El poder te tiene loco

Si algo hemos aprendido de estos tiempos, es a leer en las conductas las verdaderas intenciones de los hombres. Muchos serían los ejemplos que pudiéramos utilizar para reforzar lo que queremos decir, pero puntualmente nos vamos a referir al último episodio, protagonizado, en una sesión de la Asamblea Nacional, que tiene apenas un mes funcionando y que se niega, con toda clase de trucos, a cumplir el papel que le da la constitución, contraviniendo todas las expectativas, generadas durante una campaña; marcada por el derroche y la pandemia, el favoritismo y la ventaja de candidatos que por el despliegue publicitario, se asemejan a la familia real, por tanto; su abolengo les viene por herencia o por dote.

Los gestos, las posturas, el tono de voz, las palabras que oímos, son dignos de un análisis psiquiátrico, la histeria colectiva de quienes aplaudían ese discurso ramplón, también merece estudio, se ha instalado una lógica de la destrucción del oponente en los espacios que por naturaleza son democráticos. Descalificar, condenar, colocar algunos términos con precisión de códigos, activan otros mecanismos que son puestos en marcha por otros actores, también es típico de este tiempo, como nos dice Vicente Romano en su libro "la intoxicación lingüística: "…El uso manipulador del lenguaje es tan antiguo como el dominio de unos seres humanos sobre otros. Todos los dominadores, magos, religiosos, políticos, económicos, intelectuales, etc., utilizaron las palabras para confundir, aterrorizar, ocultar y mantener la ignorancia sobre las verdaderas relaciones de dominio y explotación.

El discurso de paz y diálogo, es usado para agradar a sectores (hasta hace poco, enemigos del proceso), que puedan servir a los planes de quienes hoy tienen el control de la estructura del estado, y que han demostrado suma incapacidad para gobernar. Las distintas patologías derivadas del ejercicio del poder, los trastornos que produce la impunidad de los abusos, y el deseo de transgredir los límites, generan escenarios en los que al abusador se le elogia, se le aplaude y se le hace sentir como una especie de semidiós, con toda seguridad los psicólogos tendrán mejores definiciones para este comportamiento. POR AHORA, trataremos de dar interpretación política a lo que consideramos un despropósito de quien habla en nombre de una revolución humanista, que llegó para "cambiar todo", pero que a todas luces se empeña en restaurar prácticas que anhelamos superar.

Los ojos desorbitados, los hombros tipo buitre y la voz de trueno, no dicen que este personaje atropella en su derecho al ciudadano, por eso refuerza la figura del enemigo, construye artilugios políticos para los medios y los cancerberos, para el palangre que le adula y forma opiniones retorcidas de lo que realmente ocurre, escondiendo para el común los acuerdos e intereses que verdaderamente están en pugna, cuando uno de estos personajillos de la política venezolana, se esforzaba en catalogarlo como "inteligente", no se refería propiamente al intelecto, se refería a la capacidad de mimetizarse, a lo flexible de sus principios, a lo dúctil de sus decisiones y su escasa responsabilidad.

Esta clase política, determina los tiempos que vivimos, algunos dirán que es pragmático, otros dirán que es astuto, muchos calificativos intentaran definirlo, pero para justicia de los académicos, es un poderoso ignorante, o un estúpido ilustrado, o tal vez el gendarme necesario que merecen quienes osen decir que el rey está desnudo, este personaje en cuestión se vuelve descarado y arrogante, usa la fuerza de ser necesario, sin la más mínima expresión de cargo de conciencia, fabrica falsos positivos y los desarrolla ante los medios con un guion muy bien escrito, los organigramas son herramienta obligada para explicar "las tramas", presentadas de cuando en cuando o para desplazar la atención sobre asuntos que ocupan a la opinión pública, pero que no favorecen la novela de gobierno que representa.

Son diversos los personajes que caracterizan a esta etapa, pero inevitablemente, tienen como característica común, la legión de aduladores, de felicitadores que le rodean y lo hacen abstraer de la realidad, no importa la edad ni la generación a la que pertenecen, es distintivo de todos, ostentar, podemos ver viejos "guerrilleros" y noveles "revolucionarios" que apropiados de medios y recursos se han hecho una imagen de mentira para ocultar su animadversión a los pobres y a los principios de una revolución igualitaria, soberana y profundamente humana, esos revolucionarios bisoños, tienen tribuna para sus dislates, aunque nadie cree lo que dicen, ellos cumplen su parte diciendo.

Se vuelven insensibles a la realidad que vive la gente más allá de su círculo, sin desparpajo niegan el llanto de la madre que ha perdido a su hijo por acción de cuerpos del terror, el clamor de quien trabaja por no poder obtener lo necesario para sostener a la familia, y el dolor de los enfermos por no lograr lo que es mandato constitucional. Les conviene a estos "representantes" del poder, escuelas y universidades en mal estado, comunicaciones interrumpidas y servicio deteriorados, les conviene llevar a la población a las condiciones de postración necesarias para poder manejar a las masas a través de las necesidades y la fuerza.

Lejanos parecen los objetivos de refundar la república, la sociedad justa y amante de la paz, la democracia participativa y protagónica, los principios que dan cuerpo al proyecto de revolución bolivariana Y LA ORGANIZACIÓN JURÍDICO POLÍTICA DE UN NUEVO ESTADO, para crear las condiciones necesarias para su desarrollo social y espiritual, sin embargo la voz de un diputado, parece el rugido de un león en una cueva, frente a la pérdida de rumbo de quienes nos creen en discapacidad intelectual para comprender que son capaces de entregar a la patria con el solo objetivo de mantener el poder, el pueblo venezolano, ha luchado por cinco siglos por la libertad, ha depuesto caudillos y tiranos, ha enfrentado imperios y los ha echado, sin temor a equivocarnos "PAGARÁN SU CULPA LOS TRAIDORES.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1983 veces.



Henry Franco

Comunicador popular. Miembro del Colectivo Radiofónico de Petare y de la emisora Al son del 23 en Caracas

 ccdresistencia9960@gmail.com

Visite el perfil de Henry Franco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: