Cosas veredes Sancho que hasta las piedras harán fablar

Ganó la abstención

Martes, 08 de diciembre de 2020.- Uno de los principios fundamentales de las democracias en el mundo entero es el respeto por la voluntad de las mayorías, lo que estas decidan debe ser sagrado, respetado, seguido y aceptado por todos los miembros de la comunidad nacional, ya sea en la elección del Poder Ejecutivo, como el Legislativo y en muchos países se eligen también a los miembros del Poder Judicial.

En nuestro país, en el nuevo marco constitucional existen dos poderes adicionales a los tradicionales, estos son el Poder Electoral y el Poder Ciudadano que por cierto no son elegidos por el pueblo y este no tiene ninguna participación en la selección de sus miembros.

El gobierno nacional a través de uno de sus poderes, el Poder Electoral, ejercido por el Consejo Nacional Electoral, el CNE, dio como ganador de las elecciones parlamentarias efectuadas el pasado domingo seis al Gran Polo Patriótico (GPP).

De acuerdo al CNE el GPP obtuvo el 68% de los votos del 82% de los votos escrutados.

En una nota publicada por Aporrea  ( (VIDEO) Presidente Maduro anuncia nueva Asamblea Nacional)  leemos: En declaraciones transmitidas por Venezolana de Televisión, el Mandatario Nacional recalcó que en esta jornada electoral — que contó con la participación del 31% de los convocados — , triunfó la democracia y la Constitución.

No estamos de acuerdo ni con el Presidente ni con ninguno de los que quieren caracterizar estas elecciones como un gran éxito, con un 31% de participación no hay forma de que se pueda calificar como un éxito.

Al participar el 31% de los votantes en la elección del Poder Legislativo del seis de diciembre, entendemos que el 69% de la población apta para votar no ejerció su derecho al voto, no votaron, la mayoría no votó.

Usemos la imagen de una torta, toda la torta representa el 100% de los electores, en este caso dividamos la torta en tres partes iguales, tres trozos, cada uno de ellos representa un tercio de la torta, o sea el 33%, en el caso que nos ocupa como los votantes fueron, de acuerdo al CNE el 31%, solo un pedazo de los tres, un poco mas pequeño de la masa votante ejerció su derecho.

Esto no significa que todos los que no votaron dejaron de votar por voluntad propia, muchos, no se tiene una cifra exacta, están viviendo fuera del país, otros con esta pandemia, pueden estar enfermos o aislados para resguardarse de un posible contagio y hay una masa que siguió las indicaciones de la dirigencia de la oposición y no fueron a votar, se abstuvieron.

Las cifras exactas y los porcentajes de estos subgrupos no se pueden calcular, se pueden estimar, pero con la información existente no hay forma, hasta ahora conocida, de establecer números precisos.

De acuerdo a las cifras del CNE el 69% dejó de votar, o sea, dos pedazos de nuestra torta, cada uno del 33% lo cual suma 66% mas un 3% del tercer pedazo, suma un 69% que dejaron de votar.

El Gran Polo Patriótico ganó con un 68% del 31% de los que votaron lo cual representa un 21,08% de toda la población votante, menos de la cuarta parte.

Lo cual significa que el gobierno del presidente Maduro va a tener mayoría en la Asamblea Nacional con tan solo el 21,08% de los votos, eso si que es un éxito y esto indica la enorme habilidad que tiene este gobierno en el manejo del poder y lo errónea que fue la política adoptada por la oposición al jugar a la abstención.

Como dice mi hermano Pedro: ganaron pero no cobran.

Y no se cumple con la premisa fundamental de las democracias que nombramos al principio, no se respeta la voluntad de la mayoría.

Cosas veredes Sancho que hasta las piedras harán fablar.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 847 veces.



Luis Enrique Sánchez P.


Visite el perfil de Luis Enrique Sánchez P. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas