Escarrá, María Alejandra Díaz, Luis Britto García y la sociedad politizada

Si uno se propusiera buscar un hecho, circunstancia o momento para entender claramente, la mentira que dejan circular por ahí, según la cual, somos una sociedad altamente politizada, bastaría tomar el momento y las circunstancias que rodearon la aprobación de la Ley Antibloqueo. Esto fue un auténtico y "democrático": ¡APROBADO!.

Destacados articulistas y analistas nos "sembraron" la tesis de un debate en torno al proyecto de ley. Observaron una politización, en vez de una polarización acompañada muy pasivamente por fanáticos. Venezuela, realmente vivió hace unos años, un intenso momento (ya pasó) de fuerte movilización política que luego transformaron en marchas y estas marchas sirvieron para despolitizar lo que venía politizándose. Hoy estamos viviendo y sufriendo el dilema: no es no y si es si.

Las situaciones se van marcando según una dinámica. Si Louis Althusser viviera y se la pasara entre nosotros, hoy tendría más de una razón para revisar y ajustar un poco eso que el llamó Aparatos Ideológicos de Estado con posibles nuevos elementos o argumentos.

Este proceso de despolitización que viene aconteciendo y va abriendo caminos seguro hacia el conformismo y pasividad, nos va atrapando. No se necesita convencer y no hay necesidad de convencer a nadie. Las personas viven muy feliz en sus respectivos rebaños, donde unos muy pocos piensan por ellos.

Me sorprendió mucho, oír a Luis Britto García (LBG) en una entrevista con Ernesto Villegas y saber, que es LBG tiene de alguna manera pegado el virus del conformismo. No o es fácil (en mi opinión), después de haber conocido que LBG plasmó algunas observaciones en las cuales sostuvo que el proyecto tenía sus "guisos" anticonstitucionales, quedarnos con su versión muy pasiva, que habiéndose aprobado el proyecto de ley y siendo ya ley de Ley de República, hay que obedecerla. Por supuesto que aprobada la ley, ella debe ser respetada, pero cuesta creer que LBG no nos ofrezca otra alternativa de lucha constitucional ante la aprobación.

Si me costó tragar esto, no fue fácil oírlo decir, que aprobada la ley, hay que esperar (¿pasivamente?) que el administrador de ella, sepa usarla. Cuesta creer esto, cuando le hemos oído decir, que uno de los graves problemas que ha tenido en Venezuela, es la falta de control previo y posterior de la gestión pública. https://www.youtube.com/watch?v=CqO0NYVuKIo

Mientras LBG nos sugiere obediencia y esperar (con la carga de esperanza pasiva), ya sectores y organizaciones políticas revolucionarias, emprenden acciones para exigir un referendo aprobatorio. Pueda que esta iniciativa se quede en el camino, pero es el lado opuesto de la esperanza pasiva. Es el lado de la esperanza activa, que debe estar a flor de piel en el ánimo de LBG.

https://www.aporrea.org/actualidad/n359531.html

Pero existe otro punto difícil de procesar en la aprobación del Proyecto de Ley Antibloqueo. En esta circunstancia, vale la pena detenerse en la actuaciones de Escarrá y en la actuación de María Alejandra Díaz. Las actuaciones de uno y la actuación de María Alejandra, sirve como recurso para entender todo este proceso de pasividad y conformismo que vamos construyendo. La posición de María Alejandra Díaz reporta malestar, dudas, iras y hasta solapadamente se colaron por las redes y en artículos propuestas para descalificarla, pedirle explicaciones y hacerle preguntas. Tenemos derecho a presentarle a María Alejandra preguntas, pero mientras esto aplica para María Alejandra Díaz, otras situaciones (actuaciones) se ocultan, tapan o ya no exigen nuestra atención para juzgar esta realidad.

Los que sabemos medio leer y medio oír, leímos y oímos la opinión de María Alejandra y también intentamos leer el contenido de su voto salvado. Ofreció argumentos con los cuales alguien puede estar de acuerdo o no, pero no se opuso al proyecto de Ley Antibloqueo por oponerse. María Alejandra ofreció sus puntos de vista y hay suficiente evidencia de sus actuaciones para valorar, que María Alejandra ha tenido un actuación muy recta ayer y hoy.

Sin embargo, Escarrá lo hemos visto actuar. En esta acera y en la otra acera. En ambas ha fijado su posición y en una ha dicho una cosa, que es muy distinta a la que dice ahora en esta acera. Tengo en mi memoria (y está en Internet) la participación de Escarrá y María Alejandra en la Hojilla en Mayo 2017 (creo), coincidiendo en el tema de la soberanía y su ubicación en el pueblo. En ese momento, se oye a Escarrá y se oye a María Alejandra Díaz discutiendo un tema vinculado con el procedimiento a seguir para aprobar una ley como esta. Luego tengo en mi memoria (y también se puede rastrear en Internet)) lo dicho por Escarrá cuando estaba en la otra acera. Recuerdo una denuncia que los medios de comunicación repitieron muchas veces, en la cual, Escarrá anunciaba o denunciaba un golpe de Estado. Recuerdo otras cosas que no vale la pena mencionar, porque también esa fue la posición que tomó Escarrá en un momento. Fue su voluntad. https://www.youtube.com/watch?v=9oNJa3SSRyg

Preocupa que una sociedad supuestamente politizada, Escarrá esté como en la cresta de la ola de la revolución y María Alejandra en caída y se le percibe, como brincando la talanquera y con una posición vacilante.

Termino con este par de décimas:

Sórdidos son los detalles
en la Ley Antibloqueo
tal como ahora lo veo
la sin razón tomó calle;
hay otros amos del valle
que imponen su condición
sin valor y estimación
Escarrá subió a lo alto
¿María? esa dio un salto.
Lo suyo es pura traición.
II
Sin argumento en la mano
la manipulación va de prisa
no es chiste pa' la risa
esto es serio mi hermano
pues se tiene muy cercano
a Escarrá con su actuación(*)
María Alejandra en cuestión
ha tenido un proceder
valiente y digna mujer
que templó su corazón

(*) https://www.youtube.com/watch?v=9oNJa3SSRyg



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1441 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas