobre la campaña de terror de Alberto Ravell sobre Venezuela. La campaña para anular ese tipo de ataques debe ser contundente y masiva, debe haber más escritores como usted que contribuyan a lograr ese objetivo... a propósito de campañas... me permito comentarle que desde hace mucho tiempo he venido observando en toooodos los programas de TV, tanto nacionales como internacionales, como de manera reiterada incluyen las frases " TENGO HAMBRE" o "NO HAY COMIDA",. En todas las escenas de novelas o películas aparecen los personajes comiendo. Por otra parte, enfocan mucho y resaltan los platos y la comida, incluso hasta en el comercial que el Presidente mandó a hacer sobre el Covid 19, lo primero que escuché fue "TENGO HAMBRE", bueeeno y no terminaría de comentarle otras tantas cosas. Ojalá pueda observar y escribir al respecto.

Saludos cordiales

Carmen Mota

Ama de casa humilde y sencilla.

Con el caso que señala Carmen en su mensaje, podemos ver un claro ejemplo de cómo operan las acciones de guerra psicológica contra nuestro pueblo, para hacerlo molestar y que su molestia la vuelque sobre el Gobierno Bolivariano. Ni a mí se me pudo haber ocurrido un mejor ejemplo.

Espero que con esto querida Carmen, haya podido responder a tu inquietud y establecido ese contacto que demandaste en tu correo más el comentario.

Recibe mi abrazo, mi cariño y mi afecto pese a la distancia, y gracias por apoyar el trabajo de algunos y algunas en cuanto a la comunicación que tratamos de hacer.

Ya para concluir, espero en próximas entregas, hacer un mayor análisis sobre las recientes comparecencias ante los medios de comunicación del presidente Nicolás Maduro, del Fiscal General Tarek William Saab, del ministro del Poder Popular para la Defensa y Vicepresidente Sectorial de Soberanía Política, Seguridad y Paz, G/J Vladimir Padrino López, del Presidente de la AN, Jorge Rodríguez y de la Vicepresidenta Ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez, que permiten inferir que una acción de envergadura se podría estar cocinando desde la República de Colombia contra Venezuela, y de ahí el despliegue comunicacional por anticipado del Estado venezolano para denunciar estas acciones, tratar de disuadirlas y, de ser posible, neutralizarlas.

Así que, pendientes y vista.

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 828 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: