El 4F-1992 como un rabito de guaripete

"Por ahora los objetivos que nos planteamos no han sido logrados"

Hugo Chávez

Desde este 4 de febrero, he tenido la oportunidad más no la dicha, de leer artículos y notas reconociendo el significado del 4F-1992 en la vida política de Venezuela. Con la excepción del artículo de Patricio Silva, los otros me sonaron a pura propaganda con mucho fanatismo. No hay necesidad de volverse un fanático del 4-F. Una cosa es entender que el 4F-1992 produjo una ruptura y otra total o distinta por ahora, es suponer que esta ruptura se ha sostenido en el tiempo y que la situación de hoy (con guerra o sin guerra) es felizmente hija de ese 4F. https://www.aporrea.org/ideologia/a286797.html

La crisis política en Venezuela venía andando bajo la batuta del bipartidismo adeco copeyano. El 4F fue una reacción contra todo eso que el bipartidismo había consolidado. Una reacción contra la corrupción, contra la falsa democracia representativa y contra todas las consecuencias que esa democracia (Pobreza, miseria, dependencia, autoritarismo) pudo haber generado en todo su desarrollo.

Vimos después del 4-F un país muy activo políticamente y todo esa actividad produjo un juramento, que decretaba la muerte de la constitución de 1961 a través de un proceso constituyente que venía de este 4F. No puede negarse, que este proceso fue un gran paso en el quiebre o la posibilidad de romper definitivamente con la historia anterior. Nos dimos una constitución con un conjuntos de principios y procedimientos que podían sostener el modelo democrático que se ofrecía. Sólo preciso uno, porque pudo haber tenido sentido para el modelo democrático que se proponía. Efectivamente el mecanismo del referéndum y de consultas era como la sabia o sangre de esta propuesta. Una manera de evitarnos repetir los errores (corrupción por ejemplo) de la democracia pasada. Si juzgo el 4-F por la manera como se engavetó este dispositivo constitucional, poco significado queda. Si juzgo (con guerra o sin guerra) que la participación protagónica es lo más significado de esta propuesta constituyente, no hay mucho significado que verle hoy al 4F. Retumba hoy muy lamentablemente, esa evaluación oportuna y necesaria que soltó Chávez: Por ahora

Pero podemos ver el 4-F hoy a la luz del significado de tener un presidente obrero, como uno oye. Traemos en las espalda, la historia de las detenciones arbitrarias a dirigentes de izquierdas y suponíamos (o suponía yo) que esta historia ya pasó y se quedó allá. No parece así. Mientras un tipo se auto juramentó como presidente de Venezuela y secuestro o tiene en una especie de comodato, bienes del Estado venezolano, vemos que ese tipo goza de plena y total libertad.

No puedo suponer hoy, que esa ruptura se ha mantenido. Pensando en la plena y total libertad de la cual goza el otro presidente de Venezuela y la detención de Jesús Guevara en Guayana, porque estuvo al frente de una jornada para pegar un afiche que reclamaba un SALARIO DIGNO. No puedo creer en esta ruptura o en un 4F telúrico, como también se le califica.

Alguien dijo por ahí, que "gracias a que se dio 4-F el pueblo vio que se puede gobernar para el pueblo, el pueblo vio los logros más grandes en su historia de gobierno. Logros que en medio de una Guerra Económica e Imperial sin parangón, sostiene Nicolás Maduro Moros" https://www.aporrea.org/ideologia/a286802.html (subrayado es mio)

No ha sido sólo Jesús Guevara. Después de una asamblea realizada en la Refinería El Palito, con la finalidad de analizar cómo el gobierno que nos dimos después del 4F, viene colocándole muros a los beneficios contenidos en contratos colectivos, los promotores de esa asamblea (Marcos Sabariego y Gil Mújica), creyéndose tal vez, que esto de democracia protagónica era cierto, fueron detenidos y se ganaron una calificación de despido. El acoso y persecución a trabajadores reclamando salarios dignos, es como un dato que pone en duda el significado hoy del 4F-1992.

Estamos a un paso de tener en la revolución de Maduro a los ya desaparecidos cabilleros de AD. La Dignificación de la vida, que pudo ser la frase mágica de ese telúrico 4f-1992, se nos ha vendo volteando. Hoy ese 4-F, es como el rabito de guaripete que se regeneró. "Nace" o va saliendo este nuevo rabito con el ADN de la IV.

Un democracia protagónica pudo resultar en un colorido juego de actores políticos y la llamada polarización, es algo más feo y menos digno, que el bipartidismo adeco copeyano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 495 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a286848.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO