Sobreviví a la pandemia y ¿Ahora qué?

Me encontraba nadando en un mar de lodo,

sin encontrar tierra firme , sin vislumbrar playa segura.

En todo el entorno, cuerpos semi hundidos en el cieno pestilente

la muerte los arrastraba lejos de la ciudad, creyendo que huían de la peste.

AC

La pandemia oscureció todo, hasta el hambre se borró, quizás porque la superaba la esperanza.

Ahora me encuentro más inseguro y más desorientado . El mundo se flexibilizó de la pandemia , pero se acercan nubarrones de otras pandemias: hambre, enfermedades antes dominadas, , masas de gente sin trabajo que deambulan las calles arriba y abajo, gente apática con sonrisa sardónica , zombies que caminan como muertos en vida.

Derrotamos la pandemia, pero no el virus que la provoca. Nos asomamos a las calles vacías con la incertidumbre de encontrarnos con la muerte. Tememos al vecino y quién quiere acercarse a saludarnos con temor a contagiarnos .

Nos inocularon el miedo para siempre. No necesitaron inyecciones o cosas por estilo, fue suficiente repetir un estribillo por TV, radio y otros medios ¡ Quédate en casa! , no te arriesgues a toparse con el monstruo invisible , peor que el "coco" que decían nuestros padres , que nos comería si no obedecíamos . Esta parca de la muerte es peor que la peste negra o la peste española que azotó la Europa y sembró millones de tumbas a su paso. Esa gripe española ahora es un bebé de pecho a lo que nos espera con este virus infernal. Mientras tanto los ancianos y los enfermos terminales mueren cada día ,no por la pandemia sino porque tenían sus días contados. Sin embargo, otros millones están muriendo no por el virus sino como consecuencia del mismo. Los botaron del trabajo, los dueños de vivienda los sacaron de patitas a la calle, estaban alienados al sistema, no sabían lo vulnerables que eran . Sin agua, sin luz, sin techo, sin pan y medicinas.y ¿Ahora qué?

No te mortifiques que eso pasa en otros lares y no en nuestra patria.

No ves que la gente esta retornando a la patria , huyendo de la xenofobia, discriminación, del coronavirus, del corona hambre?

Es cierto que el salario es un saludo a la bandera, pero tienes todo gratis , no entiendes? , te damos vivienda, alimentos , agua, electricidad, medicinas, hospitales, educación sin costo alguno, además te llenamos subsidiado el tanque con gasolina de Irán. Y no faltando con eso , te damos bonos para que inviertas y ahorres.

¡Despierta!, Juan , siempre durmiendo ¿ no ves que no tenemos gas para cocinar y debes buscar leña? y de paso pregunta quién te puede regalar un tobo de agua que tenemos un mes que no pasa la cisterna y pregúntale al vecino si se enteró de las noticias porque aquí tenemos tres días sin electricidad. Mira, se me olvidaba , pregúntale a Ruperto el del abasto, si puede fiarnos un paquetico de harina ,porque hace más de un mes que no llega el CLAP .

Juan, Juan , Te tomaste la medicina para la tensión? . La qué?, conchale ,quítate el tapabocas que no te entiendo. ¡La medicina, Juan, la medicina! . Ah, ya. Cómo, le explico a mi mujer que tuve que recurrir a un curandero yerbatero o será brujo? . La medicina patentada no la he vuelto a tomar porque o no hay o está por las nubes y la del gobierno dicen que espere un mes de acuerdo a la lista de espera.

Por cierto, estaba pensando en el sueño. Será verdad que después de la pandemia estaremos peor? . Y si la pandemia no hubiera aparecido, estuviéramos mejor?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 552 veces.



Ángel Casanova


Visite el perfil de Ángel Casanova para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas