¿Las elecciones del 6 de diciembre serán postergadas?

Mi taller se encuentra en el estado de La Guaira en la costa caribeña central de Venezuela, un estado muy poblado donde en los últimos años (2013- 2017) los servicios de electricidad, telefonía, e internet han sido muchísimo mejores que en los estados del Táchira donde vivía antes (2010-2017), y en el estado de Zulia, donde esos servicios empezaron a decaerse gravemente a partir del 2013 debido principalmente al contrabando hacía Colombia del cobre que se encuentra dentro de los cables (robados) de transmisión para los sistemas de telecomunicaciones, y el contrabando, o la venta clandestina de la electricidad venezolana a Colombia.

Esta es una de las razones principales por lo que me mudé del Táchira a La Guaira en el 2017, porque en el Táchira ya no podía producir nada, absolutamente nada, a menos de meterme a mula o a traficante de gasolina, de comida o medicamentos, pero yo no soy así, prefiero la producción honesta, la invención, y la creación, cosas positivas y constructivas, no cosas negativas y destructivas aun cuando las cosas positivas y constructivas generen muy poco dinero en comparación con las cosas negativas y destructivas (el contrabando y el tráfico puede ser productivo a corto plazo, sin embargo, a largo plazo siempre es destructivo).

Bueno, cuando llegué a La Guaira en el 2017, justo en ese momento la CANTV (la empresa del Estado de telefonía e internet) empezó a decaerse, particularmente en términos de asignar (instalar) líneas terrestres nuevas de telefonía e internet. Así como había ocurrido anteriormente en el Táchira, la CANTV repentinamente y muy misteriosamente decidió de parar de conectar e instalar nuevas líneas para el internet y para la telefonía aquí en La Guaira a menos que uno tuviera una empresa o tuviera (muchos) dólares USD para conectarse a líneas que los mismos técnicos de CANTV le robaban (y siguen robando) a sus propios clientes para conectar a otro nuevo cliente que tenga más dólares. O sea, ahora los funcionarios de la CANTV del Estado están vendiendo servicios del Estado personalmente al mejor postor.

A mi vecino, aquí en La Guaira, quien compartía con nosotros su internet que ya estaba muy malo en el 2017, los mismos técnicos de la CANTV le cortaron su línea de CANTV y la vendieron a otro vecino que estaba dispuesto --- me dicen --- a pagar $200 USD. Bueno, lo que ese vecino de los $200 USD tal vez no tomó en cuenta, o tal vez que sí, no lo sé, es que --- también me lo cuentan --- que si uno no les paga más dólares a los técnicos de la CANTV cada 2 o 3 meses (o cuando les dé la gana), entonces aun después de haber pagó $200 USD, ellos revenderán esa misma línea otra vez a otro vecino, dejando a uno otra vez sin internet (ni teléfono), y así sucesivamente.

¿Cómo les parece?

¿Buen negocio?

¿Sociedad justa?

¿Qué tipo de Estado es este?

¿Cómo se llama un Estado que roba a sus propios ciudadanos?

Y lo peor es que esto está ocurriendo a nivel del mismo Estado, no a nivel de la delincuencia callejera.

Imagínense.

Bueno.

Les cuento esto porque este tipo de extorsión continuada (e incrementando cada día más) del ciudadano por parte del Estado (ver otros ejemplo más abajo) es algo que parecería que nadie está tomando en cuneta para las venideras elecciones de diciembre.

Todos los actores parecieran hablar de cualquier otra cosa, pero no de la realidad de la criminalidad del Estado en contra de sus propios ciudadanos.

Hablan de leyes, y de constitución, y de la política, y de la Asamblea Nacional, y de justicia, y de promesas, y de todo, menos el problema fundamental, o sea, el Estado. Mientras, a los pocos que sí he escuchado hablar algo sobre el tema del Estado y de la necesidad de curarlo, a personas como Rafael Ramírez por ejemplo, a ellos los tienen alejados y amenazados, muy lejos de cualquier oportunidad que tendrían para llevara a cabo un cambio fundamental dentro del Estado, y por ende, dentro de la sociedad, para transformar esta sociedad podrida (ver los ejemplos más abajo) en una sociedad sana.

No entiendo.

Por ejemplo

1- A mi amiga, la institución del Estado para la identidad, pasaportes, visas, etc., el SAIME, le ha robado $400 USD hasta ahora sin renovarle el pasaporte desde hace casi 2 años que empezó el proceso. ¿Qué es eso?

2- La notaría pública, parte del Estado, no quiso producir un documento que mi sobrina --- y muy inocente --- necesitaba a menos de pagarles personalmente a los funcionarios del Estado en dólares USD para sus propios bolsillos, y eso, por encimo del pago estipulado, si no, jamás hubiera conseguido sus papeles. ¿Qué tipo de Estado es este?

3- Recientemente, la farmacia del Estado estaba vendiendo el papel toilet a 3 veces el precio de los comerciantes más estafadores del pueblo. Me imagino que eso significaba que los funcionarios del Estado se estaban robando por lo menos 2/3 del valor de la mercancía, y por supuesto, lo hacían para llenar sus propios bolsillos. Igual hacían con los medicamentos. ¿Barbaridad de Estado? ¿Qué es eso? ¿Qué tipo de Estado es este?

4- Un vecino mío quien colabora con funcionarios del Estado, recibe en su casa desde los almacenes del Estado la comida subsidiada robada y la revende para sus propios beneficios (en conjunto con los funcionarios del Estado). ¿Qué tipo de Estado es este?

5- La hija de un amigo mío --- un exfuncioanrio y ladrón --- también es una funcionaria ladrona del Estado que se ocupa de la farmacias de uno de los hospitales más grandes del Estado, y para compensar su sueldo de esclava moderna (así lo dice ella, y yo también), ella se roba los medicamentos (y otros insumos) y los vende, y para ambos, para el padre y la hija, dos funcionarios del Estado, y dos ladrones, eso es absolutamente normal. A mí me ofrecieron una pipeta de laboratorio para mi producción de vino, y les dije, "Están locos?", y me miraron como si yo estuviera loco (no ellos) por no aceptar "el regalo," entonces les dije, "no señor, ese es un instrumento muy necesario para el laboratorio de un hospital, especialmente en casos de urgencia, de no tenerlo a mano, eso podría causarle la muerte a alguien, ¿y saben lo que ellos me respondieron?

Me miraron con desprecio, levantaron sus hombros, y me dijeron, "¿Y?"

Pensé, ¿Qué tipo de sociedad es esta?

Y el Estado permite este tipo de comportamiento.

Eso es lo peor.

¿Qué tipo de estado permite que esto ocurra dentro del mismo Estado?

Bueno …

Este mismo tipo de fenómeno perverso ocurre en todas las empresas y las instituciones del Estado, y sí, me atrevo sin temor de equivocarme a decir "todas," por ejemplo:

Cuando llegué a La Guaria en el 2017, la luz casi no se iba, pero ahora se va casi todos los días, a veces durante 2 o 3, o 7 u 8 horas, como hace 2 o 3 días atrás, y aun durante 18 horas o 34 horas seguido, incluso hace poco, la luz se fue durante 3 días y dos noches completas.

(He perdido un montón de comida debido a estas crónicas faltas de luz.)

Ayer se fue la luz unas 6 veces durante algunos segundos o minutos, y hoy se fue varias veces, una vez durante más de 2 horas seguidas.

Esto está ocurriendo más y más cada día, pero nadie dice nada sobre el hecho de que son los mismos funcionarios del Estado que se están robándose los materiales del Estado para revenderlos, y es precisamente por eso, y no por el sabotaje de EEUU o por ataques terroristas, que las fallas están incrementando cada día más y de manera continuada (versus esporádica) y más agravada cada vez, y, a nivel nacional, no solo a niveles locales.

(Y ahora viene la Navidad y los funcionarios del Estado necesitan más dinero, entonces necesitan robar más, necesitan extorsionar más, necesitan jodernos más.)

Lo mismo está ocurriendo con el agua potable, las fallas y faltas crónicas, más y más cada día, y la extorsión de los funcionarios que ahora están vendiendo el agua del Estado para llenar sus propios bolsillos.

Igual ocurre con el gas doméstico, los funcionarios del Estado me han robado 2 veces, y a mis vecinos también.

Lo mismo está ocurriendo con la gasolina a nivel nacional, la extorsión y el robo descarado por parte de los funcionarios del Esado.

Los funcionarios del Estrado se están robando todo lo que puedan robarse dejando al país en una condición de crónica inoperatividad.

Eso es lo que está pasando.

Antes, en base a mi experiencia personal, esto estaba ocurriendo más que nada en Táchira y Zulia y en partes de Apure y al sur del estado Bolivar, lugares donde el contrabando reina y afecta todo de esa manera, pero ahora estamos igual o peor en básicamente todo el país.

Lo que quiero decir es que de manear más y más acelerada cada día, estamos quedando:

- sin agua potable,
- sin electricidad,
- sin telefonía,
- sin internet,
- sin gas doméstico,
- y sin gasolina,

… y si algo no cambia pronto, bueno, quedaremos completamente secos dentro de muy poco tiempo, tal vez dentro de unas pocas semanas o meses si tomamos en cuenta el nivel acelerado de la descomposición del Estado y de los funcionarios del Estado quienes además, en esta época del año, incrementan significativamente todos los años (y el Estado lo permite) sus tácticas de extorsión del ciudadano para generar más dinero para festejar Navidad e costilla nuestra.

Pero …

Aparte de eso …

Hay otra cosa que me viene a la mente …

Aunque yo no votaré este 6 de diciembre del 2020, me pregunto:

¿Cómo harán para llevar a cabo la elecciones si la luz y las telecomunicaciones están fallando tanto y que además se están empeorando cada día más?

¿Será que durante la primera semana de diciembre, justo antes de las elecciones, el sistema entero de electricidad y el de las telecomunicaciones fallarán masivamente a nivel nacional y quedarán inoperativos durante un tiempo?

¿Será entonces que las elecciones del 6 de diciembre serán postergadas?

NOTA ADICIONAL: Esto es pura especulación de parte mía, ¿No sería esta "casualidad" la perfecta oportunidad para que algunos de los actores relacionados con las elecciones tengan más tiempo para terminar de organizar sus negocios privados relacionados con la "Ley Anti-Bloqueo" antes de escaparse del país con su botín? (Ver el siguiente link sobre la ley Anti-Bloqueo, o sea, la ley de privatización del Estado: https://www.aporrea.org/actualidad/a297011.html)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1518 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas