Del “me engañaron”, de Ramón J. Velásquez, al “me tumbaron”, de Nicolás

"Esa gata tracalera anda toda alborotada

pues le dieron un trabajo de secretaria privada.

La gata estudia derecho pa’ graduarse de abogada

sin ni siquiera tener bachillerato aprobado.

La gata tiene billete pero dicen que es ahora

que consiguió un gato blanco que la convirtió en señora… "

 

Así decía aquella gaita del grupo Melody Gaita, para entonces censurada por el gobierno de Jaime Lusinchi, en referencia a la "Blanca" Ibañez (Blanca por su nombre real y por adeca) su secretaria privada, a quien además se le cuestionó por poseer un título de Abogada que ostentaba (del que aún existen conjeturas de cómo lo adquirió) y a quien se le atribuyó ser el poder tras el poder.

Luego vino Carlos Andrés Pérez, también adeco, quien no concluyendo su mandato, fue destituido por el Congreso Nacional, asumiendo la jefatura del Estado otro adeco (Octavio Lepage), hasta tanto ese mismo Congreso nombró (para variar) a otro adeco.

"Yo vengo de la pobreza de donde la vida es dura

de un ranchito sin pintura donde existe la humildad.

Siempre recuerdo a mamá con un rosario en la mano

rezando por mis hermanos a la Chiquinquirá…"

 

Cantaba entonces la gaita de Cardenales del Éxito cuando para el año 1993, Ramón J. Velásquez, era presidente interino nombrado por el Congreso y el cual, reconoció haber firmado el indulto a Larry Tovar Acuña, representante del cartel de Medellín en Venezuela y jefe de la llamada Conexión Euroamericana pero echó la culpa de aquel episodio sobre el llamado "narco indulto" a su secretaria, María Auxiliadora Jara, diciendo: me engañaron.

Este diciembre de 2018, no hubo un éxito gaitero que marcara la época decembrina como en años anteriores.

Sin embargo, seguro estoy que de seguir las cosas como van, el éxito gaitero de algún año venidero que no pasará de cuatro años (al ritmo de los acontecimientos, repito), tendrá por título "Los Bachaqueros", en honor a quienes junto a la oligarquía criolla y sus aliados extranjeros habrán derrocado a Nicolás y que algunos chavistas tendremos la oportunidad de escuchar si podemos disponer de una radio en alguna celda de El Rodeo (casualmente la cárcel en la que se encontraba cumpliendo condena Tovar Acuña), en la que los chavistas "afortunados" cumplamos condena por cómplices del "rééégimen" narco comunista (confieso que no suena tan cargado de odio escrito que dicho por un opositor en un programa matutino de TV), mientras Nico desde Cuba diga: me tumbaron.

"María vamos enseguida pa' que los chinos ligero

antes que los bachaqueros arrasen con la comida.

Leche, harina precocida y el aceite les llegó...

arroz, pero pollo no, esmolléjate mi vida…"

Será esta una de las estrofas que escuchemos.

 

Y no habrá secretaria a quien culpar.

Mientras tanto, hoy la oposición entona la letra de la Gaita Onomatopéyica:

"Na nai na na na na nai na

Na nai na na na na na

Na na na na na na na na

Na nai na na na na na".

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1032 veces.



Orlando Lezama

Ex miembro del Cabildo Metropolitano de Caracas

 olezmar@gmail.com      @OrlandoLezama

Visite el perfil de Orlando Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a273907.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO