Félix el gato asustado

Félix, viene corriendo asustado, salta por el tejado. Se topa con Nano y Minina. Esto ronronean (coversan):

-Minina

¿Félix qué te pasa, parece que hubiese visto una bruja?

-Félix

-Una mujer vestida de blanco con collares me quiso atrapar, tuve que morderla. Luego ella comenzó a gritar que… ¡EL GATO ME ATACÓ! y muchos humanos comenzaron a perseguirme con palos y piedras.

-Minina

-Te salvaste, Félix, la semana pasada atraparon a Botas, unos hombres todos vestidos de blanco con collares y nunca más lo volvimos a ver.

-Félix

Tuve que morder a esa mujer, la semana pasada Perla me contó que se asomo a la ventana de los vecinos ruidosos. Entonces, vio a Tomasito, lo tenían amarrado en el piso rodeado de luces y unos humanos golpeaban unas maderas. Luego, vio como lo mataron y rociaron su sangre y gritaban fuerte. Ella se asustó mucho y desde entonces no quiere acercarse a los humanos.

-Minina

-Pero, ellos a veces nos dan de comer.

-Félix

-Sí, pero la mayor parte de las veces nos maltratan y atrapan a algunos y luego desaparecen del vecindario.

-Félix

-La abuela Nana, me decía que habían humanos que hacían rituales con animales, los mataban para ofrecer su sangre a dioses y demonios. Ellos se hacían llamar espiritistas y me decía que nunca me les acercaran, porque eran muy crueles con los animales.

-Minina

-Es verdad, en el mercado del centro, tienen muchas jaulas con aves, apretadas.

-Félix

-Yo podría colaborar comiéndome unas, digo para que no estén tan apretadas.

-Minina

-Félix, esto es serio, por eso es que corres peligro, ¿Qué hacías en el mercado del centro?

-Félix

-Tenía mucha hambre y Tristán me comentó de las jaulas con aves y quise ver.

-El también dice que hay brujas sin escobas y humanos comprando animales

-Minina

-¡AJA! ¿Si sabias de eso que hacías por allá?

-Félix

-Ya te dije tengo hambre.

-Nano

-Bueno, seamos cuidados, busquemos comida, pero no nos dejemos atrapar, no sea que nos sacrifiquen, como decía tu Nana.

-Minina

-Pero, yo quiero tener un hogar, como antes con comida, agua y muebles donde dormir.

-Nano

-Los humanos nos botaron a las calles y otros nos quieren atrapar para cosas malas.

-Minina

Pero, no todos son iguales. Te acuerdan esas humanas, que caminaban muy lento con una madera en la mano, siempre nos daban comida.

-Nano

-Cierto las de pelaje blanco y carita arrugada. No volvieron más.

-Félix

-Hay pocos humanos en las calles.

-Nano

-Y poca comida en las bolsas.

-Minina

-Y cuesta atrapar ratones, porque se meten en las tuberías y las casas.

Los gatos que viven en las calles, son atrapados por los Santeros, en especial los de colores negros o blancos completos. En los últimos años han proliferado los rituales con animales, siendo los gatos, palomas y gallinas los preferidos para estos rituales de sangre. Estos rituales fueron auspiciados por el TSJ (Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela), bajo la supuesta libertad de cultos, favoreciendo a los practicantes de la religión Yoruba, pero afectando a miles de animales que son sacrificados, además de constituir una ofensa para quienes creen en el dios cristiano.

Las calles de las principales ciudad des venezolanas, se ven ahora invadidas de jaulas pequeñas, atiborradas de animales, sin agua, ni comida, expuesta a la inclemencia del sol. Se extraen animales que podrían alimentar a una familia, para una sesión de espiritismo. El animal sacrificado no pude ser utilizado como alimento por prohibición expresa de los dioses africanos. Esto afecta la seguridad y soberanía agroalimentaria, porque eleva el precio de los animales y desvía los alimentos a una población que ya de por si tiene dificultades para adquirirlos.

-Mientras tanto, las autoridades no atienden esta gravísima situación. En especial, porque es frecuente, que los miembros de las Fuerzas Armadas también acostumbren a pedir protección en rituales de espiritismo. Algunos incluso viajan a naciones como Haití y República Dominicana a pagar grandes rituales o trabajos de protección.

Además los delincuentes, bachaqueros, comerciantes especuladores, han adoptado la religión Yoruba. Esto entonces hace que la santería esta asociada a estos delitos. En la medida que se expande el comercio especulativo, la venta de drogas, el contrabando, se expande la santería y viceversa y por ende aumenta el número de animales capturados, maltratados y sacrificados impunemente.

En Venezuela está consagrada la libertad de cultos; pero esta libertad de cultos no puede ir contra las leyes ambientales, no puede poner en riesgo el patrimonio ambiental, ni la seguridad agroalimentaria . Por ejemplo en Barquisimeto en las plazas públicas y zonas comunales los santeros y sus cómplices los traficantes urbanos de animales, extinguieron las palomas domésticas. Acaso el TSJ le responderá a los larenses y otras regiones del país, por la extinción local de sus especies emblemáticas.

En estos tiempos de coronavirus y crisis económica, muchas familias han botado a la calle a sus mascotas. Muchos perros y felinos dependen de proteccionistas independientes para alimentarse. Hoy día, con las restricciones de movilidad por la cuarentena asociados al alto costo de los alimentos, hace que ya no sobre comida en las casas; por lo que es más difícil alimentar a los animales que viven en las calles.

Por si fuera poca esta situación. Los felinos desde siempre han sido asociados a "cosas satánicas" y alrededor de ellos existen muchos mitos y leyendas, como las siete vidas. Es el gato la mascota mas maltratada en nuestra sociedad.

En Venezuela, se expandió la religión Yoruba, por lo que muchos gatos y otros animales son sacrificados cada semana, para que los que contratan costosos trabajos, tengan supuestamente prosperidad económica, éxito en el amor, los negocios, alejen las malas vibras y se protejan de morir en tiroteos.

Protejamos a nuestras mascotas en tiempos de coronavirus. Denunciemos los rituales con animales. Si eres creyente en Dios, debes saber que el prohibió sacrificios de personas y animales y cualquier acto con sangre.

Si eres Ateo, te parecerá algo absurdo desangrar a un gato, para "tener buena suerte" en los negocios y en el amor. Es, decir si tu pareja te ha dejado o si no consigues la pareja que buscas, contratas a un santero, le llevas un gato y listo, ahora te llegara el amor de tu vida y te volverás muy rico.

A diario hemos visto en los titulares de prensa, donde delincuentes y funcionarios son abatidos en enfrentamientos. Es decir; haber matado uno o varios gatos o palomas, no te servirá de chaleco antibalas.

Perros y gatos no logran comprender la situación actual, pero les afecta mucho, ellos dependen de nosotros, incluso los que viven en la calle, aunque no te hayas dado cuenta de esta situación. Contamos con tu apoyo.

¡Vamos a brindar amor y atención a los animales en tiempos de coronavirus!

Apoya a los proteccionistas de tu localidad.

Si a la libertad de cultos; pero ¡NO A LOS SACRIFICIOS DE ANIMALES!





 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 623 veces.



José Gregorio De Sousa Infante

Licenciado en Estudios Ambientales. Abogado. Comunicador Social. Guardaparque

 ecoinfante@gmail.com      @joseinfante2016

Visite el perfil de José Gregorio De Sousa Infante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología