Béisbol, canto y pandemia, en la ruta autocrática

De verdad que no entiendo el asombro de que el Potro Álvarez, cantante, ex pelotero de grandes ligas y "político", asuma la responsabilidad de la salud de los venezolanos, tan como lo indicó en cadena nacional de radio y televisión el Sr. Presidente de la República, cuando le dijo: "Te encargo la salud del pueblo en el Poliedro". Es probable que haya querido decir algo más lógico y coherente, pero bueno, eso fue lo que expresó.

Si el "Potro" Álvarez, cabalgó con elegancia cuatro temas en el mundo musical, "Lo que no sabes tú", "Bla, Bla, Bla", "Una vaina loca" y "Me gusta", por qué razón, no puede encargarse de la salud del pueblo. A lo mejor, el señor Presidente, en sus destellos de creatividad, combinó los éxitos musicales del Potro, y pensó a su interior: "Lo que no sabes tú, pueblo mío; es que a veces soy puro Bla, Bla, Bla, y de vez en cuando, me gusta una vaina loca"

¿Cuál es el asombro?, si el Ejecutivo Nacional, tiene una gabinete económico, donde no hay economistas; la seguridad alimentaria de la nación, hoy inseguridad alimentaria, está en manos de un piloto de aviación, que nunca aterriza, y cuando lo hace es forzosamente, rodeado de sirenas de ambulancias y sistemas de atención a los heridos por su aterrizaje; un criminólogo dirige PDVSA y la economía nacional, basado en el pensamiento económico de un presidente, que destrozó la economía del país (https://m.aporrea.org/economia/a282200.html); las comunicaciones y el turismo están dirigidas por un Psiquiatra, que por cierto, no lo hace mal; tenemos un Ministro de Educación Universitaria, que nunca dio una hora de clases, antes de ser ministro. ¿Entonces?, por qué cargar contra el "Potro" Álvarez, si el que sabe cantar y jugar béisbol, y es casi seguro que sepa de salud, e incluso de pandemias. ¿Por qué no?

El Presidente del Banco Central de Venezuela, por ejemplo, es un Ingeniero Industrial, egresado de LUZ, con varios estudios de cuarto nivel, y estudios de banca y finanzas, desconozco a qué nivel, por cierto, lo único que lo vincula tangencialmente a la política monetaria del país, y allí está campante en el BCV. El ministro de Planificación es un geógrafo, ¿Entonces? ¿Por qué ensañarnos contra el "Potro" en su nuevo rol de encargado de la salud ante la pandemia, en el Poliedro de Caracas?

Así mismo, "la justicia y la paz", en nuestro país, están dirigidas por un militar activo, preparado principalmente para la guerra, que es antítesis de la paz; y, por otra parte, ninguna guerra es justa, en una sociedad democrática, hoy aplastada por el peso de una autocracia creciente; así mismo, explorando otras inadecuaciones de cargos, para ayudar al "Potro", se tiene que, las posibilidades de la supervisión y control democrático de actividades militares y de los medios de comunicación, chocan contra el Ministro de la Defensa, General en Jefe, Vicepresidente de Soberanía Política y contra el general de brigada de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Jorge Elieser Márquez Monsalve, que dirige la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL); ahora bien, siendo esto así, en una gestión de gobierno, donde nadie está en un lugar adecuado, atendiendo a la naturaleza del cargo y sus competencias tecno políticas, pregunto, porque solo vamos a criticar al "Potro" en su abismal descolocación.

En toda la realidad de la gestión pública nacional hoy, plagada de inadecuaciones en la asignación de cargos y responsabilidades en general, quizás esta inadecuada designación del "Potro" Álvarez, sea la menos relevante; no obstante demuestra, entre otras cosas, el predominio de necesidad del Presidente de mantenerse en el poder, sobre posibilidad de la realización de una gestión de gobierno eficaz y eficiente, que favorezca a las mayorías; por eso, no se hace énfasis en la Capacidad de Gobierno a la hora de los nombramientos, por lo tanto, no se consideran la experiencia, conocimiento y liderazgo, aspectos vitales de la Capacidad de Gobierno.

Ahora bien, quizás no se perciba con facilidad, dada la pugnacidad interna que se desarrolla en Miraflores, que la baja Capacidad de Gobierno, disminuye a la larga la Gobernabilidad; entendida esta última, como la relación entre las variables que se controlan y las que no se controlan. Tal como aprendimos del Maestro Carlos Matus, en el Triángulo de Gobierno, un Programa de Gobierno ambicioso, con baja Gobernabilidad y baja Capacidad de Gobierno, es una pelea perdida.

Finalmente decir, sobre el tema, que pronto se apagará y surgirá otro, que estas improvisaciones permanentes del Presidente como cabeza del Ejecutivo Nacional, poder que dirige el resto de los poderes, se van acumulando en su contra, disminuyendo cada día la poca credibilidad del gobierno, e incrementando el despertar de la gente y la esperanza en la lucha por la democracia y el estado de derecho en Venezuela.



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 561 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: