El Acidito

¿Qué se busca con el Indulto?

Ante todo debemos indicar que la figura del indulto se encuentra tipificado en el aparte 19 del artículo 236 de la Constitución Bolivariana de Venezuela: "Artículo 236: Son atribuciones y obligaciones del Presidente o Presidenta de la República: … 19. Conceder indultos…".

Este lunes 31 de agosto de 2020, el presidente Nicolás Maduro concedió indulto a 110 ciudadanos; de inmediato saltaron de alegría los familiares y amigos de los excarcelados, pero también la protesta de un grupo de opositores radicales sobre lo que "estaría buscando el gobierno con ello"; pareciera que prefieren continúen presos estos ciudadanos de sus filas políticas; pero también por el lado chavista, muchos radicales se manifestaron furiosos, por las redes sociales, con el perdón presidencial.

Son situaciones que debemos entender y analizar desde el punto de vista jurídico, lógico y humanitario; no podemos rasgarnos la vestidura, cualquiera de nosotros podría estar en situación similar en algún momento de su vida, porque muchos tenemos esa sangre guerrera que cuando no estamos de acuerdo con algo nos lanzamos a la calle a protestar, sin medir las consecuencias del resultado de nuestras acciones. Yo, desde hace cierto tiempo, consideraba esta medida necesaria para bajar las tensiones, y en la búsqueda de una reconciliación nacional.

Para entender mejor el tema, debemos analizar en qué consiste un indulto y su diferencia con la amnistía que pedía desde hace años la oposición; donde solicitaban que todos los delitos habidos y por haber (o sea hacia el futuro), cometidos en protestas u otros actos, pudiendo entrar los homicidios, fuesen perdonados y tomados como no realizados. Aunque en ambos casos supone un perdón, la amnistía y el indulto son dos conceptos distintos. El indulto es el perdón de la pena o castigo por un delito cometido, mas no del delito que la causó. Es decir, una persona indultada sigue siendo culpable del delito cometido, solamente que por algún motivo se le perdonó el cumplimiento de la pena. Entendamos entonces, nuestros amigos del chavismo, no se está diciendo que los indultados son inocentes, no, son culpables, pero se le está concediendo la libertad y el delito cometido queda en los registros judiciales; en tanto, que la amnistía involucra el perdón del delito, lo que implica que al amnistiado se le suprimen los antecedentes penales, por cuanto se le redime del delito que hubiere cometido. El indulto afecta a una persona concreta, mientras la amnistía a una pluralidad, el indulto no extingue la responsabilidad civil derivada del delito, mientras la amnistía sí lo hace; o sea si un indultado se apropio o afectó bienes ajenos, puede ser demandado para que lo reintegre y cancele los daños correspondientes.

Ahora, ¿qué se persigue con el actual indulto?; vamos a explicarlo con un ejemplo: el primer indulto otorgado por el Gigante de América y el mundo, Simón Bolívar, fue el primero de enero de 1827. Bolívar, presidente de la República de Colombia, decretó en Puerto Cabello un indulto general para los venezolanos comprometidos con el movimiento separatista. El decreto ordenó no perseguir ni juzgar a los comprometidos y respetar sus bienes. Además, restableció la autoridad de José Antonio Páez como jefe superior de Venezuela, y a Santiago Mariño como intendente y comandante general de Maturín. Todos debían reconocer y obedecer la autoridad de Bolívar. Se convocaría la Gran Convención para decidir la suerte de la República. En adelante, todo acto hostil se considerará delito de Estado. El 3 de enero de ese mismo año, se conoce una proclama del Libertador Simón Bolívar, en la que anuncia a los colombianos que, al conservarse la unidad de Venezuela en la República de Colombia, se han restablecido la paz y la unidad política y evitado la guerra civil.

Como ven, esta es la paz y el fin de conflicto que busca Maduro, porque no es fácil tomar estas decisiones; donde se ha permitido inscripción a todos los partidos políticos aún no habiendo relegitimado los mismos, de acuerdo a lo establecido en las normas electorales, además de darle plena libertad a los recién liberados para poder participar en la contienda electoral del próximo 6 de diciembre, donde la situación económica, producto del bloqueo, será una bandera que tomara la oposición, responsabilizando al gobierno de todo lo que está pasando y podrían ser unas elecciones bastante apretadas si cada quien sale a movilizar su gente; por ello digo que la cosa no es fácil, pero Maduro se está jugando a Rosalinda y cuenta con el apoyo de su pueblo que a pesar de las vicisitudes nunca lo abandona.

El presidente Maduro recalcó, que el presente decreto "busca reiterar el encauce de la paz", que lleve en definitiva a la reconciliación nacional, en el contexto de las próximas elecciones parlamentarias del 6 de diciembre; también se indicó que la intención del Gobierno Bolivariano es profundizar el proceso de reconciliación nacional, para la unión nacional, para que los asuntos políticos sean dirimidos por vías pacÍficas y democráticas.

Es momento de dejar las pasiones, los odios, la sed de venganza; vamos todos al proceso electoral y que gane quien tenga los votos o pueda convencer al mayor número de electores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2142 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: