En absoluto

¿Y ahora qué?

La política partidista sigue movida, aunque resulta cuesta arriba, operativizar teniendo de por medio, el radicalismo recalcitrante, el desconocimiento de los liderazgos, la criticologia como brújula, la improvisación como sello y el saltimbanquismo que a veces, es hasta premiado. Estos últimos días, las amenazas del departamento de estado de apretar con más sanciones y bloqueos para agudizar y forzar la salida de la revolución están a flor de piel, se mueven las piezas y ahora, cual tablero de ajedrez, jugamos nosotros y de qué manera. Solo nos queda preguntarnos ¿y ahora qué?

Como entender a una oposición que comienza rebeliones exigiendo adelanto de elecciones, se adelantan y luego no quieren, como en efecto ocurrió el 20M del 2018, una oposición que exige cambio de las autoridades del CNE, se cambian y así tampoco quieren, una oposición que grita bloqueos contra el pueblo y cuando se ven afectados también, hacen silencio y atacan al gobierno por las consecuencias generadas por el bloqueo que ellos mismos exigieron. Cómo entender?

La oposición lleva algún tiempo exigiendo liberación de los políticos presos, políticos que han guarimbeado, que han generado caos, que han destruido instituciones, mas bien, politiqueros de oficio, porque un político de verdad, no actúa así, en fin, en este tablero político, el presidente Maduro, se lanzó una acción magistral, en el marco de la necesidad de seguir construyendo caminos de paz, dialogo, lealtad y unidad para salir adelante y vencer esta coyuntura tan perversa en la que nos han sumergido. Genero 122 indultos y varios salieron en libertad y ahora qué? Ahora resulta que esos mismos indultados son incapaces de reconocer la acción. Y ahora qué? Les asusta reconocer a Nicolás como presidente que es, o le prestaran atención a Pastrana, quien convoca al desconocimiento de la acción?

Algunas tesis dejan claro que muy pocas veces el indultado reconoce con la gallardía que el caso amerita, por lo general y según ellos, son presos injustamente, que eran buenos chicos, de familia honorable, y que los involucraron. Cuesta mucho reconocer la acción y menos con este bojote de militantes de la parapolítica. No faltará quien diga; aquí faltan, o porque no salió fulano y perencejo si son del chavismo originario, bueno, confiemos en Nicolás.

Llego la hora de hacer política de verdad en la oposición y ojala así lo asuman. El cronograma electoral continua, yo si voy a votar porque es mi derecho y mi deber. Ojala dejen la pendejada de creer que van a tumbar la revolución con bloqueos, teclados y sanciones. Ya Nicolás junto a este pueblo estoico ha resistido lo suficiente y demostrado de que estamos hechos.

El momento histórico político nos convoca a ser más eficientes y eficaces, a planificar y gerenciar, a producir, desde las empresas básicas, desde la industria petrolera, junto a la clase obrera, a dejar de lado las ineficiencias y el enchinchorramiento, este momento histórico, nos exige acción y resultados.

A LO INTERNO: que viva la negritud.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 716 veces.



Horacio Alarcón Basabe

Dirigente del PSUV

 alarconbasabe@gmail.com

Visite el perfil de Horacio Alarcón Basabe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Horacio Alarcón Basabe

Horacio Alarcón Basabe

Más artículos de este autor