El gobierno remata todo. Ahora tendremos laminadores sin aluminio primario (II)

El socialismo nos viene llevando de regreso al pasado en Venezuela, desde el año 1999, fecha en la que hemos venido observando como se ha arruinando el país en caída libre lo construido en la era democrática. Hoy, continuando con la segunda parte de la debacle que significa el desmontaje y desmantelamiento de las líneas III y IV de ALCASA, donde vienen ocurriendo cosas insólitas; por ejemplo, ¿Como desmantelar las líneas de reducción de esta empresa Alcasa para montar un laminador? ¿Cómo van a instalar un laminador si no tienen garantías de aluminio primario? ¿Cómo es posible que van a desmontar dos líneas de producción que en su conjunto tienen un valor de más de 500 millones de dólares, para montar el Laminador SERLACA que su valor es menor a 200 millones de dólares? Aquí han fallado los cálculos y proyectos, o ya no existe el Ministerio de planificación y proyectos; porque esta es una idea sin pies ni cabeza. La clase trabajadora de Venezuela tiene que reaccionar y reconducir las luchas por defender los puestos de trabajo ante decisiones que prometen arruinar el futuro de la familia al dejar a muchos trabajadores sin empleo. Claro que es necesario luchar por la subsistencia, el salario y otras reivindicaciones económicas y sociales, pero en este momento la lucha es por los puestos de trabajo ya constituidos que tienden a desaparecer ante decisiones políticas erradas y perversas. Los trabajadores deben luchar unidos para salvar el país de sus hijos. La era de las empresas básicas y su bonanza llegaran a su fin, sino luchamos por detener esta anarquía que vive el país, que se sumerge cada vez más en un mar de corrupción, apoyada desde un gobierno que con su escandaloso silencio viene apoyando el desorden administrativo de las empresas y de sus instituciones. Debemos defender a Venezuela todos unidos, para ver si en un futuro no muy lejano retomamos el rumbo hacia el desarrollo económico y el camino del progreso social y cultural del país, por el bien de los ciudadanos. https://www.aporrea.org/actualidad/a296439.html

Hay que recordar que en el año 2009, Chávez ordenó apagar 400 celdas en VENALUM, las líneas 1 y 2 de ALCASA y la mitad de los hornos de Sidor; todo lo hizo para evitar dejar a Caracas sin luz, porque saben que si bajan los cerros arrechos se acaba la revolución de la corrupción. Después de esa decisión del recorte energético, nunca las empresas lograron su recuperación, porque no ha habido planes para lograrlo con Nicolás Maduro, de hecho, esa nefasta decisión que llevó a VENALUM a perder el 44% de su capacidad con esa orden de Chávez; por la falta de un plan de recuperación del sistema eléctrico nacional, en este mismo gobierno de Nicolás Maduro, en un nuevo recorte de energía CVG VENALUM tuvo que apagar solo el 6,6 % que le quedaba. Es decir 53 celdas de 905. ¿Quién fue más destructivo, el apagón del 7 de Marzo de 2019, o el apagón de Maduro, quien por no atender el sistema eléctrico nacional? dejo a la industria del aluminio de Venezuela completamente apagada y con el ánimo de sus trabajadores por el suelo. La conclusión es que el presidente Maduro a causado mayor daño, porque al cerrar las dos líneas se pierden centenares de puestos de trabajo que no podrán ser absorbido hoy por la decisión de instalar un laminador, que causará graves daños a la economía del hogar de muchos trabajadores que dependen de esas empresas.

Pero lo más grave, lo mas criminal es que al destruir una empresa como ALCASA están atentando contra los trabajadores y sus familias, atentan contra la economía de una región y de un país; pero así se hacen llamar nacionalista, revolucionario y patriota, todo lanzado por el albañar. La historia los condenara por la devastación y la corrupción y por lo que hacen con la empresa Alcasa pionera del aluminio, ya que su desmantelamiento contribuye al cierre de empresas aguas abajo, como CABELUM empresa transformadora del Estado que opera en Ciudad Bolívar y es capaz de garantizar todos los conductores que necesite el sistema eléctrico nacional; SURAL empresa privada con productos similares a CABELUM que junto a la productora de Rines CTA operan en Puerto Ordaz al lado de Alcasa en Matanzas, ALUCASA y CABEL en Carabobo y RUALCA hoy en manos del Estado con capacidad de producción de 25.000 Rines semanales hoy esta parada. La falta de aluminio primario ha afectado al parque industrial de Valencia y la empresa CVG CARBONORCA suplidora de los ánodos que necesitaban las líneas para logra su proceso electrolítico. Todas se verán afectadas y por supuesto una gran lista de pequeñas, grandes y medianas empresas que a nivel nacional transforman el Aluminio Primario que producen nuestras reductoras.

El cierre de CVG ALCASA ya se venía planificando desde hace mucho tiempo, lo que es incomprensible es que se haga una inversión de 600MM$ para luego decidir alegremente su desmantelamiento. Esta canallada ha contado con el apoyo del FBT/M21; ellos contribuyeron a hacer mas fuerte la amenaza del régimen al planificar el cierre definitivo de las 12 celdas que mantenía encendidas ALCASA, porque ellos son los responsables directos de las inversiones que se hicieron en las líneas que nunca llegaron a 70 celdas; se perdió la inversión y por eso hoy los vemos alegres trabajando en el desmantelamiento de las líneas y fundiendo el aluminio, porque con esta acción dejan sepultada toda la corrupción y la ineficiencia y al parecer ya no tendrán que explicarle a nadie a donde fueron a parar los 403MM$ de Alcasa. Según el proyecto es que CVG ALCASA dejara de producir aluminio primario, para convertirse en una gran empresa de transformación nacional; ignorando ellos que CVG ALCASA fue la empresa más grande de reducción y transformación de aluminio de Suramérica hasta que llegó la revolución. Todo el silenció que se siente en este entramado de complicidad, es con el fin de callar el hecho de que la Nada y la corrupción le haya ganado la carrera a la eficiencia. Es una irresponsabilidad de todos los que forman parte del régimen, callar y tratar de ocultar la nefasta gestión de Ángel Marcano, quien fue el primer presidente de la corporación nacional del Aluminio y presidente de Alcasa, el responsable de la administración de los proyectos y quien justificaba ante el FONDEN el pago de cada proyecto de los cuales está muy callado.

Para adelantar estos macabros planes nombraron una comisión que hoy trabaja en los enlaces para que en el sector aluminio quede VENALUM sola en la producción del aluminio primario y ALCASA con la transformación. La gran pregunta es ¿Si ALCASA ahora será la empresa transformadora, con cual aluminio primario garantizara su producción para los tres laminadores y la Extrusora?. ¿Con cuál aluminio CABELUM producirá los conductores para el sistema eléctrico nacional y con cuál Aluminio primario la empresa ALUCASA producirá insumos para la industria farmacéutica y de alimentos y con qué Aluminio sostendrán sus operaciones el resto de las transformadoras del país? Podríamos ser optimista al pensar que con las 905 celdas de VENALUM, 430.000 TM de aluminio anuales podríamos sostener el parque transformador nacional, pero los deseos no empreñan. Nuestro parque transformador de aluminio a nivel nacional supera la producción de CVG VENALUM, por lo que pronto tendremos problemas; eso si hay planes de recuperar la producción nacional. Hoy CVG VENALUM con 32 celdas produciendo de las 905, producción aproximada de 1.630 kilos diarios por celda; es decir, 1.630 kilos X 32 celdas X 30 días = 1565 TM/Mes está muy lejos de las metas que espera el país a pesar del esfuerzo que hacen sus trabajadores para que otros se repartan ese pequeño botín que producen las 32 celdas.

Recordemos que VENALUM tiene 905 celdas y una capacidad instalada de 430.000 TM/Año. Hay que decir y señalar que la crisis eléctrica nacional no da, para encender más celdas, porque esta tan grave la crisis eléctrica que puede ocurrir un apagón de grandes magnitudes. Los trabajadores de VENALUM deben estar pendientes de lo que ocurra en ALCASA, porque las Líneas de producción de ALCASA son iguales a las de VENALUM, celdas P19 de Reynolds, en las líneas I, II, III y IV; tienen que mantenerse alertas los trabajadores de Venalum porque no se descarta que a futuro le quieran aplicar la misma dosis de Alcasa, tomando en consideración que las cuatro líneas de VENALUM están hechas con la tecnología P19: pero las celdas de la línea IV de ALCASA son P19S más avanzadas que las de VENALUM.

Hay un silencio sepulcral ante la devastación de las empresas básicas de Guayana, son pocas las voces que se alzan, la dirigencia sindical y los trabajadores ante la gran depresión económica que se vive en Venezuela sus luchas se concentran en el salario, mas no ven la situación de destrucción de su fuente de trabajo, los políticos en su mundo de sobrevivencia en el poder interino y otros en cálculos electorales. Mientras nos callamos el gobierno con su Ley Antibloqueo remata lo poco que nos queda y de la que ellos se creen dueños. Que hacen las distintas asambleas nacionales que no cumplen con sus funciones establecidas en el articulo 187 de CRBV y el Contralor General de la Republica que no cumple con sus atribuciones establecidas en el articulo 289 de la CRBV, organismos que no ejercen ningún tipo de control, fiscalización sobre el gobierno y la administración publica. Tienen que exigir Auditorias sobre el daño patrimonial que se le hace a la Nación por parte del gobierno nacional. Solo oímos y leemos la voz del Secretario de Trabajo y Reclamo de SINTRALCASA, Henry Arias con la denuncia, defendiendo los intereses de los trabajadores alcasianos, sus familiares y los demás que viven directo e indirectamente de la actividades que desarrolla CVG ALCASA.

Se deben rendir cuenta claras de los 403 millones de dólares de los venezolanos. En noviembre de 2011 el gobierno nacional a través del Ministerio de Industrias Básicas y Minería (MIBAM) y la Corporación Venezolana de Guayana CVG concretaron la firma del contrato de inversión del Fondo Gran Volumen a Largo Plazo para CVG ALCASA, con la empresa china Chalieco por el orden de los 403 millones de dólares, los cuales estaban destinados a poner en marcha proyectos de adecuación tecnológica de la pionera del Aluminio Venezolano y para la compra de la nueva planta Extrusora que sería instalada en los espacios de las viejas líneas II y III. Está planta Extrusora se promovía como un logro del muevo modelo de gestión del Control Obrero; pero dicho contrato fue firmado por el presidente de ALCASA Elio Sayago y José Khan del MIBAM, y su tecnología es italiana porque ya los trabajadores en mesas de trabajo así lo habían decidido antes de que Ángel Marcano fuese presidente de Alcasa, sino este hubiese montado una planta de extrusión china que hoy adornaría también el cementerio chino.

En el contrato se señala que en el caso de CVG ALCASA, los 403 millones de dólares serian distribuidos a la adecuación tecnológica de las diferentes áreas de la reductora y que serian distribuidos en cuatro sub-proyectos, la planta de Reducción, la planta de Fundición, la planta de Laminación y la nueva planta Extrusora, con el objetivo de que la empresa alcance su capacidad y sus metas, no hay indicios ni documentos que hayan surgido en el debate del Plan Guayana Socialista que haya apuntado a desmantelar las líneas de producción de CVG ALCASA.

En los puntos de cuenta se señalaba que al concluir el referido proyecto ALCASA incrementaría su capacidad transformadora de un 18% a 100% convirtiéndose en un aprovisionador seguro del sector transformador nacional en productos como cilindros, laminados, lingotes con valor agregado en aleaciones duras y también perfiles para los sectores vivienda, transporte, naval, energía y bienes de consumo, lo que posesionara a la planta con ventajas competitivas en un plazo de tres años, que pasaron con más pena que gloria a pesar de la gran inversión que debió garantizar que las líneas de reducción producirán 170.000 TM/año. Laminación con las inversiones del Clecim Cosim debió alcanzar para esta fecha 112.000 TM/año según el proyecto; la planta Extrusora por ser una planta nueva debía garantizar 40.000 TM/año y Fundición 250.000 TM/año.

En el punto de cuenta firmado por Chávez Número 016-2012, además de los 403 millones de dólares para ALCASA también se aprueban, 90.4 millones de dólares para garantizar la continuidad operativa de la empresa en los próximos seis (6) meses a fin de evitar el deterioro progresivo de las celdas de reducción y el surgimiento de conflictos laborales. Más 2.4 millones de dólares para adquisición de equipos Móviles, mas 42 millones de dólares para la incorporación de 140 celdas, el Plan de Recuperación Operativo; Plan de incorporación de 140 celdas que elevaría la producción de 5.770 TM/mes a 8.100 TM/mes con la inversión de 42 millones de dólares; pero nunca la planta llegó a alcanzar 70 celdas en producción; pero según se hizo la inversión. Para la adquisición de equipos móviles y repuestos para el apoyo de las operaciones tomando en cuenta las 140 celdas que entrarían en operación se proyecta la compra de grúas, montacargas, cargadores, mini cargadores, tractores y repuestos por 2.4 millones de dólares. También se aprueba en ese mismo punto de cuenta 46 millones de dólares para comprar 60.000 TM de aluminio para la producción de aleación de aluminio. Con esta operación se estimó financiar la adquisición de la materia prima e insumos contemplados en el plan de incorporación de las 100 celdas para alcanzar las 140 celdas y para su sostenimiento. Se garantizaba que además en una triangulación está inversión de 46 millones de dólares para la compra de las 60.000TM de Aluminio Primario de importación se garantizaría el suministro al parque nacional transformador de aluminio para garantizar su existencia; pero nunca les llego ni un Kilo de aluminio, por lo que todas debieron bajar sus Santamaría y echar sus trabajadores a la calle.

El colmo es el derroche, la malversación y la corrupción, de todos los que están involucrados en el desastre administrativo de CVG ALCASA. La acusación se la hacen directamente a los miembros del FBT/M21, quienes en el año 2011 le declararon la guerra al presidente de ALCASA Elio Sayago por el control de los 403MM$. Esta batalla contra Sayago comienza desde el mismo momento en que Chávez lo nombra como presidente trabajador y con una cartera de 403MM$ en recursos para el rescate de la empresa pionera del Aluminio; ellos se opusieron a su nombramiento por no ser Sayago miembro del Frente Bolivariano de Trabajadores, porque según ellos quienes debían administrar el dinero y el Plan de Adecuación Tecnológica de Alcasa 2011-2014 era el FBT y el M21. Esa batalla interna entre el FBT y FST, por la presidencia de Alcasa generó un conflicto que duró 34 días con los portones cerrados con candado; quien se quedará con la presidencia de Alcasa, controlaba los 403MM$; por esta razón en ese conflicto por el control de la plata, llegaron hasta la agresión física contra Sayago, le prohibieron la entrada a las instalaciones de la empresa, aún cuando estaban en pleno procesos de firmar los contratos con China; es en este momento del paro de los 34 días en que nombran a José Piñango como presidente a dedo para reemplazar a Elio Sayago y para que firme toda la compra de la chatarra China con Nicolás Maduro como Canciller.

Ya en el año 2012, el FBT y el M21 logran sus objetivo con el nombramiento de Ángel Marcano como presidente de la empresa Alcasa y comienza el festín con los 403MM$ y unos 200MM$ más que solo sirvieron para hacer de CVG Alcasa un monumento a la corrupción y un cementerio de chatarras China que amenaza con dejar a más de 5000 trabajadores sin puestos de trabajo.

Hoy ya es un hecho el desmantelamiento de las líneas de producción III y IV de CVG ALCASA, a pesar, que de los 403MM$ fueron destinado 142MM$ en el 2011 por la gestión de Hugo Chávez para la adecuación tecnológica de esas líneas de producción. Seguramente muchos diputados de la Asamblea Nacional, de la Asamblea Nacional Constituyente, el Fiscal, General, el Contralor General, el Procurador General, el Defensor del Pueblo y muchos, ministros desconocen de estas fragantes irregularidades que vienen ocurriendo en una de las empresas del Estado donde se invirtieron muchos millones de dólares y no se explica en qué se gastaron porque en las narices de todos desaparecieron como por arte de magia. Los Organismos del Estado por respeto al pueblo venezolano que ya está cansado de ver tantos desastres de corrupción en esta era socialista, deberían ordenar de inmediato una investigación que aclare ante todos este desastre administrativo que le cierra el futuro a la pionera en producción de Aluminio Primario en Venezuela. El hecho es que después de la Inversión de estos 403MM$ en Alcasa, a alguien se le ocurrió la brillante idea de desmantelar las líneas donde se destinaron 142MM$ para montar un laminador en los espacios que dejarán estás líneas que le podían garantizar al país una producción anual de hasta 170.000 toneladas de Aluminio Primario. Estás dos líneas de producción pudieron venderse en 500MM$ para invertir en la salud y la educación del pueblo, sin embargo pretenden instalar el laminador de SERLACA que es otro Elefante Rojo plagado de irregularidades y que su costó no justifica el desmantelamiento de las líneas III y IV.

Esta situación de Alcasa no se puede perder de vista y tiene que ser investigada por las autoridades del país, porque la protección y el empleo son prioridad para el interés nacional. No hay ninguna otra justificación para desmantelar las líneas que no sea para sepultar la inversión que dejó Chávez Frías para CVG ALCASA; ese cuento de que ALCASA va a ser ahora una gran transformadora es falso, porque está es una empresa mixta, con capacidad de producir Aluminio primario y transformarlo. Sin embargo debemos recordar que una vez que fueron desmanteladas la líneas de producción II y III se instaló en su lugar la famosa planta Extrusora de tecnología Italiana que a pesar de su calidad comprobada, la ineficiencia después de inaugurarla 5 veces, en 8 años no ha producido las 40 mil toneladas de su capacidad anual, cuando ya debiera tener 320.000TM producidas y seguir su producción. En CVG ALCASA también se encuentra el Laminador Clecim Cosim, capaz de producir 120.000TN de bobinas de aluminio laminado en diferentes grosores, que cubrirían la demanda de la industria transformadora nacional para la industria de la salud y la alimentación, en este laminador también se hizo una inversión millonaria en dólares provenientes de los 403MM$, sin embargo esta inservible el Clecim Cosim, así como el laminador SERLACA y los laminadores de Alucasa en Valencia. Un nuevo Laminador se instaló inconcluso en CVG Alcasa en las viejas instalaciones de laminación; el laminador Hugo Chávez. Este laminador ha sido inaugurado y aún no produce, ni producirá su capacidad instalada de 170.000 toneladas de bobinas anuales porque no ha sido culminado según las especificaciones técnicas del proyecto; pero además este ya no podrá contar con la producción de las líneas III y IV, con las mesas de producción de planchones y con la velocidad en el suministro de Bobinas que solo le puede garantizar un laminador como el Clecim Cosim único en su tipo en Latinoamérica instalado en Alcasa y que nunca lo vieron los compradores de la chatarra china. Ninguno de estos laminadores producirá nada, sino se toman las medidas cuanto antes de extirpar la corrupción y la ineficiencia para lograrlo. Si siguen ocultando la verdad y apartando a los profesionales en la materia, todo el parque industrial transformador del país seguirá en ruinas, en un país que pierde alegremente su capacidad de producir Aluminio.

Hoy nuevamente el destino alcanza a los trabajadores alcasianos, cuando el gobierno nacional atenta contra los puestos trabajo al guardar silencio ante el desastre que ha representado Alcasa en la gestión de Nicolás Maduro, que atenta contra la región Guayana y el país, al autorizar el desmontaje y desmantelamiento de las Líneas III y IV para montar el elefante rojo de SERLACA, un laminador con capacidad de 120 mil TM/Anual, que tampoco contará con la capacidad de producción de 170.000 toneladas anual de aluminio primario que garantizaba CVG ALCASA en sus líneas III y IV. Si los destructores de Guayana y Venezuela querían rescatar el laminador SERLACA, porque no fue montado en Laminación; otra posibilidad es montar ese Laminador en Ciudad Bolívar en la empresa CABELUM, o en Upata para darle vida a los pueblos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 981 veces.



Juan Linares Ruiz

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: