Como si de techos desplomados se tratara ¡Gesto innoble y cobarde contra la rectora de la UCV!

  • Decía Aldo Rossi –seguramente para acallar a los charlatanes- "… en primer lugar los arquitectos, como todo buen artesano, deberían mostrar sus propios proyectos".

Hoy, leí en APORREA una banal denuncia contra la rectora de la UCV, https://www.aporrea.org/actualidad/n356491.html, por parte de la Comisión de Profesionales y Técnicos del PSUV. Se trata de una acusación en la cual se desperdició la extraordinaria oportunidad que ofrece el espacio otorgado, la primera página, para desplegar lo que más bien parece ser un decepcionante folleto promocional de un grupo de ingenieros y arquitectos de una emergente vanguardia del PSUV. Lo anecdótico de la denuncia, es que no despierta ningun interés técnico ni profesional.

Y es que de su lectura surge la necesidad de preguntarse: ¿qué es lo que los convierte en vanguardia de Profesionales y Técnicos del PSUV? Pues, exceptuando, la genérica y ambigua afirmación sobre una práctica caracterizada por una sensibilidad híbrida, versátil, paradójica, tolerante, y muy unida al coqueteo gubernamental, no hay en ella un signo clarificador que permita reconocerlos como tales. Pero, en todo caso, lo de la denuncia contra la rectora Cecilia García Arocha viene a cuento porque ella bien podría utilizar los espacios expositivos que regenta para difundir en que consiste ese purismo que le caracteriza.

Porque en realidad, al margen de la anécdota, si para algo deben servir los espacios de la Universidad Central de Venezuela, es para hacer y mostrar en que invirtió los recursos asignados para el mantenimiento preventivo y correctivo asignado por el Ejecutivo Nacional y la Unesco. Se trata de una iniciativa que, sin aspavientos, parece estar cobrando fuerza en la UCV, planteándose una viable "intervención" por parte del gobierno nacional, aprovechando las restricciones que impone las medidas de contención de la Covid-19.

Lo curioso de este caso es que, la emergente vanguardia de ingenieros y arquitectos del PSUV, con aguda inteligencia, han logrado una aproximación sostenida a Maduro-Diosdado, siendo, inclusive, el más viejito, un huérfano en la Asamblea Constituyente, quien asume una actitud desesperada frente a su denuncia tomando de ella lo que aporta su primer trabajo sucio y, ya veremos más adelante, en un nuevo enlace, que piensa de sus aspiraciones a diputado al Asamblea Nacional.

 

La rectora de la UCV, seguramente, veré la denuncia como una nostálgica pretensión fuera de contexto, lo cual entorpece aún más a unos profesionales y técnicos del PSUV acorralados entre incompetencias y frivolidades, banalizados por lo que se dicta desde el centro de control de las aspiraciones individuales dentro del PSUV, como si de techos desplomado se tratara. Al parecer, una sensata y precavida actitud parece que cobra relevancia entre un purismo maléfico de la rectora de la Universidad Central de Venezuela y el timador gobierno nacional.

 

En fin, complejo y pequeño mundo este del viejo arte de señores, marcado por los un pequeño grupo de ingenieros y arquitectos adscritos a la Comisión de Profesionales y Técnicos del PSUV, que establecen líneas y conductas maestras, lleno de anónimos y esforzados practicantes y multitud de seguidores que copan el escenario con juegos fatuos y delicadas epidermis.

Selecto mundo donde el talento, la arrogancia y la fragilidad mental conviven dentro de una disciplina confusa, de azarosa y contradictoria práctica, ligada inevitablemente a programas y circunstancias externas que se nos imponen rodeada de charlatanes que no ven, o tal vez no les importa ver que, por ejemplo, "la ignorancia de las cuestiones más elementales de urbanismo, el poner en manos de burócratas de la Misión Venezuela Bella decisiones que deberían pasar previamente por manos de especialistas en problemas de localización, de flujos interurbanos, sin contar con la presencia, tan solo de un arquitecto o un ingeniero".

El preocuparnos por los aspectos cotidianos de la rectora de la UCV me parece que cobra mayor relevancia en un gobierno como el nuestro. Evitemos los comentarios sarcásticos, llenos de insulsas suspicacias, explicando claramente lo que motivo este escrito. En consecuencia la herida duele, y me quejo pues la considero injusta. Decía Aldo Rossi –seguramente para acallar a los charlatanes- "[…] en primer lugar los arquitectos, como todo buen artesano, deberían mostrar sus propios proyectos".

¡Que se abran cien flores y florezcan cien escuelas de pensamiento¡


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2140 veces.



Servando Marín Lista

Arquitecto- Es autor del libro "Desde la Comunidad": la arquitectura de multitudes (junio, 2010) dirigido a la formulación de propuestas de planificación del desarrollo estratégico para captar el objetivo esencial y específico de clarificar el compromiso y la responsabilidad de la explosión del Poder Popular con la problemática total de la ciudad, mediante todas las escalas de sus propias acciones para marchar rumbo al nuevo sistema de Ciudades Comunales, los Distritos Motores de Desarrollo y los Territorios Federales. Y autor, también, del libro "La Ciudad Comunal, la lucha de clases por el espacio" (nov, 2013) donde plantea una interpretación de los fenómenos urbanos, que constituye una herramienta sobre lo que ?desde afuera? de la estructura urbana, el poder económico y el poder político, conforman la lucha de clases por el espacio y avanza en el señalamiento de la necesaria ruptura con los valores, instituciones, relaciones de poder y las raíces más profundas de la sociedad capitalista.

 tetralectica77@gmail.com      @chevan2

Visite el perfil de Servando Marín Lista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: