¿Dónde estás José Gregorio?

¡Porque hoy no estabas en la Iglesia de la Candelaria! Hoy, aniversario de tu nacimiento y día de exhumación de tus restos, en acto solemne presidido por el Cardenal Baltazar Porras.

Había leído la noticia, por encima, sin leer el texto completo. Y me imaginaba que los restos de nuestro beato serían llevados al Panteón Nacional, junto a los de Simón Bolívar y Juana La Avanzadora. Pero no, me equivoqué con el sueño, pues entendí se trata de un proceso, un protocolo requerido por la Santa Sede, luego de proclamar que José Gregorio será beatificado.

Casualmente, muy casualmente pues no acostumbro a ver televisión en las mañanas, me topo con el Acto en la Iglesia de La Candelaria, y fascinada, como muchos otros venezolanos, me dispongo a darle prioridad y olvidar mis quehaceres.

Dan lectura al acta cuando exhumaron los restos la primera vez, en 1939 desde el Cementerio General del Sur, para trasladarlos precisamente a este recinto. Y entre otras cosas, leen los testigos que estuvieron presentes en esa anterior conmemoración. Y me resonó que estuvo presente un representante del Gobernador, en aquel entonces, Diego Arria. El representante que enviaron fue Eduardo Poletto, amigo de mi hermano mayor quién trabajó con él en la Gobernación de Caracas, y además Poletto le salvó la vida milagrosamente a mi hermano menor cuando, pequeño, cayó tapiado en una obra en construcción. ¿Habrá sido también un milagro de José Gregorio?

Apreciados lectores, si en 1975 estuvo invitado el Gobernador de Caracas a la primera exhumación del Beato, ¿por qué ahora no observé la presencia de ningún representante del Gobierno?

Pero sí estuvieron, los embajadores del Cuerpo diplomático, acreditados por nuestro Presidente Maduro, y quién sabe ¿estaría Jesús Silva, embajador saliente del Reino de España? ¿Se iría ya del país o tuvo la desfachatez de dar la cara?

También estaban presentes varios presidentes de las Academias Nacionales quienes hicieron Guardia de Honor, además de las notables figuras de la Iglesia venezolana, cardenal Urosa Savino, el Nuncio Apostólico Aldo Giordani, y otros. Y no me extrañaría para nada saber de la presencia en la Iglesia de las autoridades rectorales de la UCV.

O sea, invitaron a representantes de otros Gobiernos del mundo, pero no ¿algún representante del Gobierno Bolivariano de Venezuela?

Y si esto fue así, pues vi la transmisión casi completa y no los noté en ningún momento, entonces el Cardenal Baltasar Porras está jugando sucio. Pues en la Bendición, al finalizar el acto, nos recomienda "vivir todos los venezolanos como hermanos en Cristo".

Y estoy segura que, a Nicolás Maduro, ferviente creyente de José Gregorio, le hubiese gustado estar ahí, llevando los restos del José Gregorio ante el altar, en calidad de Presidente de todos esos venezolanos que debemos ser hermanos. Tal vez, por la necesaria bioseguridad de su investidura presidencial ¿se lo hayan desaconsejado?

Y en algún momento me pareció ver a la Vicepresidenta Delcy Rodríguez, pues no, falsa ilusión.

Imagino el gran deseo de Diosdado Cabello de estar frente a los restos exhumados del Beato quién le salvó la vida, según sus palabras, y además tiene pendiente una promesa de ir hasta Isnotú. Estoy segura que no hubiese desdeñado tal invitación, pues, además, tiene gran cantidad de anticuerpos contra el covid.

Nicolás Maduro quien, en junio del 2013, recién nombrado Presidente, estuvo con el Papa Francisco pidiendo la bendición y también atender la causa de José Gregorio, solicitada y engavetada desde 1948, Me pregunto ¿no es el deber ser al menos ese reconocimiento a sus diligencias, que siete años después de esa visita, condujeron a este logro? Porque José Gregorio es el Santo de los pobres, en un país católico y de gobierno socialista, donde los pobres siempre han sido la prioridad, a pesar de los pesares.

No extraña la actitud del Cardenal Porras. Como sí asombra todavía el descaro de que, antes de sonar el Himno Nacional, lo presenten como Himno de la República de Venezuela. ¿Dónde quedó la palabra "Bolivariana"? ¿Delante de embajadores y embajadoras? ¿Frente a todo el país?

Claro que juega sucio, no me queda duda. Ya en otra entrega www.aporrea.org/actualidad/a247499.html en junio 2017, les conversé sobre este personaje en Italia, quién asistía a una manifestación musical, en San Francisco de Asís, donde fue presentado así: "hablando de paz, hay un país, Venezuela, donde hay una terrible guerra civil y tenemos el honor de tener entre nosotros al Cardenal de Venezuela Baltasar Enrique Porras Cardozo, espero ¿haberlo dicho bien? y, seguidamente sale del palco para acercarse al público donde se encuentra Porras elegantemente ataviado con su traje de Cardenal. Sigue "Cardenal del país donde hay esta guerra civil, y el Cardenal vino aquí para pedir ayuda a Francesco y para depositarle el país en sus manos"…

Pero cuando su inminencia agradece la solidaridad y bendice a Italia y a todo el mundo para alcanzar la paz, ni más ni menos ¡se olvidó de mencionar a Venezuela!

Pues hoy también se olvidó de Venezuela entera, haciendo sus intereses políticos, tomando como excusa a nuestro Beato José Gregorio Hernández, que no se presta a estas triquiñuelas, por ser benévola.

Queridos lectores, José Gregorio no estaba ahí, estaban sus restos, no su grandioso y elevado espíritu, él está en los corazones de todos los venezolanos de buena voluntad.

Honor a nuestro José Gregorio Hernández, a pesar de los cardenales de este país. Honor a su figura de docente, investigador excelso en el Instituto de Medicina Experimental que lleva su nombre y donde tengo el orgullo de haber trabajado. Honor a su entrega de médico, a la atención esmerada hacia los enfermos, esmero no sólo de alta calidad sino de gran compasión.

Hoy día de su aniversario natal, le pedimos humildemente primero por nuestros médicos, por nuestro personal sanitario todo, por el Gobierno Bolivariano y los venezolanos que padecemos no sólo la pandemia, sino toda esta horrible condición de guerra solapada que estamos viviendo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 851 veces.



Flavia Riggione

Profesora e investigadora (J) Titular de la UCV.

 flaviariggione@hotmail.com

Visite el perfil de Flavia Riggione para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: