Reflexiones ingenuas: "Juan amigo, con la restituyente hemos topado"

"La libertad es siempre la libertad de

aquellos que opinan de otra manera"

Rosa Luxemburgo

Después del intento de Golpe de Estado el 4 de febrero del año 1992 por parte del Comandante Chávez en contra de la podrida democracia representativa instaurada en 1958 por Rómulo Betancourt y los partidos del status (AD, COPEI y URD), etapa conocida como la IV República, se inicia en Venezuela un proceso de transformación, modificación, reestructuración del modelo económico, social y político.

Chávez, desde la prisión, organiza un movimiento y una propuesta política que tenía como centro la transformación de la democracia puntofijista. El Comandante Eterno gana las elecciones presidenciales en diciembre del año 1998 y desde el momento en que toma de posesión el 2 febrero del año 1999, y fiel a su propuesta electoral, da inicio al proceso constituyente el cual se declara oficialmente con la solicitud al CSE, de la modificación de la Constitución de la República de Venezuela a través de un Referendo aprobatorio, propuesta que logró el respaldo del 72% de los electores el 15 de diciembre de 1999.

El modelo político sufre importantes transformaciones modificándose la democracia representativa por la democracia participativa protagónica así como la concepción del estado sustituyéndolo por un estado derecho y de justicia social. De la misma manera se incluyeron nuevos derechos a los ciudadanos, se le dio cabida a una forma de poder como lo fue el poder popular a través de la participación y protagonismo de la inclusión en la elaboración de novedosas formas de construcción de la sociedad y toma de decisiones, así como la organización y delimitación de sus áreas de influencia. Aparecen los Consejos de los Trabajadores, Consejos Comunales, Comunas. Se amplían las formas de participación social y política, entre otras reformas importantes.

No obstante, en el año de 1999, el Presidente llama a otro proceso eleccionario para profundizar las transformaciones políticas, sociales, económicas, geográficas el cual, desde los inicios del proceso, fue satanizado por parte de la oposición, pero más importante aún, dentro de las organizaciones política que apoyaron en los inicios de su gobierno, incluso en el propio partido de gobierno, gobernaciones, alcaldes, diputados, concejales, es decir, el nuevo poder en construcción y se generaron mecanismos de conspiración en contra de su propuesta, situación que condujo a la derrota de la proposición revolucionaria, y por ende, a su derrota.

Desde este momento se inicia todo un movimiento a lo interno del gobierno en todos sus niveles que conspiraron y siguen conspirando en contra del avance, profundización, radicalización del proceso revolucionario a través del sabotaje, conspiración, obstaculización y trabas en los, toma de decisiones, participación y protagonismo popular.

Posterior a la partida física del Comandante Eterno, los mecanismos de desmantelamiento de la democracia participativa y protagónica se han hecho más evidentes y profundos. El surgimiento de nuevos grupos de poder han convertido el proceso revolucionario en una rebatiña en la cual cada quien quiere lo suyo sin importarle las necesidades del pueblo.

Tanto los representantes del gobierno nacional como regional y, como los miembros de los poderes públicos (Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Popular, Electoral, Moral, Local, Comunal) con honrosas excepciones, han devenido en figuras que, lejos de cumplir con sus funciones y obligaciones, son sólo figuras decorativas que únicamente sirven para estar en los actos públicos, ruedas de prensa, agasajos…

A pesar del agravamiento del bloqueo y sanciones económicas que han hecho que las necesidades populares sean más profundas y graves, afectando a miles de personas que tienen carencia de alimentos, medicinas, atención médica, asistencia social, ingresos económicos, desabastecimiento y aumento desmedido de los precios de los productos alimenticios y de primera necesidad, transporte y ahora la escasez de gasolina, gas doméstico, agua potable y energía eléctrica, nadie hace ningún esfuerzo por resolver tan desesperante situación.

Mientras tanto los grupos internos del poder constituido hacen alianzas con la burguesía empresarial, permiten el aumento irracional de los precios de los productos de primera necesidad, de los alimentos, medicinas, apoyan el aumento del dólar paralelo, controlan los mecanismos de comercialización de los insumos agropecuarios, lubricantes, silos, partes eléctricas y mecánicas, equipos médicos, extraen y venden en el mercado paralelo medicinas, insumos, alimentos del Estado, devuelven empresas nacionalizadas a sus antiguos dueños explotadores, ocupan comunas, con el agravante que todo este proceso tiene el visto bueno de quien tiene la responsabilidad, así como el deber político y moral, y ser garante de evitar tales anormalidades, perversiones, desviaciones en la visión de Estado, país, nación, sistema democrático participativo, de justicia y derecho social

Esto se percibe diariamente cuando se devuelven las propiedades otorgadas a las comunidades a sus antiguos dueños o grupos de poder político y económico, se persigue, agrede, apresa y enjuician comuneros, dirigentes de comunidades indígenas y hasta asesinan a los dirigentes indígenas, persiguen, acosan, detienen, agreden a miembros de los colectivos revolucionarios, dirigentes estudiantiles, activistas culturales, de derechos humanos, comunicadores alternativos, trabajadores, miembros de consejos de trabajadores, e inclusos han hecho denuncias de desapariciones por encargo, por altos funcionarios gubernamentales, de dirigentes revolucionarios críticos.

Hay dos cosas importantes que nos indican la realidad de esta hipótesis.

En primer lugar un proceso de desacreditación a quienes se atreven a formular denuncias reales y concretas de este mismo tipo formuladas por genuinos revolucionarios (no por oportunistas, aleves, vasallos que sólo sirven al imperio para debilitar a la Revolución Bolivariana) entre ellos a los militantes revolucionarios de los años 60, 70 y 80 acusándolos de ser elementos frustrados que, como no lograron sus objetivos hoy "resuellan por la herida"

En segundo término, el proceso de intervención de las directivas de los Partidos Políticos, inclusive de aquellos que forman parte del Polo Patriótico y que aspiran participar en las elecciones nacionales de Diputados a la Asamblea Nacional, lo que pareciera un mecanismos que intenta acallar y conculcar el derecho de expresión de las bases partidistas intentando, primero, ganar las elecciones– lo cual es indudable- pero segundo construir un partido de gobierno que imponga su criterio, sin críticas internas, discusión política, imponiendo así una visión hegemónica, propia de la mejor época del puntofijismo. De he hecho, algunos partidos políticos que apoyaban al PSUV y van a crear una plataforma independiente.

Pero lo más importante de esta situación son las amenazas de asesinato, desaparición, sicariato en contra de los militantes de izquierda, miembros de colectivos revolucionarios, líderes comunitarios comienzan a ser realidad lo que debilitaría la base social de la Revolución Bolivariana, pero también la organización social que participaría en la defensa del país se estaría desmantelando ya que no hay mecanismos de preservación, protección, reguardo de estos aguerridos combatientes .en caso de una invasión, la cual, a opinión del Embajador Moncada, está en curso, y se llevaría dentro de poco tiempo, antes de las elecciones para elegir nuevo Presidente en los E.U.,

Tercero, si el objetivo principal de la Asamblea Nacional Constituyente consiste en la elaboración de una propuesta de Constitución a través de la consulta al pueblo, su divulgación y presentación al soberano para su aprobación a través de un proceso eleccionario ¿que hizo la actual Asamblea Nacional Constituyente para profundizar los cambios en la estructura del estado, su funcionamiento, pertinencia, radicalización de sus modelo?

Pareciera que hay un movimiento a lo interno que intenta mantener los beneficios del poder a través de la asociación estratégica entre los grupos de poder del estado y la burguesía nacional para retornar a la Democracia Representativa, conculcando los beneficios otorgados al pueblo, nuevos derechos, nueva visión de participación y protagonismos, evitando así una intervención o una invasión por parte del Imperio, es decir, la vuelta a la Cuarta República.

Todo el proceso revolucionario que se dio en Venezuela desde los años 60, que costó asesinatos, desaparecidos, torturados, mutilados, que perduró a lo largo de los 70 y 80, de las luchas estudiantiles con muertos, heridos, con agresiones a adultos mayores, mujeres. Todo el proceso revolucionario que organizó, llevó a la práctica y trató de profundizar el Cte. Eterno, el cual lo conllevó hasta su pérdida física, pareció en vano.

La historia, La Patria y el pueblo cobran las deslealtades.

Ojalá sea una percepción errada.

El camino sigue siendo largo. Profundicemos la lucha

#RebeldesSiempreSumisosJamás



Esta nota ha sido leída aproximadamente 685 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas