Una contradicción

Buda, junto con Heráclito, han sido los abanderados de las contradicciones. Buda, decía, que vivimos en un mundo plagado de contradicciones. Heráclito, expresaba que vivimos en un mundo de luchas pacíficas tensas incesantes sucesivas pareadas unidas opuestas armónicas simultáneas contradictorias implicándose, y agregaba Heráclito, la naturaleza ama los contrarios y con ellos produce la armonía, que no con los semejantes, pese a que en la naturaleza cada cosa engendra semejantes y antípodos cervantinos, en armónica lucha opositiva entre razón y sinrazón, razón y emoción, guerra y paz, lo mental y lo real, natura y persona, y, mas y más de ocho millones de palabras pareadas paradójicas de la forma ser y noser de la literatura védica upanishad sánscrita, a la que Heráclito definitivamente abrevara endenantes, en la concomitancia, endespués, con el lienzo pictórico blanquinegro del yin y del yang, en que aparece la indeterminación védica profunda, o sea, la sombría penumbra whitmaniana, de la que surgirán iguales elementos contrarios, movimiento histórico sinusoidal ludovicosilvaiano de la eterna noria notoria, en que decíamos que Heráclito abrevara en los vedas, antes que él, que es lo que nos recomendara Albert Einstein, que nos decía, que la nueva orientación conceptual ha de estar en la modernidad ilustrada originaria. Es pues, Buda y Heráclito los tosurados progenitores avanzados cáscaras amargas de las contradicciones. Y, a Heráclito, irían Hegel y Marx, de quienes surgieran las Leyes de la Dialéctica de la unidad y de la lucha de contrarios.

Una contradicción, y, hemos de remitirnos como nos aconsejara Albert Einstein, y, acudamos, como buenos al programa Acude, a la página web https://definicion.de/contradiccion/: "Para poder descubrir el significado del término contradicción se hace necesario, en primer lugar, conocer su origen etimológico. En este caso, podemos exponer que deriva del latín, en concreto de la palabra "contradictio", que puede traducirse como "acción y efecto de decir algo en contra". Es fruto de la suma de estos componentes:-"Contra", que es equivalente a "en oposición".-El verbo "dicere", que es sinónimo de "decir".

-El sufijo "-cion", que significa "acción y efecto". El término contradicción se emplea para aludir al acto y el resultado de contradecir. Este verbo, por su parte, refiere a expresar lo opuesto de lo que otra persona afirma; a negar aquello que se presenta como cierto; o a demostrar que algo no es correcto o verdadero. Si nos centramos en la lógica, se llama contradicción a la incompatibilidad que existe entre distintas proposiciones. Las expresiones "Juan está vivo" y "Juan está muerto" son contradictorias, siempre que se refieran al mismo individuo: no es compatible afirmar "Juan está vivo y está muerto" ya que esta persona o está viva o está muerta, pero no viva y muerta de manera simultánea. Estas proposiciones se invalidan entre sí. En el terreno del derecho, la contradicción es un principio jurídico que rige los procesos judiciales. Un proceso surge a partir de una controversia entre dos partes que son contrapuestas: hay una contradicción entre lo que sostiene el demandante y lo que alega el demandado. El juez debe actuar como un árbitro imparcial que, de acuerdo a los alegatos de las partes, dicta una sentencia para resolver el litigio."

Una contradicción es una relación existente en la naturaleza pensativa heraclitoiana entre palabras pareadas paradójicas, de la forma del ser y del noser, llevada, la contradicción, por la mutualidad idéntica reciproca concordada coexistencial mutua destructiva opositiva negativa imposibilitativa, entre el ser y el noser, por la confrontación entre el ser y el noser, y, del golpe feroz, en medio, en que habrá de surgir a un nivel superior, la síntesis conceptual nueva deseada. Apretada definición de lo dicho párrafos ut supra. Una contradicción, conexión vinculante existente entre dos realidades contrapuestas, dos términos contrarios, dos teoremas diametrales, dos proposiciones repugnantes, dos razonamientos inverosímiles, dos juicios opuestos, dos conceptos irreconciliables, casos límite contradictorios, cosas límite contrariadas, aspectos límbico antagónicos, en que están inscritas todas las palabras pareadas paradójicas.

Una contradicción es una relación existente en la naturaleza pensativa heraclitoiana entre palabras pareadas paradójicas, de la forma ser y noser, llevada, la contradicción, por la mutualidad idéntica reciproca concordada coexistencial destructiva opositiva negativa imposibilitativa, entre el ser y el noser. Con esta definición, redúcese Quintiliano a casos límite contradictorios caliginosos, a natura y a persona, a lo cosmogónico y a lo antropocéntrico, a lo real y a lo mental, a lo real y a lo racional, al dicho y al hecho, al espacio y al tiempo, a principio y a consecuencia, a propiedades elementales y a propiedades resultantes, a análisis y a síntesis, a destrucción y a construcción, a descomposición y a composición, a medio y a fin, a causa y a efecto. Redúcese Aristóteles a una contradicción, exceso y defecto, tercio excluso y tercio incluso. Redúcese el Libertador Simón Bolivar a una contradicción, la naturaleza de las cosas y el interés instantáneo. Redúcese Sun Tzu a una contradicción, a puntos débiles y puntos fuertes, guerra y paz. Redúcese Sócrates a una contradicción en una hipotenusa diagonal contrarrecíproca pitagórica. Redúcese Sócrates a una contradicción a razonamiento ad absurdum que justifica una proposición demostrando que su negación conduce a un absurdo. Redúcese el Aforismo Jurídico Romano a una contradicción, el que afirma una cosa, niega la contraria. Redúcese la Jurisprudencia Digesto Ulpianoiana a una contradicción del conocimiento de las cosas divinas y de las cosas humanas, ciencia de lo justo y de lo injusto. Redúcese Hegel y Marx a que una contradicción que es la raíz de todo movimiento de toda manifestación vital, y, que la Ley Dialéctica de la Contradicción redúcese a la unidad de contrarios. Redúcese el Árbol de Porfirio a una contradicción, ser y noser, sustancia y no sustancia, cuerpo y no cuerpo, viviente y no viviente, animal y no animal, racional y no racional. Redúcese G Gamov a una contradicción, universo en expansión y universo en contracción. Redúcese Bohr a una contradicción, partícula y onda. Redúcese Bertrand Russell a una contradicción que lo implica todo, con ella puede demostrarse lo que se quiera. Redúcese Bart Kosko a una contradicción que permite probar o refutar cualquier enunciado. Redúcese el Adagio Escolástico Aristotélico a una contradicción en que cada vez que encuéntrese una contradicción es necesario hacer un distingo. Redúcese la teoría de los casos límite contradictorios borrosos a una contradicción de la forma ser y noser. Redúcese La Gran Moral Aristotélica a una contradicción entre el exceso y el defecto, y, por la calle de en medio, el medio, el tercio incluso aristotélico profundo. Redúcese Henri Lefebvre a una contradicción, y, decir contradicción es decir problema por resolver, lucha, acción. Redúcese Alan Richardson a una contradicción de la fe que es la aceptación de la paradoja en todo su absurdo. Redúcese J Hessen a una contradicción, dogmatismo y escepticismo, racionalismo y empirismo, realismo e idealismo, lo discursivo y lo intuitivo. Redúcese Santo Tomás a una contradicción, inteligencia y objeto. Redúcese Ferdinand Saussure a una contradicción, significante y significado, a lengua y a habla. Redúcese la Corriente Pragmática a una contradicción, a pensamiento y a objeto, sujeto y objeto. Redúcese Reichebach a una contradicción, a símbolo y a objeto. Redúcese José Ortega y Gasset a una contradicción, la locura y la cordura. Redúcese Albert Einstein a una contradicción, en la medida en las leyes dela matemática refiéranse a la realidad, no son ciertas, y, en la medida en que son ciertas, no refiérense a la realidad. Redúcese Richard Faiman a una contradicción, el conocimiento es un conjunto de afirmaciones con grados variables de certeza. Redúcese Heisenberg a una contradicción, la posición y la velocidad, casos límite contradictorios caliginosos, son las mismas en el medio, el tercio incluso aristotélico profundo. Redúcese Tales de Mileto a una contradicción, entre rapidez y lentitud, entre Aquiles y la tortuga. Redúcese Luis Alberto Machado a una contradicción de 22 palabras pareadas paradójicas. Redúzcase usted a una contradicción e incorpórela a este ejercicio. Pues este cura ignaro raro cleuasmo asno irá a la mortaja con memoria raquítica genética, mas y más, pese a que Aporrea a estado recogiendo bastante material respecto de los casos límite contradictorios, reducidos a una contradicción de palabras pareadas paradójicas, de la forma ser y noser de la literatura védica upanishad sánscrita, depósito aporreado consultivo. Y, todos los extremos contradictorios tócanse en el medio, el tercio incluso aristotélico profundo de La Gran Moral. Ahí, está la solución de toda la problemática del mundo. Esto es, la síntesis entre los casos límite contradictorios caliginosos, tesis y antítesis. Es decir, la síntesis, la nueva conceptualidad superior einsteiniana, de allá del medio aristotélico contradictorio, del tercio aristotélico profundo, en donde están todas las definiciones pascalianas saludables del golpe feroz cesarvallejoiano hacia el nivel supremo. Tercio incluso aristotélico profundo, negado y escondido en La Gran Moral Aristotélica, por mas y más de 3 mil años, hasta el día de la Virgen de la Coromoto, el 11/09/2001, derrumbe de Las Torres Gemelas Neoyorquinas.

Una contradicción es una relación existente en la naturaleza pensativa heraclitoiana entre palabras pareadas paradójicas, de la forma ser y noser, llevada, la contradicción, por la mutualidad idéntica reciproca concordada coexistencial mutua destructiva opositiva negativa imposibilitativa, entre el ser y el noser. La grafía de las contradicciones, ha estado en el lienzo pictórico blanquinegro del yin y del yang, en el contradictorio caliginoso 69 cojedeño. La grafía de las contradicciones, ha estado en el cuadrángulo rectángulo socrático en la diagonal contrarrecíproca del teorema directo y del teorema indirecto. La grafía de las contradicciones, ha estado en el esquema mecánico de la imaginación de la Dinámica de Grupos y Educación del torbellino de ideas de Gustavo Cirigliano y Aníbal Villaverde. La grafía de las contradicciones, ha estado en la representación gráfica del método lógico y el método didáctico del compendio de Didáctica General de Luiz de Mattos. La grafía de las contradicciones, ha estado en el esquema básico de la retroalimentación de estímulos y reacción, de insumo y resultado.

Si una contradicción es una relación existente en la naturaleza pensativa heraclitoiana entre palabras pareadas paradójicas, de la forma ser y noser. Entonces sea dicho que una contradicción es llevada por la mutualidad idéntica reciproca concordada coexistencial destructiva opositiva negativa imposibilitativa, entre el ser y el noser. Ergo vergo sea dicho que una contradicción redúcese a una lucha sostenida de contrarios, asina asín así, a la unidad de contrarios. Ergo vergo sea dicho que la clave de los casos límite contradictorios caliginosos ha estado en La Gran Moral Aristotélica, del exceso y del defecto, y, por la calle de en medio, el medio, el tercio incluso aristotélico profundo. Ergo vergo sea dicho que el medio, el tercio incluso aristotélico profundo, entre exceso y defecto, entre tercio excluso y tercio incluso, ha sido lo que volteó el mundo que estuvo al revés hasta el 11/09/2001, con el derrumbe de Las Torres Gemelas Neoyorquinas. Ergo vergo sea dicho, que, en tal fecha, insurge la "Y" inclusiva luisalbertomachadoiana frente a la "O" exclusiva georgebushiana por mas y más de 3 mil años de reinado. Ergo vergo sea dicho que, en tal fecha, comienza la lucha destructiva opositiva negativa imposibilitativa de contrarios y la unidad mutual idéntica reciproca concordada coexistencial de la Tercera Ley de la Dialéctica. Ergo vergo sea dicho, en tal fecha, la guerra y la paz, los hecho en entera ejecución, y, en medio entre la lucha y la paz, el tercio incluso aristotélico profundo de equilibrio dinámico dialéctico diplomático difuso. Ergo vergo sea dicho que el movimiento real histórico sinusoidal ludovicosilvaiano ha de ser la eterna noria notoria, barruntando, desde el medio, el tercio incluso aristotélico profundo, al nivel superior siempre de la nueva conceptualidad sintética hegeliana marxista de la lucha de contrarios.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 461 veces.



Miguel Homero Balza Lima


Visite el perfil de Miguel Homero Balza Lima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Homero Balza Lima

Miguel Homero Balza Lima

Más artículos de este autor