Diosdado, solo sea justo

Lejos estábamos de pensar que aquel 27 de diciembre de 2017, fecha en que se publicó el Decreto Constituyente de Supresión y Liquidación de lo que llamaron "el Nivel Metropolitano de Caracas", (Decreto nacido en nuestra Asamblea Nacional Constituyente), sería el prólogo de una serie de actuaciones de los representantes de nuestro gobierno que conducirían a la fatalidad en que terminó siendo la supresión y liquidación de la Alcaldía, la Contraloría y el Cabildo Metropolitano de Caracas.

Se ofrecieron villas y castillos a los trabajadores. Se habló de un "Plan Laboral" que salimos prestos y cándidamente a apoyar, sin saber que al final del día, todo fue un discurso populista de quien habló con nuestro Chávez en la boca, que afectó a miles de trabajadoras y trabajadores.

Y es que salimos hasta por nuestra Venezolana de Televisión a defender lo que pensábamos iba a ser el bálsamo laboral que terminaría con la pesadilla que fue enfrentar a la nefasta gestión de Antonio Ledezma que inició con el despido de más de cinco (5) mil trabajadoras y trabajadores, de los cuales solo 2.252 recibieron un amparo laboral en una Resolución ministerial conocida como la Resolución 6.540, que nuestro gobierno proveyó (y el TSJ afianzó en una Sentencia de Sala Constitucional) durante la gestión de la camarada María Cristina Iglesias cuando estuvo al frente del Ministerio del Trabajo.

Aquél Decreto Constituyente, firmado por la camarada Delcy Rodríguez (Presidenta de la ANC de entonces), ordenaba la reubicación, jubilación y pago de pasivos laborales a todos los trabajadores.

Pero no pasó precisamente eso, camarada Diosdado.

Hemos hecho lo imposible porque se entienda y se reviertan los daños que ese proceso causó a trabajadoras y trabajadores. Pero nadie nos ha parado.

Y hemos llegado al llegadero.

Hemos acudido a su Despacho, camarada Diosdado, para que desde la ANC (ente desde donde se inició este problemón que afectó y afecta a centenas, y centenas y centenas de trabajadores), se pueda revertir lo que en justicia, haya que revertir.

Pero no ha sido posible que se avance como queremos los revolucionarios que se avance: a paso de vencedores.

Hemos topado con la burocracia, estimado camarada.

Y no queremos pensar que la consideración que de Usted tenemos, se empañe con esa palabra que es tan pequeña pero que tanto, daña: burocracia.

Y es que habiendo sido recibidos (no sin antes generar una situación de presión que entendemos y aceptamos como incorrecta pero nacida precisamente de cuando le cierran la puerta al pueblo), se conformó una Mesa Técnica en instancias de la ANC que solo ha podido reunirse una sola vez, sin que se logre avanzar hacia lo único que pedimos: justicia laboral.

Y ahora, desde su Despacho, no se tienen los "arrestos" para obligar (como instancia supraconstitucional que es la ANC que Usted preside) a quienes debe corresponder la solución a las violaciones laborales que se hizo a esos trabajadores, para que actúen en procura de solventar la situación.

¿Cuántas veces desde su programa, que religiosamente vemos los miércoles, no ha dicho Usted que hay que escuchar al pueblo? Ni usted ni yo tenemos esa cuenta.

Ciertamente la ha dicho menos que la infame y bastarda frase que el "wilkipedio" ha dicho sobre el "cese a la usurpación". Pero si ésta última frase es una barbaridad, la suya, estimado camarada de "escuchar al pueblo", parece que significa para quienes están jerárquica y políticamente por debajo de Usted, un mantra que tiene el mismo peso que aquél.

¿Usted, camarada Diosdado, se ha dado cuenta que es uno de los pocos camaradas en los cuales, nosotros, chavistas de hoy y de siempre, creemos?

Si eso no se lo han dicho, pues sépalo.

Usted, hasta ahora, nos ha lucido creíble. No como quienes, ofreciendo "villas y castillos" defraudaron un proceso de supresión y liquidación que ha dejado muy mal a la Revolución (sino pregunte a nuestros trabajadores que han admitido, en mi opinión sin razón, pero así han llegado a pensar, que mejor hubieran dejado la Alcaldía Metropolitana y el Cabildo Metropolitano funcionando en vez de haber hecho lo que hicieron).

Hemos acudido a Usted porque fue la ANC, presidida en su momento por la camarada Delcy quien ordenó la supresión, pero que desde la Vicepresidencia (que ella ocupó luego), no se ejercieron los correctivos necesarios para evitar las violaciones que luego se sucedieron, aun cuando el Decreto de Supresión otorgó a la Vicepresidencia la rectoría del proceso de supresión y liquidación. Y siendo que Usted es el Presidente de la ANC y entendiendo además que es el segundo a bordo en el PSUV, creemos que si Usted no puede solventar esta situación, entonces nosotros no hemos entendido bien aquello de la supremacía de la plenipotenciaria ANC y menos que sea entonces necesario acudir al primero del Partido para que atienda esta penosa situación.

Usted no puede ser cómplice de los atropellos que se han cometido. No puede serlo. Nuestras esperanzas no pueden perderse en Usted.

Háganos ver que no hemos estado equivocados en cuanto a nuestra concepción de lo que Usted representa para el chavismo, del que Usted bien sabe, muchos que han hablado y hablan colocando a Chávez en su boca, lo deshonran con sus acciones.

Atienda nuestro llamado. Nosotros somos el pueblo.

Parafraseando a Galeano, somos "los nadies".

"Los hijos de nadie, los dueños de nada. Los nadies: los ningunos, los ninguneados. Los nadie, que costamos menos que la burocracia que nos mata".

Dijo el Padre Bolívar: "La Justicia es la reina de las virtudes republicanas y con ella se sostiene la igualdad y la libertad".

Solo sea justo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2414 veces.



Orlando Lezama

Ex miembro del Cabildo Metropolitano de Caracas

 olezmar@gmail.com      @OrlandoLezama

Visite el perfil de Orlando Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: