Plutarco Valles ya se cree alcalde

Ojala y lo eligieran, de repente Barcelona contaría con un gerente sin necesidades financieras, lo que podría hacerlo inmune a la corrupción. Pero esa no es la única condición, un candidato a ese nivel debe estar compenetrado con el pueblo. Lo cual no es de la noche a la mañana, mentir como lo hizo Eduardo Fernández, al dormir una noche en una vivienda de un barrio para aparentar su vinculación con las clases marginales en nada le ayudó.

Al señor Plutarco Valles, le ha dado por ir todas las semanas a un programa radial de una emisora comunitaria para emitir opiniones y dar consejos sobre estilos de vida que lo alejan de la audiencia. Cuando los oyentes se refieren a él, argumentan que está desubicado. Aunque generalmente lo ignoran como si no estuviera en la cabina, siempre se dirigen al conductor del programa. El locutor intentando vender la imagen del empresario como alguien popular lo llama “Pluto” el diminutivo de Plutarco que a la gente no le dice nada.

El señor Valles con los precios que tienen los servicios funerarios de su compañía está completamente alejado de los sectores populares, claro es su negocio y forma de vida, pero esas comparaciones de precio que hace con otros países, las hace sin tomar en cuenta el salario mínimo de los venezolanos. Interesante que personas como él se lancen al ruedo político y no se dediquen solamente a criticar, en ese mismo programa se queja de sus viajes en aviones comerciales desde Miami, mientras personas cercanas al poder manifiesta lo hacen en aviones privados, olvidando que dice ser dueño de la funeraria más grande de Estados Unidos y propietario de otras en Caracas, Maturín y Barcelona.

Si realmente no se retira, porque no tiene cara de ir contra la corriente, debe hacer varias cosas entre ellas evitar que su especie de asistente, ahora dueño de una empresa textil no participe ni en campaña ni en pre campaña, porque alejaría a todo el mundo, ese caballero actúa como un caporal que detrás de una ropa bien planchada esconde a un guapetón de barrio. Debe buscarse mejores promotores, el profesor jubilado a quien le creó una fundación de defensa a los difuntos, no le dé más responsabilidad pues no sabe proyectarlo, además habla con la gente como si fuera Presidente de La Republica, es demasiado engreído carente de la mínima humildad a pesar de los orígenes de donde proviene.

Plutarco debe dejar de creerse poseedor de la verdad absoluta por ser un empresario triunfador, porque de no haber recibido lo que su padre le dejó, tal vez otro gallo cantaría. Debe recordar que así como Anzoátegui es un estado estratégico, la alcaldía de Barcelona está revestida de mucha importancia y desde ya son muchas las personas deseosas de ponerles la mano. En donde si no debe equivocarse es en el nombramiento de su asesor, sin duda alguna debe ser David De Lima, quien desde atrás supo darle la victoria a Guillermo Martínez, alcalde anterior de Barcelona, por lo demás su gran amistad con el ex gobernador desde los tiempos que De Lima tenía un programa radial los hará trabajar en perfecta armonía.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 419 veces.



Claudio Schiveci

Exdirigente juvenil en el Liceo Cajigal de Barcelona, Cofundador de la revista Horizonte, redactor de la revista cultural Candilejas. Columnista en los diarios El Metropolitano, La Nueva Prensa de Oriente y Diario Impacto en Anzoátegui.

 claudioschiveci@gmail.com

Visite el perfil de Claudio Schiveci para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Claudio Schiveci

Claudio Schiveci

Más artículos de este autor