Diario de una Cuarentena. Capítulo Cincuenta y Dos: Propuesta para casos de transgresores de la cuarentena y elecciones 6D

Advertencia: La presente entrega del Diario de Cuarentena puede herir susceptibilidades. Si usted forma parte del comité de "picatortas", "jalabolas", adulantes, cooperativas de aplausos y derivados del burócrata de turno que no acepta críticas, abstenerse de continuar con la lectura de este escrito

Bueno es recordar que, dentro de 150 días y si la Covid 19 lo permite, las venezolanas y los venezolanos no sólo hemos sido convocados nuevamente a ejercer una expresión de nuestra soberanía, sino que será la primera parada de todo un ciclo electoral como lo he señalado en anteriores entregas, definitorias del destino de la Revolución Bolivariana y del destino del país por lo menos por los próximos 50 años. De ahí, que reitero lo expresado por mi camarada, amigo y maestro, Comandante William Izarra, debemos convertirlos en acto revolucionario y trascender el acto meramente democrático, pero de esto nos estaremos refiriendo párrafos más adelante.

Importante es recordar, como se ha hecho en entregas anteriores, que llevamos 116 días de cuarentena social y colectiva en Caracas, La Guaira, Táchira, Miranda, Cojedes, Zulia y Apure, y 115 en el resto del territorio nacional, para no perder la continuidad y dejando testimonio a la posteridad de cómo desde Venezuela sorteamos la pandemia del Covid-19, en un período histórico muy particular para la humanidad, y testimonio para las generaciones futuras. También nos encontramos en la semana 17 de esta contingencia desde el pasado 13 de marzo, cuando el Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó el estado constitucional por alarma desde el inicio de la contingencia en Venezuela producto de la pandemia global de la Covid-19, con la llegada de los dos primeros casos al país y dos días después, se decreta la cuarentena como la he planteado en las anteriores entregas y en ésta.

Pero, no perderé la costumbre de proceder a la actualización del avance del Covid-19 a nivel mundial y en Venezuela, colocando primero a los diez países con más casos de esta pandemia, luego Venezuela y las consideraciones y reflexiones que formularemos al día de hoy.

Para el momento en que escribo esta entrega, van 12.196.093 registrados casos a nivel mundial, 1.542 casos por cada millón de habitantes, 7.093.266 personas curadas (58,16%) y 552.757 personas fallecidas (4,53%).

Este es el top ten de los países con mayor número de casos de Covid-19 en el mundo:

País

Casos

Casos x millón de hab.

Personas recuperadas

% recuperados

Personas fallecidas

% fallecidos

EEUU

3.159.514

9.435

1.393.256

44,10

134.873

4,27

Brasil

1.716.196

8.121

1.152.467

67,15

68.055

3,97

India

771.833

564

477.685

61,89

21.174

2,74

Rusia

707.301

4.820

481.316

68,05

10.843

1,53

Perú

312.911

9.738

204.748

65,43

11.133

3,56

Chile

303.083

15.862

271.703

89,65

6.573

2,17

España

299.593

5.361

150.376*

50,19*

28.396*

9,48*

Reino Unido

286.979

4.320

No publica**

No publica**

44.517**

15,51

México

275.003

2.173

167.795

61,02

32.796

11,93

Irán

250.458

2.981

212.176

84,72

12.305

4,92

**Las cifras pueden ser superiores, de acuerdo a las consideraciones realizadas por este servidor en la entrega 36.

*Desde hace algún tiempo el Reino de España no reporta cifras de la Covid-19.

En el caso de la República Bolivariana de Venezuela, hasta el miércoles 08 de julio de 2020 tenemos 8.010 casos confirmados, 249 casos por cada millón de habitantes, 2.593 personas recuperadas (32,38%) y 75 personas fallecidas (0,92%). Lo que hace que haya 5.342 casos activos y que vienen siendo tratadas por el Gobierno Bolivariano. Ocupando el puesto 76 de más países en el mundo con más casos de Covid-19 de los 193 que están inscritos en la ONU.

Importante es de señalar que ahora el estado más afectado por la pandemia es el estado Zulia con 1.664 casos registrados en el primer lugar, Apure con 1.355 casos registrados, Táchira pasa ahora al tercer lugar con 833 casos registrados, Bolívar con 813 casos registrados, Miranda con 707 casos registrados, Distrito Capital con 698 casos registrados, Sucre 300 casos registrados, Aragua con 265 casos registrados, Lara 214 casos registrados, Nueva Esparta 182 casos registrados, Mérida 157 casos registrados, La Guaira con 154 casos registrados, Barinas 124 casos registrados, Carabobo 90 casos registrados, Yaracuy 85 casos registrados, Trujillo 83 casos registrados, Falcón 75 casos registrados, Monagas 58 casos registrados, Portuguesa 39 casos registrados, Anzoátegui 38 casos registrados, Amazonas 28 casos registrados, Cojedes 21 casos registrados, Delta Amacuro 11 casos registrados, Guárico 7 casos registrados, Los Roques 4 casos registrados.

Pero, sin más préambulos, entremos en materia en lo concerniente a los temas fundamentales que quiero abordar en esta entrega del Diario de Cuarentena.

Establece el criterio pacífico y reiterado de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo a sentencia vinculante sobre el DOLO EVENTUAL, N° 1703, del 21 de diciembre de 2000, caso: Robert Alexander Terán López, la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia, estableció lo siguiente:

"(...)En Derecho Criminal se habla de dolo eventual cuando el agente se representa como posible o probable la consecuencia de su ejecutoria y, sin embargo, continúa procediendo del mismo modo: acepta su conducta, pese a los graves peligros que implica y por eso puede afirmarse que también acepta y hasta quiere el resultado. Se habla de culpa, en cuanto a imprudencia se refiere, respecto a casos típicos como el de quien descuidadamente limpia un arma e hiere accidentalmente a otro; pero cuando la temeridad es tan extrema que refleja un desprecio por los coasociados, las muertes acarreadas deben castigarse como homicidios intencionales a título de dolo eventual. El criminalista alemán Günther Kayser, Profesor de la Universidad de Friburgo, expresa que cada vez se usan más el dolo eventual y el dolo de puesta en peligro. Y concluye en que un alto porcentaje de transgresiones del tránsito son cometidas dolosamente, es decir, intencionalmente. Y el criminalista Middendorff, también alemán y Profesor en Friburgo, asegura que conducir en estado de embriaguez, darse a la fuga en caso de accidentes graves y cometer reiteradas veces infracciones de tránsito, aun simples, califican al contraventor de criminal. Por consiguiente es dable que con frecuencia los delitos de tránsito reflejan la existencia del dolo eventual.

En casos de muertes en el tránsito, cobra gran importancia discernir acerca del nivel intermedio entre "el animus occidendi" o intención de matar, por una parte, y la simple conducta imprevisiva, sin intención de matar pero que fue causa de muerte, por otra parte. Quiero describir con esto la situación de alguien en quien no había dolo homicida directo y perfecto, es decir, intención clara de matar; y que su conducta, por otro lado, fue mucho más grave que los supuestos configuradores de la simple culpa. En otras palabras: la situación de una persona cuya conducta está (en rango de gravedad) un grado más bajo que el dolo directo y perfecto, y un grado más alto que la simple culpa e involuntariedad absoluta. Este estado intermedio entre el dolo y la culpa, esta mixtura de dolo y culpa, o esta culpa informada de dolo o por el dolo, en fin, este dolo eventual, es de sumo interés en los delitos de tránsito."

Ahora, en el caso de una persona que habiendo adquirido Covid-19, así sea asintomático, pero en estado activo (bien sea que haya resultado negativo o positivo en la prueba rápida y en espera de la prueba PCR), violente la cuarentena, vaya a una fiesta o reunión, no tenga las medidas preventivas y contamine a los asistentes; y de ese foco resulte infectado y posteriormente fallezca alguien ¿Operará el dolo eventual y califica como homicidio? ¿Se podría imputar al causante del foco de infección de ese delito bajo la prerrogativa de a) haya adquirido el Covid-19 en el extranjero y haya ingresado ilegalmente, b) habiendo ingresado legalmente y luego del control en frontera, violente la medida de cuarentena en el hotel donde se le haya hospedado sanitariamente, c) haya adquirido Covid-19 y sin tener diagnóstico, violente la medida de cuarentena y restricción de movilidad y circulación fuera del horario establecido, d) que en conocimiento de toda la información acerca de las medidas decretadas por el ejecutivo nacional igual violente la cuarentena y asista a esas reuniones o fiestas.?

Quiero dejar estas inquietudes para el debate que permita contribuir a una legislación que endurezca las medidas tomadas por el Ejecutivo nacional para que la gente entienda y asuma la seriedad de las consecuencias de violentar la cuarentena y provocar focos de infección.

De ahí mi invitación a colegas abogados y abogadas para dar este debate y argumentar a la luz del Derecho Penal y Criminal estos temas. De antemano, agradecido con el hermano, camarada y buen amigo Noel Ríos, por plantear este tema y de permitir que el mismo sea incluido en esta entrega del Diario de Cuarentena.

El segundo tema que me quiero permitir plantear, tiene que ver con el tema de la preparación de los comicios parlamentarios del 6 de diciembre de 2020. Como lo he señalado al principio del programa, restan para el momento en que estas líneas aparezcan publicadas, 150 días exactamente.

Y un elemento fundamental que arranca dentro de nuestro cronograma electoral tiene que ver con el proceso de inscripción de nuevos votantes que ya hayan cumplido 18 años de edad o los cumplan hasta el 6 de diciembre de 2020 y así puedan ejercer su derecho al sufragio. De igual manera, se dará la actualización de datos, por ejemplo para aquellos que hayan podido cambiar de residencia. Esto iniciará, de acuerdo al cronograma electoral presentado por el CNE, desde el próximo lunes 13 de julio, hasta el domingo 26 de julio de 2020, que casualmente, se conmemorará los 67 años del asalto a los cuarteles Céspedes y Moncada en Santiago de Cuba, por Fidel, Raúl Castro y Abel Santamaría.

Por ejemplo, a pesar de laborar este servidor en una institución pública en Caracas, planteo la inquietud: ¿Cómo haría para poder viajar a Puerto Ordaz, estado Bolívar, que es la entidad federal donde estoy registrado para sufragar, ya que la pandemia de la Covid-19 indudablemente me tiene "varado" en la capital? ¿Se pierde mi voto? ¿O se establecerán mecanismos para personas en situación como la mía, para poder solventar estas situaciones?

De antemano expresó que por trabajar en un sector estratégico del país, estoy exceptuado de la cuarentena, aunque cumplo de manera estricta las normas de bioseguridad como el uso de la mascarilla protectora, en ocasiones el uso de guantes, ya que privilegio más el lavado correcto y constante de mis manos, y el mantenimiento del necesario distanciamiento social. Pero a pesar de contar con mi salvoconducto, hay una situación de hecho como diríamos los abogados, que es que los terminales terrestres y aéreos no están laborando precisamente en acatamiento del decreto de estado de excepción constitucional por alarma, el cual, indudablemente en las próximas horas será renovado por el Jefe de Estado, Nicolás Maduro, ya que vence el próximo domingo 12 de julio de 2020.

Pero, volviendo al tema que nos ocupa: Este elemento de la inscripción y/o actualización del Registro Electoral Permanente es muy importante. De ahí, que no solamente el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) sino el resto de organizaciones políticas y sociales que respaldan a la Revolución Bolivariana deben realizar un trabajo al respecto. El que ha tenido experiencia en lides electorales sabe muy bien a lo que me estoy refiriendo.

Sin duda que hay todo un debate y una dicotomía entre el tema de las elecciones y la pandemia. Y este debate no cesará ni siquiera el 6 de diciembre. Pero, en ese sentido, este escribidor ya expresó su posición al respecto en la anterior entrega de este Diario, basado en la experiencia de otros países, y lo que va a seguir ocurriendo en materia electoral en otras naciones durante los próximos meses.

Pero, no es menos cierto también, y como lo expresó un buen camarada, que actualmente aquellos que defendían el concepto de "curva aplanada" como sinónimo de normalización, ahora les va a tocar analizar el transbordador espacial donde actualmente se ubican las cifras de la Covid-19 en Venezuela.

De ahí, la importancia capital de prepararse para los comicios parlamentarios de 2020, regionales y municipales de 2021, a dos niveles: En lo ideológico-político, por lo expresado de lo decisivo y definitorio de los mismos para el futuro de la Revolución Bolivariana y del país para los próximos 50 años por lo menos; y a nivel físico, en el sentido de tratar de controlar la pandemia en Venezuela, y que ésta no termine de salirse de control, como pareciera que ha ocurrido durante el último mes y medio por lo menos.

Y con este señalamiento, vamos pasando al tercer tema que he planteado en esta entrega del diario de cuarentena, que es el referido al tema de la gestión gubernamental, pero no sólo ubicado en el ámbito del gobierno nacional, que es la responsabilidad principal de Nicolás Maduro, sino a los niveles estadales y municipales.

Con respecto al nivel nacional, he sostenido en innumerables oportunidades, que lo que está golpeando duramente a la gestión del presidente Nicolás Maduro es la falta de seguimiento y evaluación de las políticas públicas que él impulsa. El seguimiento y cumplimiento a sus instrucciones, y la respuesta a la necesaria contraloría social que se debe realizar.

Pero, y en justicia debo señalar, que en la entrega anterior, cuando denunciaba y me preguntaba qué había sucedido con los Clap del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y del Ministerio del Poder Popular para el Despacho de la Presidencia y Seguimiento a la Gestión de Gobierno, pues el planteamiento fue leído y ya tuvo respuesta. Los Clap de por lo menos el Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz y de CVG, aparecieron, están siendo desembarcados para que, luego de que los trabajadores lo paguen, les sean entregados. Para el momento en que escribo estas líneas, aún no tenemos respuesta de los Clap del Ministerio del Poder Popular de Despacho de la Presidencia de la República y Seguimiento a la Gestión de Gobierno.

Esto revela que, si tenemos una metodología de trabajo, investigamos y fundamentamos bien nuestra crítica, indudablemente tendremos respuesta. Esto sin duda hará que en ocasiones nos topemos con intereses poderosos enquistados dentro de algunas instancias gubernamentales o del Estado. Pero algunos, conscientes de los riesgos que se corren, debemos ponerle el "cascabel al gato", porque la Revolución no se hace escondidos, ni podemos permitir de manera indolente que todo el esfuerzo y el sacrificio realizado por Hugo Chávez se pierdan y hayan sido en vano.

Por eso, así como he elevado mi voz para hacer fuertes denuncias y señalamientos de desviaciones, malas prácticas y vicios de instancias y personeros infiltrados dentro del proceso, no tengo complejos en reconocer lo bueno y cuando se da respuesta y se rectifica. Vaya pues, mi reconocimiento al M/G Néstor Luis Reverol Torres, Ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz y Vicepresidente Sectorial de Obras Públicas y Servicios, por aplicar el sentido chavista de la responsabilidad y solventar esta necesidad de los trabajadores y trabajadoras de la institución que dignamente dirige. Lo mismo va para el compañero Pedro Maldonado, Presidente de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y a su equipo de trabajo.

Ahora bien, es indudable que, es público, notorio y comunicacional que debemos reconocer que algunas gestiones regionales y locales están muy distantes de dar una mediana respuesta a la población. Esto creo que no exagero cuando lo señalo.

De ahí, que incluso por el momento político que actualmente vivimos, no pongo en duda el triunfo contundente del chavismo en las parlamentarias de diciembre. Pero, cuando el año que viene haya que votar de nuevo por gestiones de gobernadores y gobernadoras, y de alcaldes y alcaldesas, ahí pudieran darse sorpresas indeseables.

No podemos ocultar que importantes sectores de la población no sólo están desencantados sino muy descontentos, de ahí que las labores de motivación y remoralización serán importantes. Y esto no se hace sólo con consignas y discursos. Hay que hacer GESTIÓN.

Esto como asomo de los próximos temas a tratar en las próximas entregas. Pero otros que incluiremos tiene que ver con la inflación incontenida e incontenible que se ha convertido en el principal desestabilizador de la tranquilidad de la familia venezolana, y en especial de las madres. Y del salario depauperado e irrisorio de la clase trabajadora venezolana, aunque de acuerdo a informaciones de "patriotas cooperantes", pudieran haber sorpresas y anuncios en esta materia próximamente.

Hemos culminado la entrega de este Diario de Cuarentena por el día de hoy. Pendientes de los próximos porque estarán candentes

¡Leales Siempre! ¡Traidores Nunca!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 595 veces.



Juan Martorano

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com, j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar , cuenta tuiter e instagram: @juanmartorano, cuenta facebook: Juan Martorano Castillo. Canal de Telegram: El Canal de Martorano.

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas