Lucha de Clases en 6D, con respeto al presidente Nicolás Maduro

No comparto lo que dices, pero

Defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo.

Voltaire

El título del presente artículo nada tiene que ver con alguna superproducción cinematográfica de Hollywood o con la guerra comercial tecnológica del ladrón y terrorista Donald Trump contra la multinacional capitalista china Huawei.

Se trata del dramático cuadro situacional social, económico y político de Venezuela, mi país, mezclado con el antagonismo irreconciliable activado en los últimos años entre el pueblo trabajador o clase social asalariada como le llaman algunos, y el estado burgués representado por el gobierno "obrerista" de nuestro presidente ex obrero Nicolás Maduro, sus ministros de la economía y el sector empresarial parasitario dentro y fuera del país.

Es un secreto público que la "burguesía revolucionaria" controla los hilos del poder en distintos espacios de gobierno con total dominio de la economía y las finanzas del estado venezolano, girando 180 grados hacia el modelo del reformismo entreguista que actúa con absoluta impunidad y presumimos el papel segundón del presidente en los asuntos de estado, mientras a los trabajadores y al pueblo en general se les exige sacrificio y resistir quien sabe hasta cuándo.

Sin que se perciba algún horizonte de cambio que evidencie la pronta recuperación como respuesta clara y favorable, cuando por el contrario quienes trabajan lo están haciendo prácticamente de gratis, con un empobrecimiento acelerado producto de la abrupta caída del poder adquisitivo del salario, sin embargo luce contradictorio que los empresarios apátridas y banqueros corruptos se enriquecen groseramente cada vez más, bajo el amparo del estado con la indignante mirada cómplice de la dirección del Partido "Socialista Unido" de Venezuela (PSUV), por tanto como militante comprometido con las causas nobles, hago estas consideraciones desde una perspectiva revolucionaria, crítica y autocrítica, sin complejo ni bozal de arepa, para el debate democrático y la confrontación de las ideas.

Si bien es cierto que Venezuela está siendo salvajemente atacada por el fuego de una guerra multiforme, sometida al bloqueo imperial criminal y el ataque sistemático a la moneda, hechos que están conectados con el indetenible avance de la crisis sistémica global del capitalismo y su efecto envolvente, nocivo y con mayor incidencia en los trabajadores ya en situación de víctimas vulnerables y en un estado de indefensión casi absoluta de su protección social, económica y legal, que los viene arrastrando a una situación extrema de precarización insostenible y peligrosa.

Ante la incertidumbre que "vive" nuestra clase trabajadora observamos con la impotencia de militantes críticos, la falta de compromiso revolucionario clasista del gobierno y el acompañamiento solidario del psuv, porque a nuestro entender el presidente "obrero" comprometió la lealtad de su anterior clase social, y a pesar de todo el poder de su doble condición presidencial (gobierno partido) no ha hecho lo propio para proteger y salvaguardar los sagrados intereses de la verdadera clase productora de la riqueza y bienes del país.

Le preguntamos al camarada presidente "obrerista" Nicolás Maduro, ¿porque no cumple o hace cumplir el artículo 91 constitucional? ¿Qué pasó con el ½ petro salarial que anunció y cacareó pero no cumple?, los trabajadores desean saber que paso con ese silenciado tema.

Señor presidente, con todo respeto ¿qué va a pasar con su clase social asalariada a la cual usted dice pertenecer?; o acaso se le olvidó su origen obrero clasista militante de la izquierda marxista; se le olvidó el Desarrollo Histórico y la materialidad de la vida del proletariado venezolano; se le olvidó la Lucha de Clases y las relaciones sociales de producción; se le olvidó las conquistas de las luchas obreras, los avances del acumulado social y político frente al capital; se le olvidó el referente histórico de las causas que crearon la Comuna de París y el motivo del Primero de Mayo; se le olvidó el preámbulo constitucional, la Participación Protagónica del "Poder Popular" y la necesaria construcción del Estado Comunal con la ejecución práctica del Plan de la Patria original.

Camarada presidente, lo siento por usted y no deseo estar en sus zapatos, pero nos preocupa que se haya olvidado de su responsabilidad histórica por ser hijo y heredero político del Gigante Hugo Chávez, para que con su liderazgo emergente asumiera el carácter insurgente que como principio ideológico debe tener la revolución Bolivariana frente al capitalismo salvaje y conspirar contra éste estado burgués como lo hizo nuestro Chávez Radical.

En nombre del pueblo trabajador y en el mío propio como obrero venezolano dignamente orgulloso de pertenecer a mi clase social de origen, a la que siempre defenderé y no traicionaré, le sugiero desde el corazón que no se aparte del camino de Chacez y la clase obrera, no cambie a Marx por Adam Smith; no cambie las Tesis de Abril por la privatización de nuestros activos nacionales y recursos naturales; no cambie la declaración de principios y las bases programáticas contenidas en el libro rojo por los intereses de un encantador de serpientes con el trapo rojo del Fouchismo como Castro Soteldo; no cambie el legado de Chávez y el liderazgo popular revolucionario chavista por la vulgaridad perversa de la basura ideológica llamada Drácula.

Qué decir de los integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente, donde la presencia del psuv fue casi total, con la oportunidad de oro para producir los cambios estructurales de fondo y comenzar a cavar la fosa para enterrar al viejo estado burgués, más allá de hacer el papelón halagüeño de focas marinas, con la salvedad de algunas honrosas excepciones, en su mayoría no fueron capaces de impulsar las iniciativas de transformación que Venezuela necesita y espera desde hace rato, en áreas vitales de la vida nacional y avanzar culturalmente en la construcción del socialismo bolivariano; nuestros constituyentitas no entendieron la trascendencia de alto vuelo del mensaje de Chávez, pues mostraron incompetencia con un déficit notable en la Eficacia Política y la Calidad Revolucionaria de la cual nos habló el comandante Tomas en matancero.

La historia los convoco a la ANC para hacer la tarea más importante del proceso de cambio social por vía pacífica y legal, pero prefirieron tomar otro camino a la zona de confort donde se quedaron atrapados sin aparente salida, con la fantástica idea de seguir siendo parlamentarios "vitalicios", no sabemos para qué; pero tuvieron todo el poder que podamos imaginar, "plenipotenciario y supraconstitucional" y aun así quedaron mal ante el mandato del constituyente originario (el pueblo) y solo pudieron mostrar un resultado con el efecto Lampedusa; tomando en cuenta que lo bueno o malo de la política se mide por los resultados. Los camaradas asambleístas ahora tienen dos opciones a) en un acto de conciencia plena y vergüenza patriótica, subir al cuartel de la montaña y pedirles disculpas al comandante supremo y al pueblo venezolano. b) tener el valor y la gallardía para asumir su propio fracaso y renunciar públicamente por no haber desempeñado con honor el propósito encomendado a su investidura, y no poder cumplir con la revolución bolivariana, sus hijos y las futuras generaciones.

La militancia chavista de las bases del psuv, los movimientos sociales y el poder popular, así como los sectores campesinos y el pueblo trabajador, siguen en pie de lucha muy a pesar de los atropellos y maltratos, vejámenes y exclusión política producto del sectarismo arrogante en distintos niveles de gobiernos y partido, no obstante están claros resistiendo, aguantando la pela frente a la confiscación de la democracia interna y la participación protagónica de las bases por la cofradía partidista, principalmente en los niveles municipal y regional, la militancia pesuvista en buena medida está cansada y molesta que les sigan utilizando como preservativos desechables, mientras que los "zánganos" y amiguitos bates quebraos son los postulados con el dedo autocrático en nombre de un centralismo democrático que no es tal.

Desde la ausencia física del comandante supremo Hugo Chávez, la derecha endógena ejecuta su plan de entrismo institucional y partidista, fortaleciendo y ampliando su poder de decisión y ocupación de espacios estratégicos, donde el oportunismo miserable está a la orden del día, pero aun cuando el mensaje del pensamiento político trascendente de Chávez por el cambio social fue claro e ideológicamente inmutable, todavía existen factores de poder en las altas esferas institucionales de gobierno girando el timón de la revolución bolivariana hacia el reformismo institucionalista y en algunos casos como Carabobo el neoliberalismo puro, desmantelando la orientación socialista del proyecto de liberación nacional y desplazando los cuadros sociales y políticos comprometidos con el proceso revolucionario.

A menudo vemos y oímos a distinguidos voceros y voceras de gobierno y partido con la retórica discursiva de doble rasero, hablando en nombre de Chávez y el chavismo mientras en la práctica interna asesinan a sangre fría y por la espalda su legado de transformación radical, de allí que todavía los camaradas que suponemos son los conductores de la revolución no se han dado cuenta ni razonado adecuadamente la derrota electoral del año 2015, donde la derecha fascista se alzó con el poder legislativo no por tener la razón y el mejor liderazgo, sino por los errores políticos del gobierno y el psuv, pero lo más grave aún es que las condiciones objetivas de aquel momento hoy son similares y con mayor gravedad, situación a la que no escapa el movimiento popular chavista a nivel nacional porque se están cometiendo los mismos errores del pasado.

Con la diferencia que en esta oportunidad la experiencia hace la diferencia, y los dos millones de las bases chavistas no repetirán el error de votar por la oposición, porque cuentan con su propia plataforma política electoral: la ALTERNATIVA POPULAR REVOLUCIONARIA (APR) la cual viene organizando y preparándose a partir de la confiscación de la democracia interna en el IV congreso del psuv, a ver qué pasa el 6D.

Posdata: ahora la confiscación de la democracia interna de los partidos la ejecutan a través del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en combinación con el Consejo Nacional Electoral (CNE), es decir, que estamos frente a la judicialización o criminalización de la política y específicamente en la vida interna de los partidos políticos, conculcándole el derecho de las decisiones a la militancia y el aplastamiento del centralismo democratico; y como dice el cuento del Prof. Fernando Cepeda: la culpa es de la estúpida vaca.-



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1186 veces.



Aguedo Alcalá Machiz


Visite el perfil de Aguedo Alcalá Machiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: