Será el final o será el principio; un nuevo virus se apresta para atacar: "El corrupto virus"…

Cuenta una antigua leyenda que los seres humanos, provenimos de extraterrestres…

Que cansados de nuestra imperfección, por causa también de lo que hoy llamamos virus, nos convertimos en indeseables para ellos y sin cura aparente nos trajeron a la tierra…

Cuentan que esa fue la causa que un grupo de planetas que lindaban en una extraña y lejana galaxia, nos juntaron a todos y nos trajeron bien lejos…

Por eso la razón de las razas, la negra, la blanca, la asiática, la indígena, entre otras que no sobrevivieron al cambio de galaxia…

Nos borraron nuestras memorias para que no recordáramos nada y comenzáramos de cero…

Pero sin olvidar (los que nos abandonaron), del lugar dónde venimos, por eso que de la nada, logramos con el paso de los siglos, los avances de todo tipo, principalmente los tecnológicos entre muchos otros…

Y nos visitan cada cierto tiempo, para saber si en algo hemos cambiado, donde el resultado por siglos es siempre el mismo…

Cuando llegan de regreso a sus planetas la repuesta son siempre las mismas:

"No han cambiado en nada, siempre es lo mismo, destruyen todo a su paso, se matan unos a otros, son exterminadores por naturaleza y hoy ya corren el riesgo de destruir su propio planeta"…

Hablo uno que seguramente fungía de fiscal acusador en nuestro juicio señalados de exterminadores…

"No nos equivocamos al llevarlos bien lejos" (de seguro su asistente con rostro de resignación)…

"Solo existe un pequeño porcentaje de ellos que parecen como que quieren cambiar, donde pareciese que se han curado, principalmente los niños, pero con los pasos de los años se contagian de sus mayores, con las enseñanzas que les trasmiten" (continuaba la parte acusadora)…

"Activaremos una última medida y si no se logra nada con ella, los dejaremos solos para siempre y no regresaremos más" (de seguro hablo el juez de la causa)…

Activaremos un virus artificial y lo llamaremos el "corrupto virus"…

Se lo activaremos a todos que de una manera u otra hayan ejercido algún poder sobre los demás, Reyes, Presidentes, Dictadores, Primeros Ministros, gobernadores, Alcaldes, Senadores, Diputados, Ministros, Concejales, Ediles, Presidentes y Directores de Entes Públicos, etc., etc., etc.…

¡Que no quede nadie por fuera! Ordenó dicho juez…

El virus entrará en su cuerpo para llegar a su cerebro y con una potencia mil veces más efectivo que el suero de la verdad, les hará la siguiente pregunta:

"Alguna vez sustrajiste o robaste algo que era de todos, donde tu tenias el deber de administrarlo para todos, algo que es de todos y no para tu propia codicia u conveniencia"…

De contestar afirmativamente, el virus viajara por el cuerpo directamente al corazón provocándosle un infarto masivo… sentenció dicho juez

Y si las muertes fueran por millares, ya veremos las maneras que serán dirigidos y orientados en el futuro la raza humana…(riposto)………………………………………………….

Resultado: Fue una verdadera pandemia…

Al regresar a su galaxia nuevamente esto dijeron:

Las muertes en todos los confines del planeta fueron incontables por causa de nuestro virus…

La desazón y desconsuelo se reflejaba en todos los rostros del jurado…

En momentos que un niño se adelanto a los presentes para decir:

¡Pero existe una esperanza!… (Un niño que salió como de la nada que fungió como nuestro abogado defensor)…

"Un anciano que trabajaba con mucho amor su conuco (huerto) de flores y hortalizas, hablaba entre un grupo de compañeros donde les dijo":

"Compañeros creo que ha llegado la hora que seamos gobernados por los niños"…

Nos costaba creer que dicho abuelo haya sido presidente alguna vez…

Le activamos el virus de manera inmediata, luego del tiempo prudencial conocido por todos nosotros, el virus salió de su cuerpo…

Y el viejo, que sobrevivió a la muerte, camino a las puertas de su humilde casa diciendo:

"Vieja, vos sabes que sentí una cosa rara en la cabeza, era como si alguien me preguntara cosas, después sentí como una electricidad que de mi cabeza viajó a mi pecho… pero después sentí, como que se me fue esa cosa extraña… ¿Qué seria vieja?...

"Ándate acostar, toma una siesta y descansa… y anda pensando que ya es hora que consigas un ayudante… que ya no estás en edad para tanto trabajo en el conuco"…

En verdad existe una esperanza…(dijo aquel juez aliviado)… ¡Los seguiremos visitando!………………………………………………………..

Para la reflexión:

"¿Qué tal si deliramos por un ratito? ¿Qué tal si clavamos los ojos más allá de la infamia para adivinar otro mundo posible?...

El aire estará limpio de todo veneno que no provenga de los miedos humanos y de las humanas pasiones…

En las calles los automóviles serán aplastados por los perros…

La gente no será manejada por el automóvil ni será programada por la computadora ni será comprada por el supermercado ni mirada por el televisor…

El televisor dejara de ser el miembro más importante de la familia… Y será tratado como la plancha o el lavarropas…

Los cocineros no creerán que a las langostas les encante que las hiervan vivas…

Los historiadores no creerán que a los países les encante ser invadidos

Los políticos no creerán que a los pobres les encanta comer promesas…

Seremos compatriotas y contemporáneos, de todos los que tengan voluntad de belleza y voluntad de justicia… hayan nacido cuando hayan nacido… y hayan vivido donde hayan vivido… Sin que importe ni un poquito las fronteras del mapa ni del tiempo…

Fragmentos de "El Derecho al Delirio" de Eduardo Galeano………

(No me digan nada a mí, mejor hablen con la cuarentena)…………………………………………



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1804 veces.



José Varela


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas