27 N-1992: 28 años (I de II)

siemprelibertario@gmail.com

"Esa segunda rebelión se hizo inevitable desde el momento en que aquel gobierno ciego, insensato, se negó a hacer las reformas necesarias.

La mayoría de los compañeros en la prisión en Yare apoyaba una segunda rebelión. Nosotros nombramos un enlace para comunicarnos con los compañeros del San Carlos..." Ramonet, 2013

El pronunciamiento cívico-militar del 27N92, es sin duda hijo del levantamiento militar del 4F92. Y como todo hijo tiene semejanzas y diferencias con sus progenitores. Una de las semejanzas es que el 27N92 al igual que el 4F1992 es una acción que aglutina a una serie de actores de disimiles pensamientos desde el punto de vista político-social-económico e ideológico. Al respecto citamos a Ramonet: "Dicho de otro modo: había los chavistas y antichavistas; la izquierda y la derecha; gente moderada y gente de extrema derecha y de extrema izquierda, y por fin los infiltrados..."[i].

El otro elemento es que ambas acciones fueron secretos a voces y según cuentan algunos de sus actores antes del día "D" ya estaban delatados. La diferencia fundamental estriba en que el 27N fue una acción cívico-militar donde estaba comprometida lo que el militante, combatiente e intelectual revolucionario Kleber Ramírez Rojas denomina "la derecha ilustrada" así como también diversos grupos y partidos de las izquierdas. Tanto la participación civil de la derecha ilustrada, como de los grupos de izquierdas fue un "compromiso de otro signo, sin ligazón con el pueblo…"[ii] .

En la rebelión militar del 27N hubo participación de las cuatro fuerzas que integraban las Fuerzas Armadas Nacionales (FAN) e incluso de un comando de la policía metropolitana (Grupo Z), jefatureado por Fredy Bernal. La derecha ilustrada tenía su plan, mientras las diferentes izquierdas actuaron sin cohesión, sin un plan unitario. Antes y durante el pronunciamiento militar la participación organizada de civiles en distintas y variadas acciones de índole político-militar fue pública y notoria. De hecho, varios civiles fueron detenidos y otros sufrieron una tenaz persecución y un hostigamiento implacable. A decir de Kleber Ramírez: "A nivel popular y de comando, cuya participación el 4F fue de ausencia, con excepción de Valencia, en esta ocasión hubo mayor presencia, la cual se manifestó en la toma de canales de televisión cuya cantidad de prisioneros así lo comprueban; también en la actitud y resistencia a nivel de la barriada del 23 de Enero, avenida Sucre, Catia, Caricuao, El Valle y en el propio centro de la ciudad… Pero donde hubo una presencia civil masiva de mayor contenido político fue en la parroquia La Vega en Caracas, en la ciudad de Guarenas del estado Miranda y en Sabaneta de Barinas, en las cuales la multitudes trataron de hacerse con el poder local establecido…"[iii].

Las causas de la derrota del 27N además de la temprana delación se encuentra también la desconfianza entre los militares del Movimiento Revolucionario Bolivariano-200 (MBR-200) y los militares del Movimiento 5 de Julio (M-5J). Para algunos jefes del MBR-200 el levantamiento del 27N era de derecha, además privaba un elemento que tiene que ver con la jerarquía militar de quienes integraban la dirección del MBR-200 y del M-5J.

La jefatura del M-5J era conformada por contralmirantes, generales y coroneles, mientras que el MBR- 200 era liderado por tenientes-coroneles: "Los nuevos líderes eran de rango superior a nosotros, almirantes, generales... Y comenzaron a asumir aquello desde el punto de vista jerárquico, sin tomar en cuenta la variable política y el imaginario colectivo. No entendieron que ya los comandantes Arias, Urdaneta, Chávez, etc. . no éramos solo tenientes coroneles, éramos una referencia política para el pueblo."[iv].

La concepción militarista expresada en lo jerárquico y en papel del pueblo en esa "unidad cívico-militar", así como celos de liderazgos, sin dudas son otras de las causas de la derrota del golpe del 27N-92. Además de otras causas subjetivas impregnadas en el imaginario de los militares integrantes de ambos movimientos.

 

_____________________________

[i] Ramonet, Ignacio: Hugo Chávez Mi Primera Vida Conversaciones con Ignacio Ramonet. Vadell Hermanos Editores Caracas 2013

[ii] Ramírez Rojas, Kleber: Historia documental del 4 de febrero. Colección 4F. La revolución de febrero. Caracas, Fundación Editorial El Perro y La Rana. 2012

[iii] Ramírez Rojas, Kleber: ob.cit.

[iv] Ramonet, Ignacio: ob.cit.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 719 veces.



Freiman Páez García

Apure-Venezuela. Revolucionario socialista, marxista, sociólogo: solidario con los pueblos en lucha por su soberanía y la construcción del socialismo

 gabansabanero@yahoo.es      @freimanpaez

Visite el perfil de Freiman Páez García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freiman Páez García

Freiman Páez García

Más artículos de este autor