La consulta popular de la oposición fue un rotundo éxito

Ayer, se presentaron unos "resultados" de la llamada "Consulta Popular", la cual, se produce por medio de un ente desconocido, sin las seguridades efectivas de su verificación, lo que representan, en todo caso, hechos sin efectos válidos.

En efecto, dentro de nuestra República, nos regimos mediante un contrato social, previsto en la Constitución.

Para que, el pueblo ejerza su soberanía, tenemos que, entre las diversas formas de ejercerla, se encuentra la indirecta, así, que se requieren varios particulares a cumplir, entre uno de ellos, es el voto, que debe ser secreto y por supuesto ejercido, ante un órgano rector electoral, en nuestro caso ante el CNE.

Ahora bien, esa soberanía, es ejercida por el pueblo, pero, para que la misma tenga plena validez, debe ejercerse, ante el poder público.

De otra parte, tenemos que, ese ejercicio, es totalmente inválido, si no están presentes algunos aspectos de considerable atención.

Ello por supuesto que, de no estar presente estos requisitos constitucionales, en el ejercicio de actos, donde intervengan ciudadanos, para demostrar su criterio, sobre particulares específicos, se debe dar cumplimiento de lo preceptuado en nuestra Constitución. Es así que, para ello, se utilizan los llamados referéndum y entre otros la consulta popular, que perfectamente se encuentran definidos en nuestra Magna Carta. Estas figuritas, como así despectivamente lo asoman los de la oposición recalcitrante, está prevista en nuestra constitución en el articulo 70, donde se nos muestra que son medios de participación y protagonismos, en ejercicio de su soberanía, en lo político: la elección de cargos públicos, el referendo, la consulta popular, la revocatoria del mandato, la iniciativa legislativa, constitucional y constituyente, el cabildo abierto y la asamblea de ciudadanos y ciudadanas, cuyas decisiones será de carácter vinculante.

La Consulta Popular prevista en el 70 ejusdem, por supuesto es válida en el ejercicio de la Soberanía, siempre y cuando esta, cumpla con los requisitos previstos en nuestra Constitución y en la Ley Electoral vigente.

Hacer otra cosa referida a la CONSULTA POPULAR es trabajar y arar en el desierto. Nada podría considerarse válido, ni si quiera, por parte de esos entes internacionales, referidos como organizaciones protectoras de los derechos humanos, que vienen atacando de manera violenta, a Venezuela. Tenemos que recordar que una prueba obtenida por medio ilegal es nula de nulidad absoluta.

Esta mal llamada consulta popular, no se encuentra prevista en ninguna clase de legislación interna, que los "organizadores" de esta Consulta Popular, nos digan, ¿de donde extraen los argumentos de derecho para hacer propicia esta clase de ejercicio de la soberanía? Sería imposible, realizar actos que contraríen LA NORMA CONSTITUCIONAL y eso lo saben ellos, ya que en la "mente de coeficientes intelectuales elevados", de sus promotores, solo es procedente, para demostrar un supuesto negado, de que con esa consulta, se demostrara, a los órganos internacionales, que el pueblo de Venezuela, quiere salir de Maduro. Con ello a su vez, piensan estas destacadas mentes, que quedaría demostrado que Venezuela no quiere a Maduro y que ellos, los de afuera, deben actuar inmediatamente, para sacar del mando al presidente constitucional, elegido por el pueblo, mediante elecciones válidas y que aún, los cuadernos electorales, se encuentran reposando, en el ente electoral, que evidencian el resultado válido de dichas elecciones.

La situación en consecuencia esta clara, participaron veedores internacionales, cuya función lo fue, la de observar las actividades electorales, como sucedió en 6 de diciembre del presente año, cuando fue electa la Nueva Asamblea Nacional.

En el caso de la elección a diputados pasada, asistieron a votar la cantidad de XXXXXX venezolanos. Válida por ciento ya que se dio cumplimiento a lo exigido en nuestra Constitución.

Un ente público como lo es el CNE, llamó a elecciones, se les dieron cumplimiento a los pasos previos, se desplego en todo el territorio de la República un personal especializado, asi mismo personal de los partidos participantes en las correspondientes mesas electorales. Se dio inicio y se finalizó el mismo día con la cantidad de votantes ya conocidas. De igual manera, de acuerdo a análisis de instituciones nacionales e internacionales, dicha cantidad de votos no se incremento, por diversos motivos, uno por supuesto lo fue la pandemia, miedo que se tiene en muchos, de estar reunidos con personas desconocidas, que pudieran infectarlos; otro la falta de gasolina, dirán que es producto del desorden oficial dentro de la industria petrolera, otros defenderán que es producto de las sanciones que los EE UU han proferido a nuestro país, ello producto de las solicitudes que hacen los de la oposición.

En fin, tenemos que, la oposición con esta mal llamada e irrita consulta popular, con una actividad "electoral", llevada a cabo desde hace varios días y presencial ayer sábado, solo evidencia, que en esa consulta popular ilegal, que muy bien podría ser considerada inexistente, sacan después de sopotocientos días, una suma muy parecida a la que se produjo de votantes, en la elección a Diputados el día 6 de diciembre,( en sólo un día).

Mientras que ese alarde de "valentía", "tecnicismo jurídico", que representó y viene representando en estos momentos, la oposición, al llevar a cabo esa consulta, determino que, el gobernó nacional piano a piano, va escalando credibilidad en los entes internacionales, mientras que la oposición pierde credibilidad y seriedad.

Ello es así, por cuanto, del análisis que se le hace a esta actividad festiva y oscura, podemos concluir que, ese resultado, lo que vino a representar, es un otorgamiento de beneficios, al actual gobierno nacional. Digo ello, ya que se pueden extraer diversos aspectos generados en esa consulta, que indudablemente, no van a ser aquellos que han querido lograr la oposición.

Ya la oposición, tuvo actos parecidos, como aquel referéndum revocatorio, donde "SACARON A MADURO", ¿qué sucedió con eso? un rotundo fracaso, una perdida de tiempo, para quienes se dieron a la tarea, de apoyar estos entuertos y por supuesto un gasto económico, que no se sabe, de donde viene el dinero, para pagar esas obligaciones. El presidente Nicolás Maduro Moros, siguió mandando, y ellos en aceptación tácita, lo consideran presidente constitucional, al elevar esta "consulta" y es por ello que quieren sacarlo del mando.

Ahora bien, tenemos por otra parte que, con la llamada consulta popular irrita que se llevó a cabo, trata la oposición venezolana, de mandarle un mensaje a la comunidad internacional, para que actúen en contra de Maduro y su gobierno y con una intervención militar sacarlo definitivamente, ya que ellos no lo han podido hacer mediante el ejercicio de la democracia.

Ese mensaje que quieren dar a esa comunidad internacional, es un mensaje nulo de nulidad absoluta, ya que no se podría utilizar esos argumentos sacados contra lege. NO SE LE DIO CUMPLIMIENTO A LA CONSTITUCION en este sentido y mal podría un ente internacional tomar en cuenta esta consulta no a pegada a la ley.

De otra parte, tenemos que, ¿Cómo se va a demostrar todo lo que se dice?, si a la fecha de hoy, no tenemos claro ¿cuántos SI, hubo? o ¿cuántos NO?.

Sobre este particular, estamos ante una verdadera duda manifiesta, ya que quieren hacer valer los votos de afuera y los votos internos presenciales, para demostrar al ente o entes internacionales de derechos humanos, que hubo una considerable asistencia, que demuestra que no se quiere a Maduro Moros, disparate este que evidencia claramente una trampa al electorado de ellos, cuando no reflejan cuantos SI o cuantos NO se produjeron en esa cantidad de votantes.

Hay algo grave en estas actuaciones y es que no dicen y no tienen el material para probar que hubo más SI que el NO en las tres preguntas llevadas a consideración del votante. Esto lo demuestro con las declaraciones de los propiciadores responsables de estas "votaciones", cuando han informado que los cuadernos de votaciones, fueron destruidos inmediatamente, "ique" por "miedo de que, el gobierno sepa quienes fueros a Votar".

Esto es un disparate, ya que, si hay declaraciones de cualquier ente internacional protector de los derechos humanos conocidos, en el sentido de que hablen positivamente de esta consulta, estaríamos en presencia de una nulidad de ese ente que, solo debe opinar de acuerdo a lo que se le pruebe, no se le diga.

En fin, tenemos que no existe, claridad y por supuesto validez en estas actuaciones, que más bien vienen a favorecer al gobierno nacional, y lo que se evidencia, en realidad, es que se trata, de cualquier forma, destrozar al gobierno internacionalmente.

En fin, esta supuesta e irrita consulta, fue realizada, aun sabiendo sus organizadores que, no podían generar frutos positivos y solo para lograr que, los organismos interesados, pudieran intervenir, propiciando una intervención armada a Venezuela y de esa manera generar, los mecanismos de una intervención militar.

Nada de eso se podrá lograr, ya que estos propiciadores de la ultra derecha, opositores por excelencia del actual gobierno, quieren demostrar a dichos entes internacionales, que es propicia esa intervención militar en Venezuela, lo que no se han percatado, es que, desde hace mucho tiempo, estos entes u organismos internacionales, les han dicho a los opositores venezolanos, que es imposible una intervención armada, para ordenar internamente a Venezuela, ya que quienes tienen que resolver, sus asuntos son los venezolanos internamente, no desde afuera. Esto por supuesto les ha "picado" y toman la tarea de esta consulta, para repito, demostrar que esto se puede tomar, para una intervención militar con lo que, desde ya les digo, que es imposible que esos órganos internacionales, permitan darle la razón a estos, ya que su criterio esta claro, no pueden intervenir en asuntos internos, los problemas deben resolverlos los venezolanos y lo más grave de todo, es que los opositores, tiene como paso subsiguiente, realizar este informe de los resultados de esta irrita encuesta o consulta, a esos cuerpos para evidenciar que, ya resolvieron el asunto y que ahora deben intervenir estos, disparate de mayores alturas.

¿Cuál es el siguiente paso?... es la pregunta de las mil lochas…no se sabe. Quienes pierden en esto, por supuesto, aquellos interesados que fueron a esa "urnas" a ejercer su derecho supuesto. ¿Quienes ganan?, no es precisamente ese pueblo, que, fue a votar, ganan y se benefician, pues la cuerdita de siempre, que buscan por todas partes, motivos para permanecer en sus cargos, y beneficiarse, ya que saben que a partir del 5 de enero del 2.021, estarán fuera y sin prerrogativas, que seguramente serán, figuras del olvido en unos meses del año nuevo. En realidad, dicha "CONSULTA POPULAR" fue un rotundo éxito, no para la oposición, sino para el Gobierno. Felicidades Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2542 veces.



José Agustín Reverón


Visite el perfil de José Agustín Reverón para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: