Venezuela: Entre la Curva del Coronavirus y la Curva del dólar paralelo. Qué matará más a los venezolanos. Cuidado

Mientras existe todo un Pueblo en resistencia permanente, haciendo lo necesario para salir de la Pandemia, cumpliendo la Cuarentena Social, lamentablemente otros personas andan aprovechando la situación delicada para sacar provecho a cuenta del grave problema que aqueja a la humanidad, no es exageración y con ello se aprovechan del dolor ajeno.

Tiempos de Pandemia y tiempos de Robo Colectivo, se despertaron en muchos "productores" exclusivamente las ganas de seguir ganado dinero, robando a las personas pues la "solidaridad" que debe imperar en estos tiempos, lamentablemente no se siente en muchos espacios, particularmente en los grandes productores y más allá en la cadena perversa del comercio, tristeza por la patria de Bolívar pues en otros sectores hay grandes ejemplos de verdadera solidaridad, colaboración y hermandad, eso también es verdad.

Mientras se escriben éstas líneas están ocurriendo situaciones que están fuera de control:

1.- En algunas "Estaciones de Servicio de Gasolina", de la gran Caracas y ni hablar de otras partes del interior del país, refieren personas que se están haciendo "grandes guisos", con la complacencia de las mismas autoridades, cobran 10 dólares por 20 litros de gasolina, recientemente en el Estado Carabobo, el Gobernador Lacava, hizo referencia a algo similar y ya hay detenidos por ese robo colectivo. Algunos Proveedores de Alimentos, que necesitan el combustible para sus unidades y trabajar honestamente, se andan quejando de tal situación de robo descarado, pues deben ajustar los precios de los productos que venden debido al robo en el llenado del combustible, lo hacen a cuenta de la Pandemia y de la restricción del combustible. Las autoridades competentes deben revisar esa situación. Se Muere la Patria y los que "guisan" gozan un puyero con el dolor del resto de las personas, son tremendos egoístas y juegan a gozar con el dinero mal habido. Cuidado con un gran sacudón por lo grave de la distribución del combustible que debe ser tratado de manera muy especial y con mucha cautela.

2.- Negocios que siempre han jugando con los precios, en plena Pandemia, siguen aumentando el dólar devastador, no les importa la situación nacional ni mundial, simplemente dañar al país; como un gran Virus letal siguen jugando con la variable de los altos precios sin importar al pueblo.

3.- Los comercios andan locos con sus incrementos de precios ni hablar de los medicamentos, no hay solidaridad con los compradores y en plena Pandemia, nadie cree en nadie, se incrementan los precios sin ningún tipo de razón y la Revolución Bolivariana con todo su aparataje Político y Social solamente le queda resistir, aunque algunos compatriotas están a punto de tirar la toalla, pues económicamente la situación es muy delicada. La Revolución no ha podido frenar esa locura comercial y menos el control de la divisa. Sigue la rumba de incrementos de precios, cobran en dólares, no reportan esos ingresos al Seniat y gozan robando al pueblo en medio de la Pandemia y no pasa absolutamente nada. Triste Revolución en ese sentido.

4.- Las amenazas están en nuestras costas por el enemigo, las sanciones y robo descarado de nuestros activos, pero resulta que un "grupete" de aprovechadores a lo interno solo quiere ganar dinero robando al pueblo en tiempos de Pandemia. Fin de mundo.

Para muestra un botón: ejemplo, cuando hablamos de solidaridad, en tiempos de Pandemia, resulta que los productores, de aquellos productos que hoy pudieran permitir que las personas mantengan altas sus defensas, como es el caso de la Vitamina "C", entre ellas los que producen "Limones" en Venezuela, se dieron a la tarea de encarecer dicho rubro en toda la cadena de distribución y se hizo inalcanzable, solo para ricos. La solidaridad se fue a dormir al río y todos buscan provecho de la situación. Durante la Pandemia, ningún productor nacional, de gran escala, ha sido solidario con el Pueblo venezolano, todo lo han querido cobrar y bien caro. Fin de mundo.

Decimos la verdad, con mucha certeza y con gran sentido de responsabilidad de lo que sienten las personas en muchos espacios y lo que sufren hoy por la gravedad económica que tenemos. Lo decimos con la verdad, con el corazón y sabemos de casos de gente que anda sufriendo, muriendo por culpa de todas esas sanciones. No hay que ir muy lejos para saber las condiciones de muchos espacios, basta con visitar algunos sectores y veremos la ineficiencia de algunos Alcaldes y falta del Poder Popular en la solución de problemas simples. Falta mucho todavía, lo decía el Gigante Eterno.

Hablamos de la "Furia Bolivariana", una campaña maravillosa para todos los que creen en el proyecto y por los que están al frente de toda esta batalla para controlar la Pandemia y seguir laborando para que podamos tener una fuerza laboral productiva para enfrentar la Pandemia, eso es muy bueno y maravilloso; pero más allá de eso, el dólar devastador derrite todo lo que se hace. Mientras el Ejecutivo Nacional hace todo un esfuerzo nacional por mantener la calma, tranquilidad, nervios de acero para enfrentar la Pandemia por el otro lado lo destruyen muy rápido con el incremento desmedido del dólar y no pasa absolutamente nada, pues millones de personas ganan en Soberanos. La altas autoridades deben considerar de manera definitiva controlar definitivamente esa variable y más en tiempos de Pandemia. Paren el jueguito del dólar.

Se cumplió la profecía en tiempos de Semana Santa, llegó el dólar a las Tres Cifras y contando. El Covid-19 y/o Coronavirus no será la que mate a más venezolanos, hemos aplicado una estrategia a tiempo y logramos aplanar la curva, todo eso es maravilloso y tranquilizante, dada la situación terrible en otras latitudes del mundo. Pero, la Revolución no ha logrado el mismo efecto con el arma letal del Dólar, en aplanar su valor y dejarlo estancado en su valor real, hemos permitido de manera macabra que ese VIRUS DEL DÓLAR mate a más venezolanos que el propio coronavirus. Muchas muertes, a lo largo de meses, son diversas, por las sanciones unilaterales y otras precisamente por todos los que juegan a la manipulación de la divisa, al juego macabro del incremento de todo y por supuesto existen miles de venezolanos muriendo por no poder acceder a los medicamentos oportunamente, no poder mantener un control estricto de algún tratamiento y lo que es peor a muchos no les alcanza para la compra de los alimentos, pues existen operativos de ventas de alimentos por parte de instituciones del estado y los precios, en muchos de esos operativos, nada tiene que envidiar a los mismos comercios privados, es decir, debemos aceptar irremediablemente que la llamada "especulación comercial" llegó a las instituciones del estado que deben aceptar el precio del dólar criminal y dar la razón a lo que dicen los privados, sus precios y nada más. Dejarnos robar es la premisa de la Revolución y ello logrará, tarde o temprano, revertirse en contra de la Revolución. Cuidado con eso.

Venezuela: Entre la Curva del Coronavirus y la Curva del dólar paralelo. Venezuela ha podido demostrar, hasta el momento, que el control de la curva del Coronavirus sea aplanad pero desastrosamente la "Curva del dólar Paralelo" crece exponencialmente y no ocurre nada en lo económico.

Desde hace rato en Venezuela existe toda una "Pandemia Económica" que anda matando a muchos venezolanos, pero la Revolución Bolivariana no ha podido aplanar esa Curva, por ende desde hace rato sufrimos de una Pandemia, la Pandemia del Dólar, todos quieren tenerlo pero no todos pueden y al final del camino, muchos mueren en el intento, pero no existe gobierno alguno que pare tal Pandemia nacional. Fin de la Revolución en los términos concretos en que la planteo el Gigante Eterno, le fallamos realmente, en ese sentido, al Comandante Supremo pero de eso nadie dice nada, simplemente nos limitamos a señalar que "aceptamos el dólar" como una válvula de escape para poder existir como Revolución. La "Pandemia del Dólar" mata por dentro a una parte importante de los venezolanos pero ocurre muy poco, esa es una triste verdad, eso es real y verdadero, más allá de todo lo que socialmente hace el gobierno para intentar frenar el caos que existe, debido a las sanciones. Inundamos a Venezuela de dólares, no todos tienen acceso a ello y se produce un cortocircuito en algunos sectores que pudieran representar una situación grave en contra de la revolución. Cuidado.

En Plena Pandemia: No son tiempos políticos, no son tiempos para sacar provecho político son simplemente tiempos para la humanidad, para la sensibilidad social, para los buenos valores, para el reencuentro familiar, para la reflexión profunda de las personas; es triste observar personas pendiente de una "foto" para la política en tiempos de sensibilidad humana. Repito, no son tiempos para la politiquería y menos tiempos políticos, impera la unidad del Pueblo de Venezuela, como una gran nación, un solo sentimiento, una sola Patria, son tiempos para la humanidad. Cuidado con los que quieran sacar provecho político de una situación que hasta el momento anda relativamente controlada en nuestro país, pues el objetivo primario es ganar a batalla a la propagación de dicha Pandemia.

.Independencia y Patria Socialista, Viviremos y Venceremos, la derecha fascista, apátrida y los traidores no podrán, ellos mismos señalaron claramente que estamos en guerra, por tanto, nadie niega los problemas, nadie los esconde, se están enfrentando, se buscan siempre opciones, vamos por todo lo nuevo; estamos en el camino correcto y venciendo, somos muchos. Tenemos el reto de seguir defendiendo el Legado del Gigante, de su plan de la patria y lo que es mejor a toda Venezuela. No olvidemos eso. El desafío de EMERGENCIA es frenar el avance de la Pandemia, cumplir la Cuarentena es tarea de todos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 843 veces.



Darwin Solórzano


Visite el perfil de Darwin Solórzano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Coronavirus

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Coronavirus