De López Contreras a Nicolás Maduro: 80 años de "calma y cordura"

Después de la muerte de Juan Vicente Gómez, su heredero Ministro de Guerra y Marina, el General Eleazar López Contreras, para aplacar los ímpetus de rebeldía del pueblo venezolano llamaba a la calma y a la cordura para superar y dejar atrás las secuelas de los 30 años nefastos del gobierno del General Gómez.

80 años después el presidente Nicolás Maduro Moros nos hace el mismo llamado a la calma y a la cordura, para superar y dejar atrás las acciones realizadas por ciudadanos venezolanos apátridas opositores al entregar la soberanía y riquezas de nuestro suelo patrio a potencias extranjeras y a vecinos regionales y que hacen llamados para que nos invadan tropas mercenarias y colaboran para que nos sancionen y roben nuestros patrimonios.

En la historia patria, no ha habido periodo más intenso de saqueo y penetración cultural a nuestro suelo que el vivido durante los últimos 80 años. La pérdida de inmensos territorios terrestres y marítimos, la extracción de minerales, riquezas agrícolas, biodiversidad y de penetración cultural foránea, no la ha sufrido pueblo alguno en el mundo y que además haya sobrevivido como nación. El pueblo venezolano ha superado este periodo histórico gracias a la resistencia y carácter que lo caracteriza, sin tener que ir a guerras fratricidas, ni a enfrentamientos directo con potencias extranjeras que se alimentan con el negocio de la venta de armas, las invasiones y saqueos de riquezas de las naciones.

Llamar y permanecer calmado y actuar con cordura, ante las sanciones y bloqueos del imperio más poderoso que ha conocido la humanidad, la pandemia del Corona Virus, las agresiones de la oligarquía colombiana, la cayapa del Grupo de Lima y la Unión Europea y sobrevivir como pueblo con dignidad, defendiendo su integridad territorial, su soberanía nacional y posturas ideológicas, sin dar su brazo a torcer, deben ser registrado por alguien como hechos históricos relevantes; por eso voy a pedir a mi amigo, el historiador José Sant Roz, que escriba un libro sobre este periodo histórico tan intenso e interesante que ha modelado nuestro carácter como pueblo. José es un maestro de la narrativa, véase sus más de 2000 artículos escritos en las páginas web Ensartaos y Aporrea y además sus 25 libros publicados, para intuir que él podría contribuir a explicar el por qué somos como somos los venezolanos y encontrar los genes que modelan nuestra conducta de calma y cordura ante tamañas adversidades.

Quizás yo le pueda servir al escritor e investigador José San Roz como conejillo de indias para encontrar algún camino explicativo, ya que nací el 14 de mayo de 1940 y dentro de 5 dias estaré cumpliendo 80 años de vida. Haber nacido en situación de pobreza extrema, de raza negra, sin padre y haber sobrevivido 80 años es y debe ser objeto de estudio por alguien que se ocupe de investigar las estrategias de sobrevivencia de la conducta humana. No hay explicación racional para justificar que yo todavía este vivo y escribiendo en una página web, dada la composición social y racista de nuestra sociedad. Negro acomplejado, como me definen algunos de los que conocen mis posturas ideológicas, no debería estar echando vainas todavía.

Calma y Cordura la que he tenido yo, que sin abdicar de mis posiciones y mantener mis puntos de vista en los escenarios que me han tocado vivir, siga siendo chavista y revolucionario, rodeado de escuálidos que atacan visceral y directamente al gobierno que dirige Nicolás Maduro, no respetando ellos mis opiniones y que a pesar de ser profesional en Ciencias Políticas (Politólogo) deba soportar que sobre ésa área del conocimiento pregonen que saben más yo y fraternizar como hermanos e hijos del mismo Dios.

Voy a pedir a la Soberana Asamblea Nacional Constituyente que cree la Orden José Leonardo Chirino en Primera Clase y se la otorguen mediante una Ley, a todos los Negros y Negras vivos que han cumplido o lleguen a cumplir 80 años de edad por el hecho de haber soportado y sobrevivido a la sociedad excluyente y racista venezolana, la cual nos negó el derecho a heredar la parte de las riquezas que produjeron nuestros antepasados y que hoy disfrutan las clases sociales que ejercen la hegemonía nacional. Esta Orden debe dar derecho a por lo menos viajar sin pagar en los transportes terrestres y aéreos del Estado y a no hacer colas en los trámites y servicios legales y sociales que presta el Estado a sus ciudadanos. Es Justicia en la cual me siento incluido.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 641 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: